La falta de práctica del chófer de La Estellesa, causa del accidente donde murieron dos niños

Los investigadores de la Guardia Civil especializados en la reconstrucción de accidentes de tráfico han concluido que el siniestro que sufrió un autobús de La Estellesa el pasado 17 de enero de 2020, con el resultado de dos niños muertos, de 8 y 5 años, tuvo como causas probables la falta de pericia del chófer y la velocidad excesiva a la que circulaba cuando perdió el control del vehículo y se estrelló contra la monovolumen en la que se encontraban los dos menores.

Así consta en las diligencias judiciales de la causa que instruye el Juzgado de Instrucción número 1 de Estella-Lizarra, quien solicitó a los agentes que reconstruyeran el accidente, con el objetivo de pormenorizar las posibles causas.

Meses de arduo trabajo han llevado a los especialistas a concluir que la posible causa que intervino en el siniestro fue la falta de práctica del conductor del autobús, y como consecuencia, la velocidad excesiva que alcanzó el vehículo que hizo imposible que el propio chófer adecuase su trayectoria para evitar la colisión. La Guardia Civil ha calculado que el vehículo circulaba a 61 kilómetros por hora, en un tramo con una limitación general de 50 –por tratarse de un tramo urbano– y una limitación específica de 40 –en el interior de la rotonda previa al accidente–, cuando se estrelló contra la monovolumen en la que estaban las dos víctimas mortales.

El trabajo ha consistido en estudiar las inspecciones y reparaciones que había tenido el autobús previamente (incluidas las ITV superadas), además de llevar a cabo una inspección mecánica pormenorizada, que incluyó la revisión del disco del tacógrafo, que registra las velocidades y tiempos de circulación, y de otros elementos para corroborar si el vehículo sufrió alguna avería que contribuyó a la producción del accidente.

Los frenos

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Estella-Lizarra ha aceptado la petición de que se practique una prueba pericial mecánica del autobús que estuvo implicado en el accidente, solicitada por la defensa del conductor. El objetivo es intentar que se verifique si realmente hubo algún fallo mecánico que impidió que el conductor redujese la velocidad cuando circulaba por una pendiente descendiente.

En este sentido, los investigadores de la Policía Foral y la Guardia Civil han hecho constar en sus informes que instantes antes del fatal accidente, el autobús de La Estellesa se había detenido en Ayegui para realizar una parada programada para que se apeasen viajeros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s