Aldabonazo navarro en el corazón de España, por Jesús Javier Corpas Mauleón

cropped-auto-ega-calle-mayor1.jpg

«Si la silueta de Navarra asemeja un águila boca abajo prendida de los Pirineos, Estella cae a la parte del corazón» dejó escrito José María Lacarra. Pues esa águila se posó en el corazón de España.

 Un atardecer de marzo oscurece el Paseo de Prado. Entre dos luces y dos museos se congregan numerosas personas. Y eso que las campanas no repican a fuego. Puede apreciase que su núcleo principal lo forman navarros; empresarios, directivos y jóvenes con ejercicio en Madrid. También se incorpora un servidor. La azafata nos recibe gentil y comprueba nuestros nombres en la lista de invitados. Después nos acompaña al salón de actos. ¿Qué ocurre? Ocurre que se celebra la presentación del Anuario Capital de Economía y Empresa.

El evento arranca cuando toma la palabra Tito Navarro como maestro de ceremonias. Tito, editor de Navarra Capital, da la bienvenida a la asistencia. A continuación, este relaciones públicas agradece a ACUNSA el patrocinio del acto, al ICO su anfitrionazgo y al Círculo de Navarra en Madrid su colaboración, para después dar paso a los intervinientes.

Habla en primer lugar Guillermo Catalán, en representación de ACUNSA. Reseña con un vídeo el moderno centro hospitalario que la Clínica Universidad de Navarra acaba de inaugurar, esta vez no en Pamplona, sino en Madrid. Abunda en los nuevos retos que ello implica.

Miquel Benet, director de Navarra Capital.es, detalla la publicación, con más de doscientas páginas y un amplio directorio incluso con códigos QR, que ya se está distribuyendo a los cuatro millares suscriptores. También glosa en verbo e imagen a los elegidos por la obra como líderes empresariales del año.

Después se hace cargo del micrófono Carmen Vela, Secretaria de Estado para la Innovación del gobierno español, y vicepresidenta del Centro Nacional de Energías Renovables, CENER, creado en 2002 con sede en la ecociudad de Sarriguren. Vela elogia la Clínica Universitaria de Navarra, así como sus nuevas instalaciones madrileñas. Resalta la brillante trayectoria de las industrias navarras y su I+D+I, lo que les permitirá superar el momento presente y afrontar el futuro. Da especial relevancia al puntero sector eólico que supo desarrollar la Comunidad Foral, y a la que aporta una facturación por encima de los seis mil millones de euros con más de sesenta centenares de paisanos ocupados en los aerogeneradores.

A continuación, el presidente del Instituto de Crédito Oficial, Pablo Zalba, sacó pecho con la explicación de los euros que su organismo concedió el pasado año a negocios navarros, ochenta y seis millones, que han permitido mantener seis mil puestos de trabajo en nuestra región.

Cerró las intervenciones Joaquín Villanueva, cabeza del Círculo de Navarra, realizando una crítica al gobierno Barcos.  Villanueva manifestó no tener pelos en la lengua y por ello reafirmar que esa coalición de coaliciones «parte de conceptos erróneos, y así llega siempre a resultados desastrosos» (sic). Citó como ejemplo las abundantes empresas en fuga de Cataluña que se han repartido por otras autonomías, evitando la nuestra, antes polo de atracción.

Por último, los muñidores de Navarra Capital invitaron a un bien abastecido vino español, en cuyos corrillos se departió sobre pulso económico y la actualidad. Para broche, los asistentes fueron despedidos con el obsequio del citado anuario, así como unos detalles culpa de ACUNSA.

Nadie abandonó la nave hasta que la oscuridad hubo tomado posesión del jueves. Ocurría que la asistencia era notable. Ocurría que tuvo mucho interés el evento. Ultimado, como las espadañas no tocaban a fuego, me dirigí hacia una tabernilla de guitarra y bulerías, allá por la Cava Baja.

Jesús Javier Corpas Mauleón
anuario-capital-madrid-1-03-2018-37
En el photocall J. Javier Corpas, Marta Echaide y TitoNavarro

2 comentarios en “Aldabonazo navarro en el corazón de España, por Jesús Javier Corpas Mauleón

    1. “En el centenario de José María Lacarra-Obra dispersa”, ediciones del Gobierno de Navarra, 2009. Ramiro de Maeztu era un grande y con cariño a Estella, pero la frase es de Lacarra. Por otra parte, interesante el darle un aire literario a algo tan árido como pudiera haber sido la presentación de un anuario económico.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s