Nadie sabe nada, por José Félix Sánchez-Satrústegui

Un profundo nihilismo (del latín “nihil”, nada), más etimológico  que filosófico, se ha apoderado de la cúpula del PP. Una referencia lejana, el sofista Gorgias, afirmaba que “nada existe, si algo existe no es cognoscible por el hombre; si fuese cognoscible, no sería comunicable”. M. Rajoy, que aprendió filosofía en el Marca, ha decidido que los papeles de Bárcenas no son cognoscibles y M. Rajoy, tampoco. Sin embargo, él hace de lo comunicable algo ininteligible, por ejemplo: “Haré todo lo que pueda y un poco más de lo que pueda si es que eso es posible, y haré todo lo posible e incluso lo imposible si también lo imposible es posible”. “It´s very difficult todo esto”.

Más allá de Nietzsche y Heidegger, los antecedentes históricos del nihilismo habría que buscarlos en la escuela cínica de Antístenes y Diógenes. En el actual, hay que hacerlo en la escuela cínica de Aznar y sus apóstoles.

Nadie sabe nada en el PP. El programa humorístico del mismo nombre en la SER produce risa; este, en cambio, provoca asco. Nos roban y nos toman por gilipollas. Mientras Bárcenas llenaba la caja B Aznar, Rajoy y sus secuaces paseaban, metafísicamente, por Babia. Por si acaso, en su declaración se ocultaron tras una máscara quienes cada vez tienen más cara (disculpadme el calambur).

El cinismo pasó de ser una insolencia plebeya a la prepotencia señorial que supone en la actualidad (Sloterdijk). Cínicos son los grupos de poder mediático, político, económico y judicial (casposo sistema de castas) junto a una opinión pública de moral hipócrita.

Me siento orgulloso de estar en el lado malo de la historia si eso supone situarse enfrente de los que, como Isabel Díaz Ayuso (IDA) y su asesor, el dóberman Miguel Ángel Rodríguez (MAR), están en el bueno. Soy socialcomunista, lo fui incluso cuando los repartidores de carnés de pureza ideológica pretendieron negármelo. Lo soy por convicción y por el ejemplo de aquellos que aspiraban a terminar con la España arcaica y desterrar la desigualdad, aquellos que combatieron por la democracia, contra el fascismo.

Es reprobable y contraproducente que se llame fascista a cualquiera que piense distinto. Esa generalización banaliza el término que debe señalar a quienes defienden tal doctrina autoritaria y asesina. Ahora bien, si te llaman fascista porque hablas como tal, te comportas como tal y tu ideología es esa, entonces eres fascista, y estás en el lado bueno de la historia. Peor aún que la generalización de la palabra es la universalización de la cosa. Podemos rebautizarlo como neofascismo, autoritarismo posdemocrático o trumpismo castizo, por diferenciarlo de aquel y adaptarlo a los tiempos.

Los poderes fácticos y los eternos (todos, casualmente, de mayoría facha) siguen a lo suyo. El feliz concubinato del rey demérito con el poder económico, en ilegal régimen de gananciales, ha producido enormes ingresos para ambas partes.

La lista de condenados por cualquier tipo de modalidad injuriosa contra la monarquía es larga. La de injurias del “presunto” rey chorizo (que es posible que aún choricee, conjugado así, en “presunto” de subjuntivo) al pueblo español será mucho más larga que aquella (al menos, en ceros precedidos de un número distinto de cero, y positivo), pero su blindaje impedirá que se le juzgue. Que el PSOE se una a Vox y PP para impedir la comisión de investigación en el Congreso es una actitud cobarde por mucho que se intente disfrazar de sentido de Estado y defensa de las instituciones. Quien más las atacó, incluida la que él representaba, fue el propio Juan Carlos. Que Pedro Sánchez pregunte a sus bases.

