Irresponsables o libres, por Pilar García Torres

Primero os voy a pedir perdón por daros mi opinión casi siempre, sobre el gobierno de la comunidad de Madrid, o más bien sobre su ilustre presidenta, que gobernar esta comunidad, desde luego no gobierna, sexual lo es y mucho ya que “fastidia” todo lo que toca, he querido ser educada, aunque la tipeja en cuestión no se merezca ningún respeto, pero vosotras y vosotros que me leéis sí, el motivo de la insistencia es mi lugar de nacimiento y dónde siempre el vivido.

Hace unos días escuchaba estupefacta, cómo en un mitin la “loca de la libertad” manchaba por diezmilésima vez la palabra para darle un sentido, machista, misógino, violento y desde luego desde mi corto entender, con ello animaba y/o justificaba la actuación de las “piaras” que agreden sexualmente a las mujeres que salen de noche y tienen la osadía de hacer lo mismo que sus congéneres hombres, divertirse, beber, etc.

Que tenemos que educar a nuestra prole ya sean chicos o chicas a la mínima ingesta de alcohol y drogas, por supuesto. Que tenemos que educarles sean chicos o chicas a que cuando salgan a la calle respeten a los demás, por supuesto. Que es perjudicial emborracharse hasta no saber lo que haces, seguro, seas hombre o mujer.

Que eso te da derecho a ti muchacho, a que con otros muchachitos de tu misma estirpe podáis agredir sexualmente a una mujer o niña, NO, DE NINGUNA MANERA OS DA DERECHO a violar o agredir a una mujer por el hecho de estar borracha, o en el peor de los casos, a la que vosotros mismos habéis drogado para anular su voluntad.

Que en el siglo XXI la presidenta de una comunidad autónoma, llame malcriadas e irresponsables a las mujeres que salen y se divierten como hacen sus amigos hombres, incluso se emborrachan, como haces sus amigos hombres, o se drogan como hacen sus amigos hombres, como mínimo es para que ella se lo haga mirar y el resto de las mujeres no la vuelvan a votar en la vida.

Esta tipa impresentable se merece desaparecer de la política madrileña, de cualquier cargo público de responsabilidad, este ser malcriado, déspota y chulesco, presunto corrupto, ególatra, psicópata y maleducado, no se merece el aire que respira y mira que el aire de Madrid es de baja calidad, pues ni ese se merece.

Dice que somos malcriadas por emborracharnos cuando salimos de fiesta y pretender que nadie nos agreda por estar borracha ¡Qué temeridad! El hecho de que las feministas queramos ser iguales a los demás No es de personas malcriadas, es justicia.

De personas malcriadas es coger el dinero que es de todas y todos y repartírselo a tu hermano y a tus amigos, eso es ser una miserable malcriada. De persona malcriada es estar insultando impunemente a todo aquel que no piensa como tú.  De persona malcriada y maleducada es que Ayuso haga y diga todas estas cosas con una irresponsabilidad impune y que la gente siga votando a semejante impresentable.

Como presidenta de la Comunidad de Madrid, de ninguna de las maneras se puede permitir el lujo de hacer un atisbo siquiera, o una justificación de que una mujer borracha en mitad de la noche da derecho de pernada a todo aquel que quiera agredirla sexualmente o que quiera violarla.

Es una irresponsable miserable, porque como presidenta de la Comunidad de Madrid tiene la obligación de poner los medios para que estas agresiones no sucedan, es dar seguridad a las mujeres para que no se produzcan violaciones en manada. Que a esta mujer hay que achacarle muchísimas cosas y ninguna buena, segurísimo, que eso le está dando votos es lo que más incomprensible y peligroso me parece.

Gracias a discursos machistas como los de Ayuso y sus socios, el doble de los jóvenes que hace un año pensaban que la violencia de género era una lacra y que estaba ahí presente, ahora piensan que la violencia machista es una cuestión ideológica y que es una invención de la izquierda.

Por cierto, igual a esta panda no les venía nada mal que en alguna de estas noches locas que salen, que se deben de poner hasta las cejas de todo, pasaran por algún lugar peligroso y ……….mira tú por dónde. Pero claro, eso no les va a pasar a ellas ni a ellos, nunca va a pasar.

