El arte contemporáneo del Museo de Navarra visita catorce localidades de la Comunidad Foral

La consejera Esnaola ha inaugurado hoy en Zubieta la exposición simultánea y multisede “Catorce más allá”, que tendrá lugar hasta el 17 de enero

La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, ha presentado hoy la muestra temporal ‘Catorce más allá’, que lleva catorce obras de arte contemporáneo del Museo de Navarra a sendos centros museísticos de la Comunidad Foral hasta el 17 de enero de 2023. La iniciativa se enmarca dentro de los actos conmemorativos de los Encuentros de Pamplona 1972-2022 / Iruñeko 72-22 Topaketak.

Se trata de piezas de reciente creación (entre 2003 y 2020), adquiridas en 2020 por el Museo de Navarra para su colección. Son, además, disciplinas poco presentes en la institución, como la vídeo creación o la instalación performática, entre otras.

La presentación de esta exposición simultánea y multisede, organizada por el Servicio de Museos de la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana, ha tenido lugar en el Ecomuseo Zubietako Errota-Molino de Zubieta, donde se acoge la pieza “El mismo calor” de la artista June Crespo.

Desde la organización han explicado que “el proyecto propone un viaje artístico y cultural a lo largo y ancho de Navarra, que sin duda alguna invitará a quienes se animen al descubrimiento, a la reflexión y el disfrute. Y propicia, asimismo, un diálogo cultural con los fondos de los centros que acogen las diferentes obras”.

Espacios de la muestra

Las obras pueden verse, además de en Zubieta, en espacios como el Museo de Castejón, que muestra la propuesta Decimocuarta estación, de Greta Alfaro; la Fundación Museo Jorge Oteiza Fundazio Museoa (Alzuza), con la pieza NLB, de Lorea Alfaro; el Museo del Carlismo (Estella-Lizarra), con Turba, de Patxi Araujo; el Museo Etnográfico del Reino de Pamplona (Arteta), con Interior, de Alfonso Ascunce.

También en el Museo y Yacimiento arqueológico Las Eretas de Berbinzana, con Donde habita el recuerdo, de Clemente Bernad; la Casa-Museo Julián Gayarre (Roncal / Erronkari), con Totem, de Miren Doiz; el Museo Muñoz Sola de Arte Moderno (Tudela), con El nadador, de Fermín Jiménez Landa; el Centro Henri Lenaerts (Irurre), con Me confunde todo pero sobre todo me confunde el mar, de Elba Martínez; el Museo del Monasterio de Tulebras, con Es posible que la Tierra quisiera ser como antes de que existiera, de Amaia Molinet.

Por su parte, el Museo Gustavo de Maeztu (Estella-Lizarra) acoge la muestra Cuando los sueños van a los ojos y susurran caricias de mares agitados, de Angela Moreno; el Museo de Navarra (Pamplona / Iruña), con Cuadro 1, de Alicia Osés; el Museo Universidad de Navarra también en Pamplona, con El cuerpo se hizo pantalla o las imágenes no caen del cielo, de Txuspo Poyo; y el Museo castillo de Javier, con Pamplona-Iruñea, de Teresa Sabaté.

Las obras

Entre las obras hay cuatro vídeo creaciones: «Decimocuarta estación», de Greta Alfaro (2019); «NLB», de Lorea Alfaro (2019); «Me confunde todo, pero sobre todo me confunde el mar», de Elba Martínez (2007-2020); y «El cuerpo se hizo pantalla o las imágenes no caen del cielo», de Txuspo Poyo (2020).

También hay se muestran tres pinturas: «Interior» (óleo sobre lona), realizada en 2019 por Alfonso Ascunce; «Cuadro 1» (óleo sobre lienzo), obra de 2011 de Alicia Osés; y «Pamplona-Iruñea» (hilo y pintura sobre lienzo) de Teresa Sabaté, confeccionada en 2016.

En el campo de la escultura, se exhiben las obras “Mismo calor” de June Crespo (2018) y «Totem» de Miren Doiz (2020). A ellas se unen las obras de Angela Moreno «Cuando los sueños van a los ojos y susurran caricias de mares agitados» (tejido, dibujo y grabado) realizada en 2020 y la obra de Fermín Jiménez Landa «El nadador» (5 fotografías y un vídeo de 8 minutos y 54 segundos) realizada en 2013.

El programa se completa con la serie de seis fotografías «Donde habita el recuerdo», de Clemente Bernad (2004-2005), y el trabajo «Es posible que la Tierra quisiera ser como antes de que existiera», de Amaia Molinet (2017). A ellas se añade la instalación performática «Turba», realizada en 2014 por Patxi Araujo.

Encuentros 72-22

La exhibición se enmarca dentro de los actos de celebración del 50 aniversario de los Encuentros de Arte de Pamplona 1972. Según explica el Museo de Navarra, se trató de “el hito más vanguardista de nuestra historia cultural reciente”. Por eso la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana “quiere impregnar de su espíritu las actividades y programación de estos últimos meses de 2022, extendiéndolo por el territorio de la Comunidad Foral”.

“En 1972, los Encuentros dieron la vuelta al sistema del arte al que una ciudad alejada de la vanguardia estaba acostumbrada”, detallan. “Se llenó de las creaciones y acciones artísticas más actuales, que además tuvieron lugar fuera de sus espacios canónicos, salieron y tomaron las calles. Cincuenta años más tarde, siguen siendo necesarios los encuentros entre el público y las obras, entre las creaciones más recientes y nuestro extraordinario acervo patrimonial”.

Ahora, en 2022, a lo largo de Navarra se va a poder disfrutar de algunas de las creaciones más actuales del actual panorama artístico foral.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s