Política de Trúhanes; el caso Oncineda

                                      julian

Decía un antiguo concejal  de Estella que sería bueno que quienes ocupasen los puestos políticos tuviesen formación académica. Era enganchado a lo que se ha dado en llamar la titulitis. Y lo decía él, que era un analfabeto académico, así que algo sabría  del tema de, según su criterio, no hacer nada, ni  enterarse de nada.

Yo discrepo de esta teoría, pues para ser un  político de orden, como les gusta definirse a ellos,  lo que está más que demostrado es que hay, entre otras cosas,  que ser un jetas y en muchos casos un truhan.

En los tiempos que corren nos estamos encontrando en los juzgados casos de corrupción en los que los interfectos de muchas de esas corrupciones son políticos que se acogen al; “yo no sabía nada, firmaba porque me lo decían, etc”. Es normal que se usen cuantas argucias para que se pueda  evitar la cárcel y las responsabilidades políticas y sociales.

En esta nuestra ciudad de Estella-Lizarra, ya se han dado casos que, sin llegar a ser considerados, hasta el momento como corrupción, se le parecen bastante. Estos días nos encontramos con que la anterior corporación había firmado una cláusula en un contrato que no venía a cuento y que sólo beneficiaba a los constructores sobre unos terrenos. Una firma que en los años del todo vale no parecía tener trascendencia.

Éramos todos ricos y como dijo aquél; “Viva el vino”. Pero la realidad es tozuda y el tiempo pone a cada uno en su sitio y ahora nos encontramos con que por dicha cláusula el municipio debe de pagar 1´7 millones de una deuda que nunca debió de ser. Esto para un Ayuntamiento pequeño, como el nuestro, es hipotecar un montón de iniciativas y de cosas que se podían hacer.

Y lo que más disgusta es que aquella o aquellos que dieron el visto bueno a esta decisión siguen en política y serán con seguridad los y las que seguirán con sus críticas a todos y por todo sin asumir un ápice de responsabilidad y carentes de la mínima honestidad y vergüenza.

¿Para cuándo una ley que les haga asumir el costo en muchos casos exagerado de sus decisiones?  No señores y señoras, la política no es cosa de titulados, es cosas de gente honrada con ganas de hacer cosas por su pueblo. Ya sea a nivel municipal, regional, o nacional.

Creo que ya hay suficientes y buenos funcionarios que pueden asesorar en las decisiones comprometidas y si se equivocan en gordo, también hay mecanismos para hacérselo pagar. Ya sé que esto que escribo caerá en saco roto, pues hemos demostrado suficientes veces que no nos importan los chanchullos y otras tropelías si las hacen los nuestros, y les volvemos a votar. Así que, yo también me sumo a todos aquellos que dicen que; Tan responsable es quien lo hace, como quien después de saber las cosas les vuelve a  votar.

 

Julián Ruiz Bujanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s