Mujer, voto y literatura, por Jesús Javier Corpas Mauleón

                         

Un 8 de marzo de 1924 el marqués de Estella establece mediante varios decretos, por primera vez en España, el derecho de las mujeres a elegir y ser elegidas. Será a partir de los 23 años, como los hombres. Como consecuencia, participan en los comicios y llegan las primeras alcaldesas, media docena. Por comparar con otras naciones europeas, Francia espera para permitirlo hasta 1944, Italia al 45, 62 Mónaco, y Liechtenstein no lo llevará a efecto hasta el 84. En el plebiscito español de 1926 se inauguran las interventoras de mesa.

El 11 de octubre de 1927 marca un hito, al ocupar escaño en el Congreso, entonces Asamblea Nacional Consultiva, trece señoras señorías. Ese día se da la histórica intervención de Concepción Loring, como pionera en esa cámara.

También con ese régimen es propuesta para la Academia de la Lengua Española la primera dama. Se trata de Concha Espina, poeta, novelista y dramaturga; así mismo candidata al Nobel de Literatura en tres ocasiones, aunque sin obtenerlo por un solo voto pese a ser nominada por grandes de veinticinco países. Entre ellos dos Nobel, Jacinto Benavente y el navarro Santiago Ramón y Cajal, e ilustres escritores como Dámaso Alonso o Gerardo Diego. En 1927 Concha recibió el Premio Nacional de Literatura.

El sufragio se retrotrae a la situación anterior a Primo de Rivera cuando en enero de 1930 dimite el general. En tanto abolen sus leyes, se apresuran a borrar a las mujeres del censo, así ya no participarán en las elecciones municipales de 1931, que a la postre traen la segunda república.

Para recuperar el voto femenino tendrá que luchar Clara Campoamor contra la izquierda que se opone por boca de las diputadas socialistas Nelken y Kent o sus correligionarios Noboa y Ayuso. Estos alegan que «el histerismo impide votar a la mujer hasta la menopausia» (sic). Azaña hizo un chistecito ante el debate: «Solo hay tres mujeres en el Congreso y ni por casualidad pueden ponerse de acuerdo» (sic). Amplió la broma de el diario «progresista» La Voz preguntándose «si esto pasa con tres, qué sería de España si hubiera cincuenta» (sic). Ante la aprobación, 161 a 121, el dirigente del PSOE Indalecio Prieto formó un alboroto en la cámara y abandonó el hemiciclo gritando «se ha dado una puñalada trapera a la república». Aún hubo otro intento socialista con una moción para al menos retrasar dicho acceso a las urnas hasta los 45 años. También fue derrotada (131 frente a 127) por lo que vuelve la participación femenina en un escrutinio al término de 1933. Durante la guerra, Concha Espina tiene que permanecer escondida hasta la entrada de las Brigadas de Navarra en Santander. Recibirá en 1950 la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo, así como diversos homenajes con monumentos y calles.

No obstante, para que la mujer llegue a alcaldía de una capital habrá de esperar hasta 1969, cuando la ingeniera industrial Pilar Careaga, que ya había desempeñado otros cargos de altura en el Movimiento, asuma la de Bilbao. El 1977 sufriría un atentado de la banda separatista ETA que le dejó graves secuelas de las que fallecerá a los pocos años.

En el Día de la Mujer, escribo este artículo en memoria de mi madre, Celia Mauleón Osés, cuya fotografía adjunto. Fue Diplomada en Ciencias de la Educación, número uno de la oposiciones de Magisterio, alumna en la Complutense madrileña de literatos como Dámaso Alonso o Camón Aznar, licenciada en Filología Románica, Titulada Superior de idiomas. Como profesora en los colegios Nuestra Señora del Puy, Santa Ana y Escuela de Formación Profesional dio clase a miles de estellicas.

Jesús Javier Corpas Mauleón

Un comentario en “Mujer, voto y literatura, por Jesús Javier Corpas Mauleón

  1. Un excelente artículo!! La mujer en España siempre ha hecho gala de su inteligencia y profesionalidad . Para muchas,ser madres ha sido un orgullo, una profesiòn, que han sabido llevar con valentía y sacrificio!! Siempre, orgullosa de ser mujer!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s