Se acaba 2017 y todo ha ido a peor. Por Félix Goikotxeta.

 f.g.v                              Este mes es el elegido por los medios de comunicación y políticos para hacer balance del año que finaliza. Yo voy a hacer el mío, personal e intransferible y seguro que si lo leo dos veces ni yo esté de acuerdo. Bueno yo sí.

La verdad es que en lo personal no tengo de qué quejarme, tengo la suerte de tener unos inmejorables amigos, muy buena familia y una compañera de vida que es la mejor del mundo. Sin discusiones.

Y sin embargo me escuece la vida en lo general. En lo que supuestamente no me atañe, en lo que me pilla de lejos o de cerca.

Muchos y muchas ya sabéis lo cansino que puedo llegar a ser como algo me parezca injusto, o no me guste. Ni soy juez ni justiciero. Pero me jode el abuso de poder, la manipulación informativa, la politización judicial, la falsa democracia que se vota cada cuatro años y permite que la diferencia entre ricos y pobres aumente como en ningún otro país europeo.

Resulta que unos chavales de Altsasua siguen encarcelados por una riña de bar con unos guardia civiles fuera de servicio y sus parejas. Como sabéis por lo menos van a estar hasta abril del 2018, porque el sistema judicial no puede atender este caso ya que tiene prioridad en liberar a corruptos de la cárcel. Delito de odio dicen, cuando odiar no es delito. Por el contrario los fascistas de extrema derecha campan a sus anchas agrediendo a jóvenes en Valencia, Barcelona, Madrid, Bilbao etc. todo esto al contrario que lo de Altsasu grabado por cámaras de tv, pero los y las juezas y fiscales no se deben de enterar de esto. Tuiteros que se ríen de un ministro dictador a la cárcel y policías que amenazan de muerte a su alcaldesa libres.

Los refugiados y refugiadas siguen desatendidas por los gobiernos, los mismos gobiernos que organizan guerras y hacen que los residentes de esos países escapen de la muerte. Estos mismos gobiernos que hacen leyes que ellos mismos se pasan por el forro del pantalón. Los informativos ya no desplazan reporteros a los campos de refugiados y han pasado a ser un número rojo… de sangre.

Las violaciones y asesinatos a mujeres continúan, una mujer violada en el estado español cada ocho horas. Y las violamos nosotros, y las matamos los hombres. Y meto a todos los hombres sí. Porque miramos a otro lado cuando vemos actitudes machistas, porque le reímos la gracia al macho cabrío de la manada. Y hablando de manadas no me olvido de esa manada de alimañas que violaron a una chica en Iruña, ni me olvido de todos sus amigos de wassap , de esos cachorros que jalean a sus profesores.

¿Qué está pasando en la juventud? ¿Qué está fallando en el sistema educativo? ¿Qué está pasando en la educación familiar? ¿Por qué el 27% de los y las jóvenes entiende como normal la violencia machista en la pareja? ¿Por qué a las agresiones sexuales, estas jóvenes alimañas añaden las grabaciones? ¿Por qué no le es suficiente con la humillación que supone una violación, que sienten la necesidad de mostrar su “trofeo” a todo el mundo? Estos días ha vuelto a ocurrir. Unos jóvenes futbolistas han abusado de una menor de apenas quince años, y claro, como no, lo han grabado. ¿En qué espejo se miran los y las jóvenes?

Y lo que hacemos cuando ocurren estas cosas es llevarnos las manos a la cabeza y pedir pena de muerte para los violadores. Y yo pido, educación en el respeto, más educación desde la igualdad y conciencia feminista, tanto por parte de los hombres, como por parte de las mujeres. No se nace ni machista, ni violador.

