Ni dios ni patria ni rey, me cago en todo, por Félix Goikotxeta

Patria solo la mía y no me dejan tenerla. Me la robaron, me hicieron analfabeto y encima lo niegan, pero esto, para otro día. Su Dios imaginario les castigará por ello y yo, aunque ese ser no exista, estaré a su lado descojonándome con una cerveza bien fría mientras ellos arden en el infierno de los negacionistas.

Me he vuelto incrédulo a tiempo parcial, o lo que es lo mismo, me creo lo que me da la gana y me he quitao de las izquierdas.

Total eso de ser de izquierdas o de derechas es una chorrada que se decidió casi a suertes. El motivo no fué otro que una disputa en la Francia de 1789 en una votación que no me voy a alargar en explicar ( la leéis en wikipedia como yo) que presidía uno de los Luises que reinó Francia. El Clero y la nobleza se sentaron a la derecha del monarca y la burguesía y  los representantes del pueblo llano a la izquierda del presidente. Los primeros representaban a la monarquía y aristocracia y los segundos a la república y los derechos civiles y sociales. Después la burguesía fue fichada por el clero y la aristocracia y así comenzó la división de la izquierda que aún sigue.

Con todo esto he aprendido que ser de izquierdas o derechas depende de en el sitio en te encuentres en ese momento, en la cuna que nazcas serás pobre o rico, que no existe la meritocracia y que no hay que significarse «porque luego la gente habla mucho y a nadie le importa nada»

Y así la gente va desapareciendo. Los comentarios antifascistas suenan mal en las redes. Los medios de comunicación acojonan y acongojan a los partidos políticos y sindicatos que no se atreven a sacar a la gente a la calle a protestar ante las injusticias sociales y laborales que el pueblo soporta como buenamente puede en las vergonzosas colas del hambre a las que van los subvencionados mantenidos de las bondades de una supuesta izquierda.

 No salgamos a la calle a protestar para recuperar derechos robados o conseguir los que faltan, como hacen en países salvajes como  Francia,  no  vaya a ser que se queme algún contenedor y los de OK Diario y Ferreras nos tachen de terroristas callejeros. Es mejor que el pueblo sufra, que pague la crisis que ellos provocan, que se planteen golpes de estado a la democracia en los medios de comunicación, policía, judicatura etc…

Si alguna ley por casualidad beneficia al o la obrera, se impugna y los jueces la afinan y la ponen en su sitio. Para eso los nombraron los representantes del verdadero poder, LOS DE ARRIBA. Porque no mandan las derechas ni las izquierdas, mandan los de arriba y los de abajo obedecemos. Y punto, y seguido, como así ha sido siempre.

Ya lo decían Epi y Blas, arriba y abajo, cerca o lejos. Nunca dijeron izquierda o derecha. ¿Y quién soy yo para llevarles la contraria?  ¿Que un kilo de naranjas vale un 880% más en un hipermercado que lo que se le paga al agricultor? pues los de arriba dicen que eso «es bien» y los de abajo a tragar. Y si sale una ministra diciendo que va a poner una cesta de compra con veinte o treinta productos básicos y que no se encarezcan más de lo que están y a su vez no pierdan más los productores, sale una compañera suya que supuestamente debería defender a los de abajo diciendo que se calle.

Así que los de abajo estamos siempre sometidos por los de arriba, porque tienen el poder suficiente para comprar a los que supuestamente deben defender a los  de abajo, y meten a gentuza o lobos disfrazados de cordero entre los de abajo para que nunca los de abajo lleguemos ni a la mitad con la excusa de que si los ricos son más ricos, más sobras nos podrán echar al plato.

Por eso ni izquierdas ni derechas, sólo derechos, porque los derechos no se mendigan, se tienen solo por ser, y si te los quitan se, conquistan.

Porque la crisis la pasamos los que votamos a la izquierda y a la derecha extrema y extrema derecha, pero somos los y las de abajo los que la sufrimos y los de arriba las que se enriquecen con guerras absurdas patrocinadas por los de siempre, que los de arriba no se ponen colorados en subir los gastos en armamento militar un 2% cada año, pero se ponen muy estupendos si hay que congelar el precio del litro de leche o  de las manzanas para que los niños y niñas puedan llevar a la cole una, en vez de un bollicao que sale más barato.

Eso sí. los representantes de los de arriba, la derecha extrema, dicen que bajar los precios de la electricidad no les parece mal pero que van a votar en contra. Que les parece mejor premiar al que menos electricidad consuma. Esto significa que si consigues pasar el invierno sin morirte de frío, sin poner la calefacción, comiendo la sopa fría, el presidente de Iberdrola te podrá llamar tonto, pero te premiará con unos céntimos menos. Qué suerte van a tener los de la Cañada Real este año. Llevan dos años sin electricidad, imaginaros la pasta que les van a dar a esos mantenidos subvencionados.

En fin, Gibraltar español y mucho español, la reina madre la casca y tres días de luto, las fábricas de Ginebra en Reino Unido en EREs y nosotros preocupándonos de comer o calentarnos en invierno. A veces los de abajo somos demasiado egoístas.

Félix Goikotxeta Vega

POEMA DE JUAN ANDRÉS PASTOR ALMENDROS

SIN CORTINAS

A la vida hay que encontrarle

un sentido y no una dirección.

Si mientras tanto descubrimos colores

seremos emoción y latido, emoción y latido acompasado.

No hay otro secreto que merezca alegría.

La vida es una calle sin buzones

a la que hay que poner números nuevos.

Eliges residencia:

a un lado los impares (soledades)

al otro, compañías, (pares sueltos).

Siempre habrá quien nos mire

detrás de las cortinas.

Libro «La soledad de la alegría».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s