Mi Coronavirus y yo (XIV), por Algarabía. “Amistad”

cropped-para-face-0.png

Pues hoy toca hablar de cosas importantes como la AMISTAD, esa gran familia acuñada voluntariamente y sin la que es muy, muy difícil vivir, al menos yo. Carmen Martín Gaite en su maravilloso libro “Nubosidad variable” decía que el valor de las personas se mide por la calidad de los amigos o amigas que tiene, bueno ella decía amigos y yo tengo bastantes de sexo masculino, pero la mayoría son mujeres, sois mujeres, valientes, frágiles, guapas, listas, risueñas, ariscas, inteligentes, cariñosas, bordes, pero sois mis AMIGAS y AMIGOS, esos que con un solo mensaje de apoyo, cariño o recuerdo, hacéis que me sienta mejor persona. Por lo tanto, yo valgo un montón jajajajaja.

Para mí la AMISTAD es eso que queda cuando pierdes la esperanza, te invade la tristeza, o se te rompe el corazón, también son las risas tontas, los silencios largos, las gamberradas, los abrazos apretados y espachurrantes, ¡¡¡Ainsss cómo los echo de menos!!! Y las discusiones por cualquier cosa, que al final acaban en una carcajada o en un mohín, o una mirada de esas de “te estoy perdonando la vida y no lo sabes”, pero sí que lo sé, ¿Verdad AMIGA?

Yo tengo una diversidad inmensa de ideologías, procedencia, de siempre, de mucho, de hace muy poco que parece fueran de toda la vida, de compañeros o compañeras de las cuales no me voy a desprender en la vida, de amistades de siempre, de adolescencia, algunas se han ido demasiado pronto, Susana cuánto te echo de menos, lo que hablaríamos por teléfono en esto días, y recordaríamos nuestras andanzas por Cuatro Caminos en aquellos tiempos convulsos de la adolescencia y la hormona en la frente, cuando nos enamorábamos de aquellos imberbes bobalicones que siempre valían menos que nosotras, jajajaja, perdonad chicos, como no me vais a leer no pasa nada y a ti Mercedes que no eras de siempre, pero te convertiste en imprescindible.

Luego estáis las y los de IBYS, reencontrados después de tiempo con una alegría inmensa, mis amistades del Judas, cada una con su forma de entender la amistad y con su forma de demostrar que estáis ahí, para todo, lo bueno, lo malo, como veis es igual que un matrimonio, para lo bueno, lo malo, la salud, la enfermedad……. Mis compañeros y compañeras de CCOO y sin embargo amigos y amigas, os quiero, lo que aprendo cada día de vosotros y vosotras. Y los nuevos, cuánto bien me estáis haciendo con vuestras propuestas, mensajes de aliento, risas ahora virtuales, pero risas al fin y al cabo.

De verdad espero que tanto los y las de siempre, de ahora, del curro, de mañana, virtuales, estéis siempre conmigo en el camino que me queda por recorrer que es mucho y productivo, porque “Pisaremos las calles nuevamente, más temprano que tarde” y todo será mejor que antes, porque nos beberemos la vida a tragos, sin atragantarnos, pero con dedicación y empeño en vivir, VIVIR QUÉ BELLA PALABRA.

Bueno pues un día más y un día menos para abrazarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s