Y el frío trajo nuevo aceite, por J. Javier Corpas Mauleón

                    

Dicen antiguas consejas que para la Candelaria se debe retirar el Nacimiento. Y yo lo apuro hasta ella, porque el Belén me recuerda Navidades pasadas con quienes queríamos y añoramos.

Sin embargo, enseguida sé de una noticia que yo espero como en mayo la anchoa. Sé que se comienzan a alborotar los trujales. Y su aroma me trae añoranzas de niñez. Veo las olivas nadando en salmuera contenida por el barro de las tinajas. Siento a mi abuelo haciendo que unos humildes huevos se convirtieran en exquisitos merced al aceite. Los llamaba «a la Balaseca», por ese término de Arróniz. Otros, como los olivares del Soto, Garcibar, Escobares o, Fastiga, las viñas de Alocor y Cantraba, la alameda de Guiligorri o los trigales de Santa Cruz, Uncilum y Vigortiga eran patrimoniales de él, un hombre fantástico. Y hacia los Carasoles de Olza, entre el labrantío, el caserío de Mauleón con la ermita de Santa Cecilia.

Como digo, en febrero las almazaras están de buenas nuevas. Con el fresco va a nacer la aromática savia de la vida. El óleo que cuida el cuerpo humano, sublima el paladar y ofrece culto en los templos. Encima de extraído por procedimientos puramente mecánicos, no nos olvidemos que procede del único árbol con trono propio en las procesiones.

Y si en Navarra tenemos aceite óptimo, Arróniz, con su variedad autóctona, ha llevado a quién nos lo da a lo más alto.

Para comprobarlo, suban ustedes hasta el aristocrático barrio de Greca, superen la piedra armera de leones y cadenas para, una vez allá en la cumbre, contemplar el santuario de Mendía. Miren aún más arriba. En su dintel verán el olivo que se negó a ser desamortizado. El arbolito que siguió fiel a su virgen, aun sin huerto, aunque tuviera que enraizar en los sillares. Cualquier fecha es buena, pero si lo hacen el día de la Tostada, les invitarán a ese capricho. Al ámbar verde que atrapó mis recuerdos, y no lo olvidarán jamás. Como yo.

J.Javier Corpas Mauleón, Caballero de Honor de la Oliva

 

 

En las fotografías, Jesús Javier Corpas (con la Encomienda de Caballero de Santiago en la solapa), el escultor Carlos Ciriza (el barbado) y el catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares, escritor y columnista de El Mundo José Antonio Gurpegui (con lentes), son nombrados Caballeros de Honor en 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s