Memoria histórica, por José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández.

 

 unnamed

El Congreso ha aprobado una proposición no de ley del PSOE para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos entre otras cuestiones. Se pretende cambiar el significado de tal lugar para que deje de ser un santuario de memoria franquista y se convierta en un espacio para la reconciliación.

Independientemente de que podrían plantearse otras opciones para acabar con él o cambiar su significado, el PSOE pretende ahora que, lo que no hizo cuando gobernó, lo lleve a cabo el PP. Es un acto que no sé si calificar de inútil, de ingenuo o de cínico; o todo a la vez. En cualquier caso, bienvenidas sean las ideas para acabar con la ignominia.

El Valle de los Caídos (por Dios y por España) es un monumento monstruoso, producto de la megalomanía del genocida y erigido a su mayor gloria y la de la cruel dictadura que instauró. Gran parte del trabajo de su construcción fue llevado a cabo por presos del régimen a los que se obligaba a trabajar en condiciones durísimas a cambio de reducciones de penas.

La cruz que preside el valle (una enorme “mierda”, según un chiste de Dani Mateo y Wyoming que va a llevarlos ante el juez) no es un símbolo religioso (que ningún católico se deje engañar ni nos quiera engañar) sino del nacionalcatolicismo, cosa muy distinta. La falta de respeto y el insulto radican en que todavía, tantos años después, tengamos que aguantar esa bazofia que exalta un régimen corrupto y asesino junto a la cual los fascistas celebran honores a su líder allí sepultado cuando les viene en gana.

En el entierro de un ex ministro de Franco recientemente fallecido, mientras el ataúd era llevado a hombros por sus allegados, entre los que se encontraba Alberto Ruiz Gallardón, yerno del difunto, algunos asistentes saludaron brazo en alto y cantaron el “Cara al Sol”. Actos de este tipo se repiten con frecuencia. El número dos de Interior acaba de participar en una ofrenda floral en la cruz de los caídos del bando golpista que aún pervive en un pueblo de Córdoba, como en tantos otros sitios, sin que nadie se acuerde de aplicar la ley.

La brutal represión franquista, llevada a cabo casi hasta la muerte misma del dictador, tan intensa y extensa en toda España, también en la Extremadura en la que vivo, en la Navarra en la que nací o en La Mancha en la que fue asesinado mi abuelo materno, un simple zapatero remendón, sigue sin ser repudiada por la derecha de este país; ni siquiera es reconocida.

España no será un país plenamente democrático mientras pueda ensalzarse la dictadura impunemente y no se eliminen sus símbolos de una vez por todas. Tampoco lo será mientras no se enjuicie a los responsables de crímenes contra la humanidad y no se exhumen los restos de los miles de hombres y mujeres que aún permanecen soterrados de cualquier manera en cualquier sitio.

Mantener ese monumento y otros de similar jaez supone un insulto a millones de españoles. La postura de facto de la derecha española en este asunto la vomita con cierta frecuencia Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, con su chulería habitual, cuando, por ejemplo, califica de entretenimiento la búsqueda de familiares desaparecidos o cuando afirma que solo pretenden desenterrarlos si hay subvenciones.

Qué se diría si un representante político se refiriera en términos parecidos a las víctimas del terrorismo y a sus asociaciones. Este individuo, al que nadie de su entorno ideológico critica por tales barbaridades, no solo carece de cualidades democráticas, sino también de muchas humanas.

Mi reconocimiento al esfuerzo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en la búsqueda de desaparecidos, en la demanda de justicia con las víctimas de la represión y el reconocimiento a los que lucharon contra la dictadura y en favor de la República y la democracia.

Les asesinaron el presente, quisieron arrebatarles el futuro, pero no lograrán prohibirles el recuerdo. Frente a la barbarie y la mentira, memoria histórica.

 

José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s