Afapna y Csif no descartan nuevas movilizaciones de protesta en la plantilla de la Policía Municipal

Así lo aseguran en el comunicado que Estella Noticias reproduce a continuación, y en el que aseguran que existe un ambiente de represalia sistemática por parte del equipo de gobierno.

Se cumple un año de las movilizaciones que sacaron a la calle a la plantilla de Policía Municipal de Estella para reclamar algo que por ley les correspondía y que a regañadientes tuvo que aplicar el equipo de gobierno municipal, eso sí, a su manera y dejándose por el camino algunos detalles importantes como la retroactividad del nuevo régimen retributivo, recientemente reconocida por el Tribunal Administrativo de Navarra y recurrido por el Ayuntamiento al Juzgado de lo Contencioso.

Esa es la línea que ha emprendido el equipo de gobierno municipal contra los trabajadores del departamento, la de denegar sistemáticamente cualquier solicitud que provenga de este colectivo, independientemente de los argumentos expuestos, o de la obligación legal que tenga de hacerlo. Práctica por defecto el silencio administrativo con decenas de instancias presentadas por los trabajadores, obviando la obligación que tiene la administración de contestar y evita dar cumplimiento a cualquier punto del convenio que beneficie a los trabajadores del área de Policía denegando, casi siempre con su silencio, solicitudes de conciliación familiar, cómputo de horas dedicadas a formación o recorta la compensación de los gastos en la preparación física, separándose del criterio de años anteriores sin justificación alguna.

Todo ello aderezado con una falta de transparencia endémica, ocultando la información que solicitan los representantes sindicales para poder valorar si existe discriminación con otros departamentos. Cualquier excusa es buena, para evitar que los trabajadores de Policía Municipal puedan disfrutar de los beneficios que por convenio o por precepto legal tengan reconocidos, lo que hace que los tengan que reclamar mediante numerosos recursos.

No menos grave resulta el incumplimiento del convenio y del propio estatuto de los trabajadores en cuanto al calendario laboral del departamento, que este año como novedad, directamente no existe. Ni se ha consensuado con la representación sindical, ni se ha aprobado en tiempo y forma (diciembre), tal como recoge el convenio, y a punto de entrar en febrero los trabajadores desconocen si podrán disfrutar de vacaciones y cuando. Entre tanto se deniegan por defecto y sin justificación todas las vacaciones solicitadas para 2022. Todo esto con la connivencia del Jefe de Policía, que parece haber olvidado a qué colectivo pertenece e incluso su pasado como representante sindical, redactando instrucciones que vulneran flagrantemente los derechos de los trabajadores.

Así, en un ambiente de represalia sistemática por parte del equipo de gobierno contra este colectivo es como desarrollan su labor los Policías Municipales de Estella, cuyo único anhelo es poder trabajar con profesionalidad y en condiciones de normalidad con la administración para la que trabajan. No podemos cerrar este balance sin recordar que el Ayuntamiento sigue sin dar respuesta a las principales y más importantes reivindicaciones de los Policías, que afectan directamente al servicio, a la seguridad y en consecuencia al ciudadano, y es que no se vislumbra movimiento alguno para cubrir las vacantes existentes mientras la plantilla decrece año a año.

Se discrimina retributivamente a los auxiliares, a pesar de que realizan idénticas funciones, provocando su marcha o haciendo de Estella un destino poco atractivo. Sigue incumpliéndose el servicio mínimo de 3 Policías en multitud de turnos, a pesar de que hay personal dispuesto a cubrir esos servicios, y se ponen constantes trabas en la renovación o sustitución de medios materiales de dotación. Queda patente que la seguridad en las calles de Estella no es una prioridad para este Ayuntamiento.

Todos estos asuntos, han sido denunciados en la comisión paritaria entre personal y ayuntamiento celebrada el pasado miércoles 26 de enero, la cuál según convenio debería celebrarse cada mes, y que tras muchas evasivas se ha podido celebrar 9 meses después de la última, y reflejando la falta de interés de este equipo de gobierno en escuchar y buscar soluciones a los problemas de sus trabajadores. Ante este panorama, los trabajadores del área de Policía no descartan volver a movilizarse para visibilizar lo que consideran claras represalias por las movilizaciones que tuvieron lugar hace un año, y denunciar el ataque directo al servicio y a sus condiciones laborales.

Los representantes de personal en el Ayuntamiento de Estella-Lizarra pertenecientes a los sindicatos AFAPNA y CSIF

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s