La plantilla de Defontaine, continúa su lucha

Trabajadores y familias de la factoría de la multinacional franco-alemana Defontaine Ibérica se manifestaron ayer por las calles de Pamplona en protesta por el ERE de extinción total de empleos presentado por la compañía y que se hará efectivo a partir del próximo día 31.

Treinta y cinco de los treinta y siete empleados residen en Logroño, según confirma Sonia Untoria, responsable de negociación colectiva del sindicato ELA, mayoritario en el comité de empresa: «Defontaine se abrió en 1997, como proveedor interno de piezas para automóvil y camiones de la multinacional y, como sucede en muchas empresas de Viana y de la zona, la mayoría de los trabajadores son o residen en la capital riojana».

Los representantes de los trabajadores denuncian que el ERE de extinción, comunicado el pasado 16 de abril a los empleados sin posibilidad de negociación, no tiene justificación objetiva más allá de una deslocalización para abaratar costes hacia otra factoría de la multinacional en Túnez: «Están aprovechando, como otras empresas, la pandemia para la deslocalización, cuando los trabajadores han estado trabajando a tres turnos y a pleno rendimiento incluso en los peores momentos de la crisis sanitaria», explica la dirigente de ELA.

ERE impugnado

La planta vianesa de Defontaine trabaja en exclusiva para la compañía, de la que recibe la materia prima para la fabricación de las piezas: «Es imposible que tenga cuenta de resultados puesto que no factura, por lo que hemos presentando una denuncia ante la Agencia Tributaria por si puede haber una causa por evasión del impuesto de sociedades». «Lo que tenemos claro es que no hay problemas económicos ni pérdida de trabajo», indica Untoria. Asimismo, la representación de los trabajadores va a impugnar el ERE judicialmente con el fin de que se declare nulo: «Estamos en huelga indefinida y confiamos en que el ERE sea rechazado porque no hay razones que lo justifiquen y, en previsión, hemos pedido también que se evite de forma cautelar el desmantelamiento de la empresas».

Ayer, los trabajadores se manifestaron en Pamplona, anteriormente también lo hicieron en Estella, con destino a la sede del Parlamento: «El de Defontaine es un caso, pero estamos viendo cómo están cerrando varias empresas de la zona y estamos ante un grave riesgo de desindustrialización y empobrecimiento de toda la comarca», señala la representante de ELA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s