Primer encuentro Maker en Estella-Lizara

cropped-psnnnnn.jpg

El 11 de mayo tuvo lugar en la Casa de la Juventud, María de Vicuña, el “Primer Encuentro Maker” de Estella- Lizarra.
El encuentro se alargó un poco más de lo programado debido a la gran afluencia de público.   Así  desde las 10.00 h de la mañana, en que abrió sus puertas el Encuentro,  hasta las 21.00 h, pasaron por la Casa de la Juventud “María Vicuña” más de mil personas.  Durante el Encuentro hubo charlas , talleres para pequeños y adultos, competiciones y exhibiciones además de  17 stands de  makers y empresas de Navarra, Zaragoza, La Rioja y Bizcaia.
Pudimos ver diseños fantásticos de robots, dispositivos, figuras e impresiones en 3D.
Entre estas cabría destacar el cabezudo de Estella “Robaculeros” escaneado e impreso en 3D por Juan Ocio y Chema Pérez. El cabezudo está replicado a tamaño natural, 1,35 m de altura y 80 cm de diámetro,  realizado en 56 piezas, especialmente para el evento. También admiramos los robots de velocidad, cuadrúpedos, mini-sumo y ya, en otro aspecto más científico, los levitadores ultrasónicos  con los que pudimos experimentar durante todo el evento.

Hubo siete charlas, la presentación del “Espacio Maker de Estella” por Dictel. El grupo de jóvenes del Proyecto Planeta Stem  nos presentaron su LaikaSat; M.Jose Veintemilla nos mostró la importancia de los Makers en la Economía Circular; los Makers de Rioja Futura nos mostraron los Robots de competición, Asier Marzo, de la UPNa nos explicó cómo con ultrasonidos se puede hacer levitar objetos.

Dictel, de la mano de Ángel Martínez, hizo la presentación oficial del “Proyecto Social de Dictel” que va a acometer como asociación aunando esfuerzos. Este proyecto que consiste en diseñar y construir una novedosa incubadora de bajo coste (low cost) para recién nacidos. A este proyecto están invitados tanto empresas, instituciones y particulares que tengan interés en apoyarlo.

A lo largo de todo el día hubo diferentes talleres que tuvieron un gran éxito de público al agotarse las plazas previstas. Entre estos estaba el taller de “Aprendizaje de Escornabots”, (robots muy sencillos para ser programados por niños de 6 a 12 años); el de  “Decoración de Escornabots” donde, una vez aprendida la forma de funcionar del Escornabot, cada pareja decoraba su robot dándole una nueva personalidad para poder diferenciarse unos de otros.  Hubo también dos talleres de “Electrónica y Soldadura”, en el que los talleristas construyeron un llavero en forma de robot al que se le encendían los ojos intermitentemente.
Un precioso taller de “Ingeniería de Papel” a cargo de Susana Fourcade,  en el que peques y mayores hicieron construcciones tridimensionales con sólo con cartulina. Finalmente, se desarrolló un taller en el que fabricaron coches con materiales reciclados.

Durante la mañana y la tarde hubo exhibición de manejo de mini-drones, en la que todo el que quiso traer su aparato pudo probarse a sí mismo intentando hacer las piruetas y salvar las balizas que se prepararon al efecto.

Ya por la tarde llegó el plato fuerte de las Competiciones. Tuvimos la competición de Escornabots,  que consistía en un recorrido que se les pasaba a los participantes en papel y estos tenían que programarlo de memoria en menos de media hora, sin probar previamente. El reto consistía en llegar a la meta con el mínimo tiempo y el máximo de puntos posibles. Hubo un empate entre cuatro equipos y se tuvo que lanzar un segundo reto y resolverlo en 10 minutos. Al final el robot campeón fue “Pegui” de Susana y Samuel González.

Posteriormente hubo un Campeonato de Pincha-globos. Estos son robots que se manejan desde un teléfono móvil. Cada uno de ellos lleva tres globos y un pincho con el que, a modo de torneos medievales, tienen que terminar con los globos del contrario pinchándolos. Fue una competición muy divertida en la que ganó Samuel González.
A continuación se celebró el Campeonato de robots de mini-sumo. Estos son robots, construidos y programados totalmente por los contendientes, con un peso y tamaño limitados, que tienen que sacar de un dojo de 75 centímetros de diámetro al contrincante. Este campeonato ya no fue de niños, sino de jóvenes adultos, en el que el primer robot clasificado fue “Let’s Go” de Ángel Marco de Estella, el segundo fue “Copo”, de Victor Eraso del Rioja-Futura de Calahorra, el tercero “Polonio” de Ciro Arzoz de Ancín, y el cuarto “Destroyerbot” de Enrique Crespo de Logroño
Agradecemos a Laseme (La Asociación de Empresas de la Merindad de Estella) y al la Obra social La Caixa por el patrocinio del “Primer Encuentro Maker” de Estella.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s