Sobre la lucha por las libertades políticas de GKS, por Ander Mazkiaran

En este artículo trataré de remarcar la importancia de la lucha por las libertades políticas con una perspectiva general. Además, intentaré aclarar la lucha que está llevando GKS en Lizarra para cambiar la ordenanza de limpieza, debido a las acusaciones que vierte el concejal de servicios Jorge Crespo contra GKS.

Las libertades políticas que jurídicamente, a nivel formal, pueden estar amparadas por la democracia liberal, distan mucho de unas libertades políticas reales. La cuestión es cómo y para quién se garantizan esas libertades. Por ejemplo, la libertad de expresión está recogida en los marcos legales. Pero las ideas que pueda expresar el equipo de dirección de La Sexta o las de cualquiera que esté leyendo este artículo no tienen la misma repercusión. Difundir y expresar las ideas para hacerlas llegar a la sociedad, es un derecho que está mediado por el dinero (igual que todos los derechos en la sociedad burguesa: derecho a una vivienda, sí; pero si no puedes pagarla, a la calle). Por lo tanto, aquellos sectores con grandes cantidades de dinero, tienen la capacidad de abrir medios de comunicación, condicionar noticias, pagar enormes campañas publicitarias, comprar anuncios, hacer series, etc. Mientras, la clase trabajadora, desposeída de estos medios, juega en desventaja. Pese a esto, cuando expresiones “anticapitalistas” o que critican el régimen social burgués llegan a tener una alta repercusión, al Estado no le tiembla la mano para callarlos mediante la represión.

Este ejemplo puede extenderse a diferentes aspectos de las libertades políticas. Se puede ver cómo la burguesía y sus partidos políticos tienen unas libertades políticas incomparables a las de los movimientos sociales u organizaciones de clase que actúan fuera del marco del Estado: sedes, tertulias en televisión, campañas electorales millonarias, saltarse el cierre perimetral para hacer actividad política, liberados, etc.

Es cierto que existen ciertos derechos que en otros regímenes políticos como el franquista no existían. Los derechos laborales y políticos se consiguieron mediante la lucha de la clase obrera en anteriores décadas, ligadas al desarrollo del estado de bienestar. De alguna forma, fueron la concesión que hizo la burguesía a ciertas capas de la clase trabajadora y sus expresiones sindicales y políticas, a cambio de una paz social. De todas formas, estas conquistas sociales están desapareciendo. En el ámbito laboral creo que es evidente: muchas de las condiciones laborales de la juventud trabajadora de hoy en día serían inaceptables para las anteriores generaciones. Con el tema de las libertades políticas está pasando lo mismo, con un Estado que tiende hacia el autoritarismo, como ha podido evidenciarse con el COVID.

La democracia liberal funciona perfectamente con una sociedad sumisa y despolitizada. Con una sociedad que vota una vez cada cuatro años y tiene alguna ONG que ayude a paliar las miserias que genera este sistema, pero sin confrontar al sistema. De todas formas, si existen sectores que se conciencian y se organizan con un carácter crítico hacia las instituciones existentes, se encuentran con trabas para ejercer su actividad política y se llega a vulnerar sus libertades políticas. Cuando estos movimientos superan los obstáculos y llegan a convertirse en sujetos de lucha que ponen realmente en cuestión el régimen político burgués, éste opta por la represión directa: cierre de medios de comunicación, ilegalización, etc. A cada paso la máscara de la democracia burguesa se cae para sacar a la luz la dictadura del capital.

Dicho esto, como se ve, la problemática de las libertades políticas es un amplio campo. En el contexto de crisis capitalista en el que vivimos, en el que las desigualdades sociales van a ir aumentando y la ofensiva por parte de la burguesía contra la clase trabajadora aumenta, luchar por unas condiciones adecuadas para la lucha tiene una vital importancia. Por eso desde GKS comenzamos una campaña por las libertades políticas. En este sentido, identificamos que un derecho fundamental, el derecho a informar, reivindicar o denunciar diferentes hechos en la calle, está siendo vulnerado. El último año militantes de varias organizaciones hemos recibido multas por poner carteles y pancartas. Muchas de ellas se han basado en la actual ordenanza de limpieza.

Una vez identificado este problema, que creemos que tiene una fácil solución, nos pusimos en contacto con el responsable del área de servicios, Jorge Crespo, el cual ha compartido hace poco en sus redes sociales unos mensajes en los que nos llama mentirosos. No es la primera vez que lo hace. Nos reunimos con él para trasladarle el problema de las multas basadas en la ordenanza por poner carteles y pancartas, y nos dijo que pensaría en una propuesta. Viendo que pasado el tiempo no había planteado ninguna propuesta, decidimos plantear nosotros una, proponiendo la modificación de dos artículos de la ordenanza, para que poner carteles y pancartas en la calle no sea objeto de sanción. Nos invitaron a la reunión de servicios, y aunque algunos grupos políticos compartían que existía un problema, ninguno aceptó nuestra propuesta.

Como bien dice en su mensaje, la ordenanza es de 1993. Desde que yo empecé a trabajar en diferentes colectivos del pueblo, nunca he visto tal cantidad de multas por hacer trabajo político como este último año (Jorge también nos acusó de mentir con esto, ya que él dice que han sido 2). Nosotros esto lo identificamos como una violación de un derecho político fundamental y así lo denunciamos en el último comunicado que sacamos. Se puede estar de acuerdo o no, pero no se nos puede acusar de mentirosos por ello. Animo a Jorge a volver a leer el comunicado, ya que ha denunciado que le acusamos a él de haber violado alegremente nuestros derechos fundamentales. A ver si es capaz de dejar a lado el personalismo y victimismo que tanto le gusta, y entender qué pone. Si realmente no quiere que el área de servicios se utilice políticamente para no permitir la propaganda política, que lo demuestre con hechos y que tome una posición activa y clara por un cambio de ordenanza que no multe a quienes ponen carteles y pancartas.

Mientras la ordenanza no se cambia los colectivos siguen jugándosela bajo la amenaza de la ordenanza cada vez que anuncian con carteles o pancartas dinámicas contra los desahucios, sobre la situación de los refugiados, sobre la okupación, contra la violencia machista, contra el cambio climático, por las libertades políticas, etc. Los partidos políticos tienen que decidir entre si los movimientos sociales pueden poner carteles y pancartas de forma libre en la calle, o tienen que hacerlo con el miedo a ser multados. Es cuestión de voluntad política, y mientras no se cambie, seguiremos denunciando a los responsables de esta situación.

Jorge explica en su mensaje que las mentiras tienen las patas cortas. Por lo tanto, opta por la tergiversación, que parece que tiene las patas más largas y puede llegar más lejos. En su forma de actuar, suele poner constantemente cosas que no hemos dicho en nuestra boca y ataca esas ideas que no hemos dicho. El clásico truco del muñeco de paja. En el corto recorrido que lleva GKS como organización hemos sufrido mucho este fenómeno, gente que opina sobre nosotros basándose en prejuicios o ideas falsas que nos achacan. Pues bien, como las mentiras tienen las patas cortas y aunque la tergiversación las tenga más largas, la verdad termina imponiéndose. Ya veremos si apuestan por garantizar las libertades políticas, o no.

Ander Mazkiaran

2 comentarios en “Sobre la lucha por las libertades políticas de GKS, por Ander Mazkiaran

  1. Me kago encima de ti Javier! Hasta que exista la propiedad privada seguirá existendo la ocupación y la delincuencia (permiteme decirte que eres oligofrénico si los okupas y los lapurras son tus mayores enemigos) . SOZIALISMOA ALA BASAKERIA!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s