Sucedió en Los Arcos: adelanta al coche patrulla a gran velocidad y al ser detenido los forales comprueban que conducía borracho.

Sin título

La Policía Foral ha imputado en los últimos días a trece conductores por delitos relacionados con el tráfico, cinco por tasas de alcoholemia superiores a 0.60 mgr/l, cuatro por conducir habiendo sido privados cautelarmente del permiso por decisión judicial, dos por conducir sin haber obtenido nunca un permiso, uno por circular sin vigencia por pérdida de puntos y otro por conducir con un carné falso. Además se han denunciado a tres personas por conducir bajo los efectos de las drogas.

Uno de los imputados es un vecino de Logroño de 62 años, que adelantó a gran velocidad a un coche patrulla de la Policía Foral en la Autovía del Camino (A-12), término municipal de Los Arcos. Los agentes consiguieron darle alcance y sacarlo de la vía por el peligro que generaba a otros usuarios. En las pruebas de alcoholemia realizadas ofreció una tasa de 0,75 mg/l y fue denunciado por vía administrativa por conducir de forma negligente (200€).

En Añorbe, una patrulla de seguridad vial acudió a un accidente por salida de vía en la NA6013. El conductor del vehículo siniestrado, un vecino de Juslapeña de 31 años, casi cuadruplicaba la tasa máxima establecida por lo que se le imputó un presunto delito contra la seguridad del tráfico. Por triplicar tasa se han imputado a dos conductores. El primero en Lekunberri cuando una patrulla de la comisaría de Alsasua observó una infracción cometida en la A-15 por un vecino de Noáin de 30 años. El segundo en Tudela cuando un vecino de Lorca (Murcia) de 44 años circulaba muy despacio por el carril bici de la NA3010. En ambos casos las patrullas comprobaron que se encontraban influenciados por la ingesta de bebidas alcohólicas por lo que fueron citados para juicio rápido.

Por alcoholemia superior a 0.60 mg/l, se ha imputado en Orkoien un delito contra la seguridad del tráfico a un vecino de San Sebastián de 49 años. Un conductor alertó de la conducción irregular de un vehículo por la A-15 a una patrulla de seguridad ciudadana. Los agentes lo localizaron en la PA-30 y cuando le indicaron que se detuviera en una bolsa de aparcamiento próxima, golpeó a un camión que estaba estacionado. En las pruebas realizadas arrojó una tasa de 1,16 mg/l.

Ocho conductores imputados por conducir sin permiso en vigor

En Pamplona, agentes de seguridad ciudadana observaron una conducción irregular. Al comprobar los datos del conductor, un vecino de la capital navarra de 23 años, se supo que tenía retirado el permiso de conducir por sentencia judicial en vigor, que carecía de permiso por haber perdido la totalidad de los puntos y que no había realizado el curso de reeducación y sensibilización vial. Además ofreció una tasa de 0.56mg/l en las prueba de etilometría por lo que fue denunciado administrativamente (1.000€ y 6 puntos). En Burlada, un vecino de Villava de 48 años y otro de Pamplona de 28, fueron sorprendidos circulando con el permiso retirado por sentencia firme. Las patrullas de la Policía Foral que les dieron el alto, informaron del presunto delito cometido y realizaron las diligencias correspondientes. En Orkoien, una patrulla comprobaba la documentación del conductor de un vehículo, un vecino de Pamplona de 46 años, cuando el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral informó que tenía retirado el permiso por sentencia judicial.

En Yerri, una patrulla de seguridad ciudadana de la comisaría de Estella, sorprendió en un control rutinario a un vecino de 54 años conduciendo sin haber obtenido nunca un permiso que le autorizase. El permiso que utilizaba en su país carecía de validez al ser un documento falso. En Larráun, un vecino de un municipio del valle de Leizarán de 18 años sufría un accidente al salirse de la vía por la que circulaba. Al comprobar su documentación los agentes verificaron que no tenía permiso.

En Tudela agentes de tráfico de la Policía Foral controlaron a un vehículo en la NA-134 (Eje del Ebro), que realizaba una conducción irregular. El conductor, un joven de 23 años natural de Cintruénigo, dio positivo en cocaína y THC por lo que se le realizó una denuncia administrativa (1000€ y 6 puntos). Al comprobar su documentación, la patrulla tuvo conocimiento de que tenía una pérdida de vigencia del permiso de conducir por pérdida total de puntos, por lo que se le imputó un delito contra la seguridad vial, debiendo presentarse próximamente en los juzgados de Tudela para juicio rápido.

Finalmente en Marcilla una patrulla del Grupo de Transportes detuvo a un vecino de Pamplona de 36 años por un delito de falsedad documental. Los hechos se produjeron en un control rutinario que se realizaba en la AP15, cuando dieron el alto a un camión conducido por un súbdito rumano, que presentó un carné falsificado que fue intervenido al carecer de las medidas mínimas de seguridad. Confirmado el delito fue trasladado a la comisaría de Tafalla para pasar a disposición judicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s