1 de mayo, mientras Ayuso, por Félix Goikotxeta

Primero y muy importante transmitir mi más hipócrita enhorabuena a la derecha extrema española por su triunfo en la capital de España que es Madrid, que a su vez es Madrid en España, o algo así. No sabía si escribir de las madres o de los sindicatos. Y ya metido me voy por lo segundo.

El pasado 1 de mayo como desde hace muchos años se viene celebrando en casi todo el mundo, el día del trabajador, algo con lo que no estoy de acuerdo porque debería ser el DÍA DEL OBRERO/A. Trabajador es el patrón que planea cómo explotar al obrero, o el policía que se esmera en doblar la porra en la espalda del obrero u obrera en huelga.

El obrero u obrera es aquella persona que realiza un esfuerzo físico para otras personas a cambio de un salario. Se parece mucho al trabajador pero no es lo mismo. Al menos para mí, y punto.

Pero la fecha es de celebración, no de reivindicación. Los discursos hace años que son los mismos, hasta creo que los podrían grabar de un año para el siguiente y nadie lo notaría.

Y conste que soy de los que piensan que todo obrero u obrera debería estar sindicado. Por ley, al sindicato que elijan pero  en la nómina un apartado que sea destinado para la filiación al sindicato decidido.

Los sindicatos serían más fuertes y los obreros y obreras estarían más protegidos, o eso creo yo. Pero lo que yo echo en falta es la lucha obrera, no de los obreros. Las movilizaciones sindicales, las huelgas generales donde las calles tiemblen.

Trabajos precarios, contratos basura, semi esclavitud de jornaleras y jornaleros, acoso laboral y acoso sexual en el trabajo y esto va cada vez a peor. Las promesas del nuevo gobierno iban a cambiar la reforma laboral de Rajoy y nada ha cambiado. Las pensiones mínimas apenas suponen unos euros en una pensión normal, las eléctricas y compañías de gas, luz y telefónicas suben las tarifas a su antojo y la pobreza energética aumenta a pasos agigantados en el estado y también en Euskal Herria.

La manipulación que los medios hacen de las noticias es de vergüenza y siempre van a favor de la derecha extrema. Mienten y tienen barra libre en el insulto, pero ni jueces ni fiscales dicen nada. En el último mundial de fútbol celebrado en Brasil en 2014, cuarenta de los periodistas más “prestigiosos” fueron invitados por Iberdrola a ver los mejores partidos y los de España con todos los gastos pagados. ¿A quien escucháis en los medios criticar a las eléctricas?

La banca se ríe de la clientela y cada vez los servicios de atención personalizados a los clientes son peores y más escasos. Los pagos no domiciliados hay que hacerlos en los cajeros automáticos y es una auténtica odisea para los y las que no manejamos la informática. No se atiende en ventanilla  ni puedes hacer una transacción comercial, ni siquiera sacar o meter dinero en caja, la gente mayor pide ayuda a desconocidos para que les ayuden en sus operaciones. ¡Y aquí no pasa nada!

Dicen que van a despedir a unos 18 mil empleados de banca y no se ve ni una triste manifestación de protesta por parte de nadie, pero de los y las trabajadoras menos. ¡Sálvese quien pueda!

Pero no es el jornalero el que tiene que enfrentarse al patrón, ni la cajera del banco a su director, ni el camarero a su encargado que le hace trabajar doce horas y está contratado por cuatro y le paga ocho. A toda esta gente les tiene que sacar la cara los sindicatos, estén o no afiliados, porque los sindicatos están para defender a los y las obreras, al igual que los partidos políticos de izquierdas están o deberían de estar para defender los derechos sociales y obreros de la ciudadanía.

Y a los obreros, a las pensionistas, a los trabajadores de banca, a las jornaleras sin contrato  y en semi esclavitud, al camarero, a la mujer de la limpieza, al mecánico y a la médica son los sindicatos los que nos tienen que sacar de esta miseria y tienen que acabar con la reforma laboral y si no es hablando, negociando, que nos lo expliquen y ya saldremos a la calle a apoyar sus demandas, si son las nuestras y el cemento se levantará.

Que en el país vecino de Francia, en mitad de la pandemia derrocaron la reforma laboral que pretendía Macron. ¿Y cómo lo hicieron?  Los sindicatos sacaron a la gente a la calle y las calles ante el silencio del gobierno francés ardieron. Y a los dirigentes de izquierdas, tanto sindicalistas como políticos no se les puso la cara colorada si un tertuliano les decía que eso era terrorismo callejero, porque ellos contestaban que eso era la respuesta del pueblo al silencio del gobierno y que si el pueblo, quemaba contenedores el pueblo los repondría, que no se preocupasen.

En el estado español no, en el estado español los que nos deberían defender, callan y piden perdón cuando la gente, el pueblo inconformista, sale a la calle a protestar por un ERTE injusto o un encarcelamiento de unos políticos que defienden las ideas por las que les habían votado.

Y mientras esto siga así, mientras las calles no ardan, los resultados serán como en Madrid o parecidos, más derecha y más extrema

El ex ministro de cultura José Ignacio Wert a raíz de una manifestación que se produjo en todo el estado español contra una ley propuesta por él y que unió a todo el mundo que tenía algo que ver con el tema escolar dijo:“Comparando con otros países que están embarcados en reformas educativas como Chile o Méxicoesto no son manifestaciones, son fiestas de cumpleaños” El ex ministro se refería a que en dichos países las manifestaciones eran violentas. Pues eso. Un poema para terminar.

EL ANGEL Y EL FANTASMA

Siempre he pensado que un fantasma en un ángel disléxico

al que no le salieron bien las alas.

Se esconden voluntariamente porque no quieren ir a un paraíso

asexuado y frío colmado de malas compañías.

Son onanistas, de ahí lo de la sábana.

Tienen muy buena memoria y son inquietantemente bellos

y muy enamoradizos.

Con el tiempo y la música,

algunos se convierten en hadas,

los más solos y sordos en conductores de trenes nocturnos.

Hay quien es un espectro y no lo sabe,

les delata un suave aroma a manzana, suspiro y rosa azul.

Algunas mujeres reconocen en ellos el deseo

y un íntimo pecado del que ningún varón sospecha ni alcanza.

Si confundes el miedo con un ángel

si conoces al fantasma del amor,

te están saliendo alas.

POEMA DE JUAN ANDRÉS PASTOR ALMENDROS.

De éstas cosas voy a empezar a escribir yo a partir de ahora, aunque de fantasmas ya llevo tiempo haciéndolo. Os la he dejado botando, derechita cobarde anónima.

Félix Goikotxeta Vega

P.D. Euskal preosoak Etxera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s