Las pensiones de viudedad, baja cuantía o no contributivas suben el 3,4%

El Gobierno de Navarra destinó en 14,1 millones de euros el año pasado a complementar las estas prestaciones.

El Gobierno de Navarra incrementará en un 3,4% las pensiones de viudedad, mínima cuantía y las no contributivas, que perciben unas 14.000 personas en la Comunidad Foral. En 2021, el Ejecutivo destinó 14,1 millones de euros a complementar estas prestaciones.

Según establece la normativa, estas deducciones fiscales, al igual que la renta garantizada, se actualizan de acuerdo al incremento del IPC (promedio anual) o al incremento del Coste Salarial Ordinario de Navarra, siendo elegido el de mayor cuantía para garantizar el poder adquisitivo. En 2021 los incrementos han sido del 3,4% y del 2,8% respectivamente, por lo que la cifra que corresponde de acuerdo a la norma es la del 3,4% de incremento del IPC.

El pasado año 2021, un total de 13.959 pensionistas recibieron una deducción: 7.579 corresponden a personas que perciben pensiones de viudedad, 5.867 a personas que reciben pensiones contributivas bajas y 513 a personas que perciben pensiones no contributivas. En este último caso, el Gobierno de Navarra complementan la cantidad que perciben hasta equipararla a la renta garantizada.

Por tipo de pensión, las 7.579 personas que cobran pensiones de viudedad recibieron en total 6.787.281€; las 5.867 que reciben pensiones contributivas bajas, 6.465.795€; y las 513 personas que reciben pensiones no contributivas, percibieron 886.750€. Es decir, en 2021 el Gobierno de Navarra invirtió en esta prestación social 14.139.827€, frente a los 12.241.757€ de 2020, lo que supone un incremento del 15,5%.

Cabe recordar que existe una modalidad de cobro anticipado en los casos de las personas que perciben pensiones de viudedad y pensiones no contributivas. Estas personas deben dirigirse a su servicio social de base, a la unidad de barrio si residen en Pamplona / Iruña, o al Departamento de Derechos Sociales directamente. Las personas que reciben pensiones contributivas bajas, únicamente tienen la opción de recibir este complemento al realizar la declaración de la renta.

A esta desgravación tienen derecho aquellas personas pensionistas con ingresos inferiores a 10.870,13 euros al año. Para poder practicar esta deducción será preciso que el sujeto pasivo no esté obligado a presentar declaración por el Impuesto sobre el Patrimonio.

En el supuesto de que el sujeto pasivo estuviera integrado en una unidad familiar, para poder practicar la deducción, ningún miembro de ésta deberá estar obligado a presentar declaración por el Impuesto sobre el Patrimonio y, además, el límite de rentas establecido será de 21.739,85 euros y se referirá al conjunto de la unidad familiar, reduciendo en su caso la deducción en los términos establecidos.

La cuantía de este abono mensual será el equivalente a una doceava parte de la diferencia entre la cuantía mínima anual fijada para la clase de pensión de que se trate, sumando en su caso, el complemento por maternidad, y el límite de ingresos establecido anualmente.

En lo que respecta al importe de renta garantizada, mediante orden foral de la consejera de Derechos Sociales, se actualizará la cuantía para una unidad familiar de un solo miembro, aplicando un incremento del 3,4%, quedando fijada para el año 2022 en 658,37 euros mensuales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s