En Catalunya un referéndum, el estado español lo convirtió en ilegal, destituyó a un gobierno legítimamente elegido en las urnas y puso al mando del Parlament a un grupo político minoritario en Catalunya. Y todo esto no hubiera sido posible sin la colaboración de los medios de comunicación españoles. Manipulando y tergiversando lo que sucede en Catalunya. En Euskal Herría a muchos y muchas no nos engañan. ¿Os acordáis de eso de “sin armas todo se puede hablar? Pues eso, que seis años hace de que E.T.A. dejó las armas y el gobierno español sigue sin querer hablar. Ya lo dice Xabier Albiól, el gigante xenófobo del PP. “Es legítimo que un partido político sea independentista, lo que no puede es independizarse”.

Venezuela ha desaparecido, Nicolás Maduro ya no se come a los niños y niñas venezolanos. ¿O sí? ¿O solo sacaban los problemas de Venezuela en los medios de información y tertulias televisivas para hacer el trabajo sucio al PP? A Inda y a la sexta ya no les preocupa la situación de Venezuela, ni sus gentes, lo que prueba es que solamente querían tapar los escándalos por corrupción del PP.

Soportamos ídolos de barro, narcisistas y tontolabas. Elegimos presidentes ególatras, mentirosos y machistas. Trump, Maduro, Rajoy, Putin, Erdogan…se venden armas en nombre de la paz,  a príncipes de la guerra, infectados de dinero sucio de petróleo y explotación infantil.

Presos y presas vascas en la cárcel a miles de kilómetros de su casa, condenando así a sus familias a viajar arriesgando sus vidas para verlas. Sacando pecho, cuando dicen que a pesar de haber cumplido su parte de condena, no los liberarán. Enseñándonos su “humanidad” ajustando leyes para que, incluso en fase terminal, no salgan de la cárcel hasta una semana antes de su muerte. Mientras tanto torturadores campan a sus anchas por la España, una, grande y libre de Juan José Padilla, torero español nacionalista, aclamado por los abertzales  sol de Iruña.

Este año no faltan tontos de baba que se auto proclaman como “mejores de la historia” y que son defendidos por gente que justo llega a fin de mes. Malúmas que perrean con canciones machistas y que tanto chicos como chicas entonan y bailan sumisamente.

Por esto y por lo que me dejo, no me da la gana de felicitar las navidades a todo el mundo. Porque no hay nada que celebrar en grupo, y menos en el estado español, donde se recogen treinta mil firmas en la capital del reino del hijo del rey puesto e impuesto por el dictador, en contra del catalán, gallego y euskera, y nadie se manifiesta en contra de los recortes en sanidad, educación y recortes sociales o laborales. Donde los policías piden aumento de sueldo porque “hemos hecho el trabajo de los mossos en Catalunya” midiendo el salario según la intensidad de las hostias que repartan.

Un estado español, en el que las sedes sindicales son lugares donde revisar los finiquitos y consolar a los obreros y obreras, actualmente trabajando en semi esclavitud, en un sálvese quien pueda insolidario. Los dirigentes desayunan con los empresarios y comen grandes mariscadas, mientras los y las obreras tienen que acudir a comedores sociales. “Es lo que hay” o “los y las obreras tienen miedo y no es momento de sacarlos a la calle a pedir sus derechos” son algunas de las frases de dirigentes sindicales, tanto españoles, como de Euskal Herría. Seguramente los franceses, belgas, ingleses, griegos etc. serán unos descerebrados cuando movilizan al movimiento obrero contra reformas laborales o pérdida de derechos.

Bueno, pues lo dicho, felices fiestas a mis amigos, amigas, hermanos y hermanas, y demás familiares. También a los que luchan por algo. Y sobre todo un recuerdo muy especial a mi padre y a mi madre, que seguro me leerán  desde su cielo, junto al Dios en el que ellos creían.

JAI ZORIONTZUAK ETA URTE BERRI ON eta EUSKAL PRESOAK EUSKAL HERRIRA

Félix Goikotxeta Vega

PD Y a mis dos personitas de Iruña, que han añadido un sentido más a nuestra vida. Eskerrik asko Itziar y Aimar. No lo sabéis pero sois de Lizarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s