Sentido del humor. Por Javier Miguel Aquerreta

cropped-crossoverkia.jpg

17821298_10212373414396123_258685984_n

Hace poco más de dos años el mundo se sobrecogía con la noticia de que unos esbirros de la sinrazón entraban a tiros en la redacción de una revista de humor francesa llevándose por delante a un montón de gente cuyo único pecado era el de haber incluido entre sus viñetas una caricatura de su profeta principal, algo que a lo que se ve, su dios prohíbe mientras alienta la matanza de infieles para poder llegar a un paraíso lleno de huríes vírgenes (no por mucho rato supongo). El porqué se me hace tan inescrutable como la gran mayoría de los designios de otro dios más cercano que también tuvo una época no demasiado lejana en la que alentaba como el primero la matanza de herejes.

En esta sociedad nuestra tan civilizada ya nadie mata por cosas así. Se supone que tenemos libertad de expresión y el humor es una forma particular de comunicar pensamientos, ideas o simplemente hacernos olvidar mediante la ironía o el sarcasmo que no estamos tan lejos de aquellas ideas. Ahora no se mata al humorista pero si, en determinadas circunstancias y sobre todo cuando no nos gusta el objeto de la chanza se tiende a lapidarlo si no físicamente, si verbalmente o, últimamente de forma judicial.

Los chistes pueden ser más o menos graciosos, más o menos ocurrentes, más o menos respetuosos, pero al final siempre terminan haciendo befa de alguien o de algo. Si ese algo o ese alguien es cercano a nosotros o a nuestras creencias solemos decir que es de mal gusto o que no nos hace ni pizca de gracia.

En mi casa siempre hemos sido un pelín iconoclastas y tendentes al humor ácido, incluso sangrante (nadie es perfecto) y recuerdo que cuando en clase de lengua la profesora preguntó si algún alumno sabría decirle un oxímoron, mi hijo claramente influenciado por mi mal ejemplo dijo “inteligencia militar” ella le recriminó severamente por haber ofendido descaradamente y con solo dos palabras a todo un colectivo dedicado a la defensa de la patria.

Sin querer meterme en jardines peliagudos diría que la mencionada profesora tenía un sentido del humor más restrictivo que el mío, similar incluso al del magistrado que ha condenado a una adicta a dar sus opiniones en las redes sociales por hacer chistes con el atentado que costó la vida a un almirante y presidente del gobierno del anterior régimen.

Si no podemos reírnos de las religiones ni los religiosos; de los políticos y la política de cualquier lado; de los militares o los policías supongo que lo mismo pasará con los médicos, los maestros, los gerentes, los náufragos, los vascos, los catalanes, los andaluces en general y los leperos en particular, los escoceses, los matrimonios, los hombres, las mujeres, los morenos, las rubias, los feos, Jaimito… ¿Dónde termina la lista? ¿Van a decidir los legisladores y los jueces qué es gracioso y qué no? Me preocuparía que así fuese porque para ser un país de larga tradición humorística, muchas veces ácida y sangrante los poderes fácticos que rigen nuestros destinos son más bien tirando a sosos.

Para cerrar mi opinión sobre el tema les diría como aquel ribero al que visitaron los testigos de Jehová, “si no creo en el mío que es el verdadero…”

Javier Miguel Aquerreta Cangas

2 comentarios en “Sentido del humor. Por Javier Miguel Aquerreta

  1. Ahondando en el humor has puesto esa foto. ¿No?.
    Esa foto tiene que estar coloreada porque una de dos…. o es de tu hijo (que me consta que no) o es de cuando la fotografía era en blanco y negro.
    Básicamente estoy de acuerdo contigo aunque, como la propia libertad de expresión, el humor Ha de tener unos límites. ¿Dónde están esos límites? Ahí está la madre del cordero.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s