Fichaje.

14915234_10154334040424093_2783208543084640453_n.jpg
Juan Mantero

¡Me han fichado! Así, como lo oís, o mejor dicho, como lo leéis. Y no ha sido que me hayan sacado un par de fotos de frente y de perfil con un número debajo, no…, ha sido un fichaje en toda regla; eso sí, sin clausula de rescisión ni derechos de formación, ni nada.

Me cogieron por banda y me dijeron: “¿te importaría escribir algo de vez en cuando?”. Yo me hice el interesante (poco rato), un par de vinitos, cuatro risas y una cosa lleva a la otra, sin más, no recuerdo bien en qué momento me encontraba yo firmando con sangre el contrato, o la condena, o qué sé yo lo que era. ¡Error!, por varias razones.

Primero porque yo sólo soy un “juntaletras”, y cuando me he puesto a la tarea (tarde, ya que soy el hombre que siempre llega tarde), y he visto el elenco de colaboradores me he dado cuenta de que a mí no me va a leer ni la familia próxima, cosa que por una parte está bien, pero que va a reducir de manera drástica el contador de visitas de esta nuestra querida publicación,   como diría el portero de la tele.

Segundo porque se trata de escribir artículos de opinión, y aunque a menudo soy un tipo que en cuestión de opinión va más que sobrado, de manera frecuente me desasiste la razón, conceptos ambos que en la difícil tarea periodística deben ir estrechamente abrazados, en pro de la credibilidad, y más aún, para que no te caigan los golpes por todas partes sin saber bien ni de dónde vienen ni cómo esquivarlos.

Pero como soy más vehemente que valiente, amén de casi “echado p’alante”, no falté a mi palabra y, ni corto ni perezoso (bueno, perezoso un poco sí), comencé a pensar (¡juro que es cierto!) algún tema de colaboración que estuviera al alcance de mi neurona y que no degradara el nivel general de la publicación ni el de mis compañeros de páginas. Bien, deportes: imposible; de fútbol en este país sabe todo el mundo, además soy del Real Madrid y no me sé el himno de Osasuna, así que me van a caer de todas partes; resto de deportes: minoritarios, aquí o se ve fútbol o pelota, así que a otra cosa; economía: bufff, eso casi mejor le dejo a mi mujer que os escriba, a mí no me dura tres minutos un euro en el bolsillo, pero tranquilos, la prima de riesgo está bien; sociedad: ni siquiera vivo, en Estella, hay mejores firmas, además de ediles; cultura: ¿qué es eso?, “por perdida ya la di, cuando el yugo del esclavo…”; política: soy antidemócrata, si lo digo muy alto, igual me llevan preso; cocina: bocadillo de chistorra para todos y nos quedamos como reyes; tauromaquia: entonces ya no salgo vivo.

Así que puestos a pensar, sólo me quedaría hacer la sección de obituarios, que es bastante socorrida, porque con escribir que se ha muerto un tipo muy majo, que, nació, creció, se reprodujo (o no), y palmó, está el folio terminado y a otra cosa. Pero cuando se lo propuse a los “supertacañones” de la publicación me negaron la posibilidad, porque no todos los meses deja de fumar algún ilustre, y también me lo denegaron por lo contrario, no fuera a ser que nos dejáramos alguno y sus deudos protestaran.

Yo, en mi afán de buscar soluciones, propuse una vía alternativa: irme al cementerio y empezar a realizar obituarios por orden alfabético; con lo cual, aquí estoy, esperando la respuesta del director. ¡Esto es un sinvivir!

Bueno, a ver si me dice algo. Yo, mientras, me voy al cementerio a adelantar trabajo. Hasta otra, amigos.

Ah, traeré caracoles.

Juan Mantero Ruiz

2 comentarios en “Fichaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s