Mi ex coronavirus y yo (XXXVIII), por Algarabía. “Manipulación ciudadana”.

 

5000

 

Esta locura nos ha enseñado mucho, yo diría que ha ratificado muchas cosas que ya sabíamos. Cuestiones que son de primero de manipulación, que es eso que están haciendo determinados medios y partidos políticos, que quieren ganar en las redes lo que no les dieron las urnas.

Por hacer un recuerdo de memoria cercana, como decía ayer, los miles de tweet que llenaron todo tipo de redes y que sin ningún tipo de duda, cada una de nosotras compartimos porque como viene de alguien de nuestra absoluta confianza, por qué no le vamos a dar crédito. Aunque tú mires a la calle y veas absoluta normalidad, si alguien en quién confías te manda una foto que coge 100 metros cuadrados y te dice que es de Palencia, pues como que te fías y te crees que lo es.

En mi caso además como no conozco Palencia, pues cuela, el problema es cuando insistentemente te va llegando la misma foto diciendo que es de Marte y claro como no has estado en Marte, también cuela.

Lo peor es que, además hay gente como os contaba en la crónica “Bulos” que se dedica a fabricar todo tipo de mentiras con un fin determinado, en este caso desacreditar todo tipo de medidas que el gobierno tome, sin importar ni los muertos, ni las contagiadas, ni los curados, ni siquiera el futuro.

Esta gentuza miserable cuyo único fin es la desestabilización social y la desacreditación de un gobierno que se enfrenta a la peor situación posible desde la II Guerra Mundial, eso lo dicen hasta ellos, que son los únicos que saben gestionar las crisis, véase el Prestige, el 11M, etc. se pasa 24 horas al día en medios atrapabobos (palabro mío) haciendo pedagogía de escalera.

A esta miserable gentuza, por variar y que no parezca lo mismo, le da igual que se infecte media humanidad si con ello saca rédito político. Ayer se dedicaron a intentar hacernos creer a la sociedad, no que somos unos descerebrados, que hubiesen tenido razón si las imágenes hubieran sido generalizadas en todas las ciudades del país.

El mensaje subliminal como digo, era “véis como este gobierno toma decisiones sin pensar” y nadie se detiene a confirmar la mierda de información que dan, se da por buena y punto y a las que se nos ocurre dudar, se nos tacha de socialcomunistabolivarianas. ¿Cómo osas dudar de las imágenes que siempre se ha dicho que valen más que mil palabras?

Pues no, en este caso las imágenes no valían ni para tomar…..el fresco, hubo gente que se saltó la norma, sí. No sé si 7070 o siete mil multados y setenta detenidos, eso es mucho o poco, supongo que dependerá de quién lo mire y la intención que tenga porque somos 47 millones.

¿Sabéis cuantos niños y niñas hay censados según los últimos datos de 2019 que he encontrado? 7.543.245. Si estuviésemos hablando en términos absolutos y suponiendo que cada una de las 7.000 personas que se saltaron el confinamiento, sólo tenía un hijo o hija, que es probable que tuvieran más, hablaríamos de un 0,0009 de personas que se saltaron las normas.

Así que por favor, comprobemos primero lo que compartimos, ratifiquemos la certeza y veracidad de lo que asumimos como verdad, verdadera, porque el problema de no hacerlo, insisto, es convenceros de que esto ya ha pasado y relajemos las medidas de protección. Esto es una pandemia mundial, o sea de todo el globo terráqueo, del mundo mundial, a ver si así nos queda claro. No os dejéis manipular, de verdad que es muy fácil comprobar la veracidad de las cosas.

El problema de la manipulación y os prometo que es muy fácil, sólo tienes que convencer a cuatro que tengan tirón, o que tengan un altavoz mediático a su servicio 365/24 y que no tengan ningún tipo de escrúpulos por lo que hoy en la misma frase, pueden decir una cosa y su contraria sin ponerse ya no colorados, ni naranja siquiera.

Como os decía el peligro de la manipulación, porque es un peligro, no un problema, es que convenza a la mayoría de la ciudadanía de que esto ya ha pasado, que les hagan olvidar sus muertos, sus enfermos y que como son cosas de Sánchez y su gobierno comunistabolivariano, perdamos el miedo al contagio.

La manipulación de la voluntad de las personas, cuando están confinadas y su mundo se reduce a una caja tonta pagada por los poderes económicos del país, es más fácil si cabe que fuera de la clausura, da igual que se puedan informar a través de las redes. No olvidemos que la mayor parte de la población tenemos una edad considerable, somos de la era analógica y es mucho más cómodo sentarse y que te hablen, volvemos por tanto, a que una imagen vale más que mil palabras.

Estoy por asegurar que hoy en todas las tertulias de los todólogos de este país, van a repetir las imágenes no falsas, sino irrelevantes hasta la extenuación, porque los medios cavernarios se basan en estudios sociológicos que les dicen, que su público cree más en una imagen repetida y comentada una y otra vez, hasta convertir en verdad una mentira (Goebbels ¿os va sonando no?)

Os voy a contar una escena que acabo de presenciar desde mi balcón, dos niñas con su papá vienen a saludar a su amiguito que está en el balcón, padre de las niñas “vamos a aprovechar porque esto lo cortan el día menos pensado, si la gente sigue haciendo barbaridades”, objetivo conseguido.

Igual me he extendido mucho, pero un buen amigo me ha recomendado que hay que repetir y repetir, porque nos va en ello la vida. Y mientras tanto, sumamos un día más y restamos uno para cumplir nuestros deseos, sueños, ganas de dar besos y abrazos, querernos físicamente, acariciarnos, todo eso que ahora es peligroso y está prohibido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s