Porque van con guardaespaldas, porque nunca se montarán en un metro o tendrán que ir andando por un descampado para llegar a su casa, porque son unos impresentables que desconocen absolutamente cuál es la problemática real del lugar que están gobernando.

Son una panda de ineptos, irresponsables, maleducados y malcriados, además de repugnantes. Ellos sí que nos dan vergüenza a la gente de bien, sobre todo ésta tipeja y sus colegas de Vox, Monasterio, Olona y toda esa jauría que la acompaña en sus fechorías, que lo único que saben hacer es vivir del erario público insultando a las mujeres, porque ellas en la vida han tenido que defenderse de una agresión y si lo han tenido que hacer, o no lo han reconocido, o todavía tiene más delito que nieguen que la violencia machista existe y que el único responsable es quien la ejerce.

 A lo mejor es que ellas mismas piensan que por el mero hecho de ser mujeres tienen que estar sometidas a la voluntad de los machos alfa que tengan a su alrededor, en el caso de Ayuso creo que no ha sido ese el motivo, simplemente es una irresponsable que además está perturbada, es una psicópata y cuando hablo de que es psicópata, me refiero a la acepción más literal de la palabra “aquella persona que no empatiza absolutamente con nadie” que le va que ni pintado. Por lo tanto, este personajillo de medio pelo no puede ni debe seguir representando a esta comunidad.

Esta mañana me han hecho una encuesta telefónica sobre la gestión del Ayuntamiento de Madrid, gobernado por otro qué tal baila, oye qué preguntas de verdad, vamos de 10, ¿Está contenta con la gestión del Ayuntamiento?  Puntúe de 0 a 10, siendo 0 lo peor y 10 lo mejor. Le he preguntado al encuestador si podía decir menos 10 pero me ha dicho que no, que como poco tendría que decir cero. A continuación que si creo que Madrid es una ciudad mejor ahora que hace un año, si es que me lo ponéis como a Fernando VII, otro menos 10, por favor la involución que está sufriendo Madrid como municipio  y como comunidad, es de lo más deleznable.

Como madrileña que soy de tercera generación, o sea como decimos las castizas, gata, cuestión de la que no pueden presumir los que nos gobiernan, me siento totalmente abochornada de tener ese alcalde y esa presidenta, totalmente abochornada, a mí sí que me avergüenzan los sinvergüenzas que nos gobiernan y casi más quienes los votan.

Los votantes de PP y los innombrables me recuerdan una escena recurrente de la película basada en “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, en la que los habitantes de más baja categoría social, después de trabajar de una manera infame, van en fila repitiendo el mantra de la droga que les daban para poder soportar su anodina vida, “soma, soma, soma” o algo así parecido recuerdo, en Madrid tanto da Comunidad o Ayuntamiento los mencionados votantes gritan algo así como “caña aquí” dando una palmada en la mesa de cualquiera de los cientos de miles de bares para olvidar que son tan mediocres como sus gobernantes.

Y entre caña y caña, pues mira, nos olvidamos de que tenemos una sanidad que es una filfa, que la educación pública cada vez se degrada más porque el presupuesto en educación se va a la educación privada y concertada, o sea en su mayoría a los curas y monjas, que pasa más de un año para que valoren un grado de dependencia, que esta ciudad cada vez es menos respirable, pero podemos ponernos de alcohol hasta el coma etílico.

Y hablando de intoxicaciones etílicas, así luego podemos justificar que el hecho de  tener dos pelotas y un palito es suficiente para poder violar y agredir sexualmente a cualquier mujer que pretenda el imperdonable pecado de ser igual a vosotros hombres y de ser libre.

Gracias Ayuso, Monasterio, Olona, e impresentables que las votáis, haciendo un ejercicio de verdadera responsabilidad y en aras de la única libertad posible, lo que deberíais hacer es BOTARLAS de todas las instituciones públicas, a ellas y a sus machos alfa negacionistas de la violencia machista que quieren relegar a la mujer a las funciones que le permitían en el medievo, parir y servir a los hombres y quemar por brujas a las que entonces y  hoy luchamos por la igualdad.

Pilar García Torres

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s