Guillermo Hermoso de Mendoza arma el taco en Bayona

FECHA. 30 de julio de 2022.

LUGAR: Plaza de toros de BAYONA (FRANCIA).

ENTRADA: Casi lleno.

RESEÑA: Sergio Domínguez (silencio y dos orejas); Lea Vicens (dos orejas y rabo y vuelta); y Guillermo Hermoso de Mendoza (dos orejas y rabo y dos orejas)

GANADERIA: Toros de Romao Tenorio.

Primer toro de la Ganadería de Romao Tenorio, número 68,  de nombre Confuso: De salida MARTINCHO (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) e ILUSION (2 banderillas); y para el último tercio ESENCIAL (tres cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Romao Tenorio, número 73, de nombre Indio: De salida JIBARO (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (4 banderillas): y para el último tercio CORSARIO (tres cortas, dos rosas y dos rejones de muerte y dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: HIMALAYA, EXTRAÑO, INDICO y JUSTICIERO.

Guillermo Hermoso de Mendoza regresaba a la plaza de toros de Bayona después  de un año de producirse su debut en ella. Un debut muy feliz porque el joven jinete consiguió en aquel momento obtener las dos orejas y rabo del segundo toro que lidio y que le hizo proclamarse triunfador del festejo de rejones para la Peña Campera de Bayona y por lo tanto acreedor al trofeo que esta misma entrega cada año.

Ahora regresaba más maduro y sobre todo con una línea de triunfos detrás que estaban marcando una temporada magistral y que certificó en este coso francés de primera categoría y ya desde el primer toro, donde realizó la que puede ser la faena de la temporada. Un gran toro de Romao Tenorio, premiado con la vuelta al ruedo y que fue un torrente de bravura y nobleza, siempre buscando al caballo, con transmisión y dando valor a todo lo que los equinos realizaban en sus terrenos. No dudo en ir a buscar a MARTINCHO en cuanto lo sintió y el tordo se lució en el toreo circular, rebosando al toro por la grupa y siempre metido en la muleta de la cola. A continuación se fue al otro extremo de la plaza y buscó al astado, a galope corto caballo y toro para encontrarse en los medios y clavar el rejón de arriba abajo, al estribo, marcando una faena que iba a estar marcada por la frontalidad en todas las suertes. Porque frontalidad y verticalidad es lo que tuvieron las banderillas de BERLIN, un maestro con el buen toro que le tocó en suerte y con el que pudo realizar ese toreo de cámara lenta, se suaves toques hermosinos y de cambios continuos de grupa a modo de abaniqueo, que por otra parte ya había marcado MARTINCHO en el tercio de salida. Guillermo imprimía a BERLIN el temple y la suavidad con la que torea Pablo y la plaza de Bayona lo sintió y se entregó por completo. El tercio continuó con ILUSIÓN, metido entre los pitones, dando el pecho y la cara a la cara el astado que provocaban en muchos instantes que aquello pareciera una pelea de carneros por la proximidad de los frontales. Nuevamente aparece la palabra frontal para definir lo que ILUSION realizó y que culminó con dos banderillas y con el toreo suave y largo marcando con el estribo. Para cerrar una agradable sorpresa como fue la reaparición de ESENCIAL, un caballo muy de Guillermo, lesionado en Madrid y que no pisó un ruedo hasta hoy. La buena noticia la celebró el jinete con una rueda de cortas por los adentros dejándose llegar al astado y con el colofón de un par a dos manos ajustado y reunido en el mismo estribo. Faena importante, según el propio Guillermo, la mejor de la temporada y que merecía un broche perfecto y por eso, el jinete y ESENCIAL, como hicieron en Madrid, se fueron lejos del toro, marcaron un camino frontal y se reunieron con el astado en el centro del ruedo para dejar un rejonazo al segundo intento de efectos fulminantes. La plaza de volvió loca y los máximos trofeos no tardaron en colgar del palco en forma de cuatro pañuelos, tres blancos y uno azul para premiar al gran toro de Romao Tenorio. El propio ganadero dio la vuelta al ruedo junto a Guillermo paseando los máximos trofeos.

En el sexto la cosa cambió y el toro que le tocó en suerte fue el más complicado de la gran corrida que presentó Romao Tenorio. El único garbanzo negro que dejó claras sus intenciones desde salida cuando ignoró por completo la presencia de JIBARO. El castaño morcillo se lanzó a por el toro, en un relance del mismo para dejar el primer rejón de castigo y hacer que el toro por lo menos se enrabietara y embistiera con más violencia que bravura, siempre buscando la embestida y el derrote alto. JIBARO con paciencia lo fue metiendo en la bandera, lo fue lidiando y arranando las primeras exclamaciones de admiración por conseguir meter en faena a tan complicado contrincante. El tercio de banderilla fue un monólogo de DISPARATE que tuvo que lidiar mucho para lucir poco. Una faena muy meritoria donde el castaño se metía una y otra vez en los terrenos del toro para llegarle y salir de ellos con limpieza, aguantando los bruscos derrotes del toro portugués. Fue una lidia completa basada en los embroques y en la lidia para colocarlo en suerte y tirar de él fuera de las tablas, pero una lidia en la que Guillermo dio muestras sobre todo de madurez y de estar más que preparado para el toro buenos, y para el toro malo. Cerró con una rueda de tres cortas por los adentros a lomos de CORSARIO, pasando por el único espacio que dejaba el toro y que alargó, crecido por la adrenalina del trabajo, con dos rosas más y los desplantes del teléfono. Se complicó el toro todavía más para la suerte suprema, pero cuando Guillermo acertó, no importaron los pinchazos y un público entregadísimo lo premió con dos nuevas orejas en esta tarde memorable para el joven centauro de Estella.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s