La vergüenza y el honor se enamoraron. Por Félix Goikotxeta.

                                    txiki

Dicen que un día la vergüenza y honor se conocieron en una orgía de despropósitos, se enamoraron y fueron desterrados por la jueza doña Soberbia, al cajón del olvido….nunca más han salido de allí.

HONOR: Conjunto de valores morales de una persona, que determinan su forma de actuar. Ejemplo: conciencia, honra, pundonor, orgullo….

VERGÜENZA: Sentimiento humillante de pérdida de dignidad experimentado como consecuencia de una falta cometida por uno mismo o por alguien al que se está ligado. No aflora de modo natural, si no es algo que se aprende social o culturalmente.

Dicen  los que conocieron a esa pareja que así fue. Y yo me lo creo. Las personas, en general, tenemos una habilidad especial para perder la memoria. Y no hablo del terrible Alzheimer, sino de la memoria que se pierde por falta de vergüenza, de orgullo, de honor. Esa misma memoria que todos y todas dejamos olvidada en el cajón del olvido, pero que sabemos que está ahí,  que de vez en cuando se escapa por la rendija de ese cajón mal cerrado y se junta con la culpa. Y entonces sí, entonces nos damos cuenta de lo egoístas y pobres que somos, y rápidamente, al igual que dos adolescentes a los que pillan sus aitas besándose, corremos a cerrar bien ese cajón, donde habitan la vergüenza y el honor.

Y hemos perdido la vergüenza y el honor, yo me sumo, y hablo en general, y seré injusto con mucha gente, pero estoy seguro que esta vez tengo razón, esa razón que me jode tenerla, pero que es muy cierta.

Hablo de esos campos de concentración que todos y todas permitimos porque no hemos salido a la calle a protestar y a decir a “nuestros” mandatarios, que NO, que si quieren guerras que vayan ellos. Que nosotros y nosotras somos gente de PAZ, que nada nos han hecho la gente de Siria, Irak, Somalia, Eritrea, Palestina, Sahara y cuento y me llevo dos, y sigo contando porque el mundo, sin saberlo, o sí, está en guerra.

Y sin miedo a ser demagogo, sino realista, nos falta orgullo cuando vemos el frío que están pasando los refugiados en los campos de concentración en Grecia o los Balcanes, donde ya se están MURIENDO de FRÍO, y cambiamos de canal, o mandamos un sms para ayudar a los refugiados, a los que huyen de guerras y hambre. Somos así, antes, no hace mucho expiábamos nuestras culpas confesándonos ante un extraño. Cuatro ave Marías, diez Padre Nuestros y perdonados. Ahora, nos indignamos, mandamos uno o varios SMS y perdonados. Y  no, eso no cura el mal, eso es tapar la luna con un dedo. Y no seré yo el que diga que aportar lo que cada una o uno puede esté mal, ni mucho menos. Afortunadamente hay mucha gente que lo hacemos y las ONGs lo agradecen.

Pero a nosotros y nosotras nos ha atrapado el sistema y tememos que nos falte eso que llaman calidad de vida, la cultura del bienestar, etc…etc…y es que si no somos capaces de denunciar los abusos que se están produciendo en el estado español contra la clase obrera, la sanidad y demás, como para salir a la calle a defender los derechos de unos señores y señoras que, pese a que muchos y muchas de esa gente, son abogados, electricistas, oficinistas etc…nosotros los vemos como indigentes, porque así nos lo muestran los informativos de las diferentes cadenas de televisión.

En fin, allá cada cual y cada  “cuala” con lo que le quede de conciencia. Que se la administre como mejor le convenga, pero según dicen, las guerras mundiales vinieron después de que la mayoría de la gente mirase para otro lado cuando se cometían abusos sociales contra otra gente.

 

Félix Goikotxeta Vega

Un comentario en “La vergüenza y el honor se enamoraron. Por Félix Goikotxeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s