Pablo Hermoso de Mendoza no toreará en Madrid

Pablo Hermoso de Mendoza no podrá estar en la corrida de la Feria de San Isidro donde le confirmaría la alternativa a su hijo Guillermo.  Este es su sentir al respecto:

Hay ocasiones en las que el corazón va más de prisa que la razón. Esto es lo que me ha venido sucediendo desde el pasado jueves cuando entrenaba con BASAJAUN en la plaza de tientas y llegó el percance. En esta ocasión no fui yo quien me caí como hace una semana. En esta ocasión fue él quien resbaló y cayó al suelo. Lo malo no fue al caer sino al levantarse, cuando me pasó por encima y me golpeó en varias partes de mi cuerpo, como pecho, costado y brazo izquierdo; produciendo además de los consiguientes hematomas una nueva fisura costal en el lado contrario a la producida en la caída de la semana pasada.

En esos momentos se te pasan muchas cosas por la cabeza pero en lo que más pensaba era la fecha de San Isidro y en la confirmación de alternativa de mi hijo Guillermo. Aquí es donde entra en valor el corazón que me empujaba a estar en esa cita tan importante para Guillermo como lo era para mí.

A pesar de los consejos médicos comencé tratamientos de fisios (que por otra parte también opinaban que lo dejase estar) y de medicación. Todo ello hasta llegar al sábado, día antes de la confirmación y comprobar que me resulta imposible manejar el brazo y que todavía sufro algún pequeño mareo fruto del golpe en las cervicales.

Aquí es donde me doy cuenta que la razón está por encima del corazón y que a pesar de los sueños que uno puede tener, el destino es quien te marca el camino final y en esta ocasión ha hecho que en la última confirmación de alternativa que le queda a Guillermo, la de la plaza más importante del mundo, no voy a poder ejercer de padrino y lo voy a tener que ver, o más bien a sufrir, desde el propio callejón.

No me queda otra que esperar y recuperarme para poder reaparecer lo antes posible y continuar apelando a la suerte, porque aunque en estos momentos todos hablamos de mala suerte, lo cierto es que cuando analizas los percances con la cabeza ya fría, no cabe de otra que agradecer la “buena suerte” de lo poco que ha pasado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s