Se archiva la investigación sobre el chat del grupo de exmilitares en el que se instaba a fusilar a 20 millones de españoles y dar un golpe de Estado contra el Gobierno. Ciudadanos de Uniforme, un colectivo de militares demócratas que lucha por la libertad política y sindical de las FF.AA., denuncia la presencia de militares en activo relacionados con organizaciones neonazis, chats mostrando su respaldo a los mensajes golpistas y saludos nazis entre soldados que cantan una letrilla de la División Azul. Solicitan investigaciones internas sobre grupos ultraderechistas infiltrados que fomentan el odio. Un coronel del Estado Mayor, presidente de la ultra asociación Tercios Viejos españoles, califica al citado colectivo demócrata de “grupo criminal Cobardes de Uniforme”. ¡Lo que tiene que haber ahí metido!, aunque la ministra cierre los ojos.

Los jueces quieren elegirse a ellos mismos e invadir los demás poderes, algo de lo que ya advirtió Montesquieu. La justicia española, para empezar, tiene un problema de reclutamiento, según el jurista Urías. Javier Aroca alerta de la deficiente cultura democrática de nuestros jueces, cuya “ideología supera su preparación”.

La Iglesia Católica española se convirtió en una gran inmobiliaria como recompensa por los servicios prestados a Franco; Aznar le dio un empujón. Inmatricula a destajo lo que no es suyo; y cierra los ojos ante la pederastia en contra de la orden del Papa Francisco.  El teólogo Juan José Tamayo llama “cristoneofascismo” a la actual alianza entre la extrema derecha, el ultraliberalismo y los movimientos cristianos integristas.

Pablo Casado busca piso donde esconder las vergüenzas del PP y los franceses se desparraman por Madrid en busca de turismo cultural, según IDA: recorren sin descanso los museos de la cerveza y el wiski con amplio consumo de las citadas obras de arte.

Campaña sobre campaña y sobre campaña una, la de Madrid. En el modelo social actual la economía y el interés privado dominan sobre la política, y en la política prevalecen los eslóganes. La catadura moral de IDA la demuestra cuando llama “mantenidos subvencionados” a los que forman las colas del hambre. Su ineptitud negligente en las residencias de mayores, la destrucción de la sanidad pública y una política en favor de los ricos desde los tiempos de Gallardón merecen ser derrotadas por el voto de los madrileños. MAR indica el camino de la propaganda y de la mentira para que la presidenta utilice el exabrupto de forma más dañina y no se quede en lo que a su simpleza intelectual le corresponde: “caca, culo, pedo, pis”. Duró poco la aparición estelar de Toni Cantó, ese tramposo de apellido pretérito y actividad en continuo futuro impredecible de subjuntivo.

No corren buenos tiempos para el razonamiento y la templanza. En la Alejandría antigua, a Hipatia, que fomentaba la amistad entre paganos, cristianos y ateos, le tocó vivir en una época en la que los moderados, reflexivos y conciliadores se consideraban demasiado tibios y eran el blanco preferido de las filas cerradas de los exaltados (como cuenta Irene Vallejo en El infinito en un junco). Hipatia fue brutalmente asesinada por ellos. Gabilondo será devorado políticamente por IDA, MAR y el desaire de una sociedad polarizada. Aun así, espero que un acuerdo entre él, Pablo Iglesias y Mónica García eche del gobierno madrileño a la derecha y que no acudan a votar solo los que más tienen y los ilusos partidarios de sus propios opresores. Ayuso (IDA) o libertad.

Las patentes perpetuas crean riqueza para pocos e incertidumbre, enfermedad y muerte para muchos. El mar por el que navegan quienes huyen de la miseria puede cambiar de nombre, pero no de ahogados, siempre los de la misma orilla. El reparto de las vacunas y las víctimas también siguen la ley de la deshumanización y la injusticia social.

Se acaba el mes de abril de deseos republicanos y llega un mayo incierto. El País publicó la última columna de Jorge M. Reverte el día siguiente de su muerte. La tituló Comunistas. Me uno a ese humilde homenaje a todos los que lucharon, en serio, por la libertad. Es importante hacerlo en estos tiempos de destrucción de la memoria (ya el demonio del Fausto de Goethe aspiraba a ello) en los que nadie se acuerda de nada.

José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s