“Matemos al Covid con banderas”, por Pilar García Torres

No se si la indignación es mayor que el desamparo, si es más triste que las decenas de muertos que sigue habiendo, o miedo por las miles de personas ingresadas en los hospitales, o si sencillamente es hartazgo.

Estamos con más casos de nuevos contagios que en marzo o abril, es verdad que se hacen más PCR, pero los hospitales están casi como entonces, con un pequeño matiz el personal sanitario ya no puede con su vida, ni con la de nosotras, porque son las mismas personas, no hay más, son aquellas que se dejaron la piel entonces y se la dejarán ahora y nosotras volveremos a aplaudirles en los balcones, o no, porque ya para qué.

Perdonadme si me entrego a Madrid, pero es que vivo aquí y hoy cuando he visto a Sánchez y Ayuso se me han abierto las carnes. No tenía claro si era un espacio de colaboración entre gobiernos, o el día de la banderita. Si eso lo hace Torra le mandan al destierro con doce de los suyos.

Veinte banderas, veinte, diez de España y otras tantas de la CM ¿No valía con una de cada? ¿De verdad que el rebrote de la pandemia lo atajamos con trapos, que no son mascarillas? ¿De verdad que tenemos que soportar que una demente muy bien utilizada, sobre todo por el empresariado madrileño y estatal, nos diga que “España es Madrid y Madrid es España” y se queda tan ancha?

En una CA que tiene a día de hoy a 800.000 personas confinadas, sólo para el ocio eso sí, que tiene un acumulado total de 54.875 personas que han precisado ser hospitalizados por haber contraído el virus, que tiene una media de contagios diarios de 600 por cada 100.000 habitantes, que confina barrios o pueblos en función de quién los gobierna, nos podemos permitir el lujo de que falten alrededor de 700 vagones de metro, que los trenes sean menos que antes de la pandemia, que los autobuses también hayan disminuido frecuencia, etc, etc, etc. como dice mi presidenta.

Por cierto, en la comparecencia del viernes nos etceteró 16 veces, la falta de respeto que tiene a la ciudadanía, es la que le hace pensar que no tenemos nivel intelectual para entender lo que recogen esos etcéteras, eso y el profundo desprecio que siente por los barrios obreros.

Y como decía, hoy se me han abierto las carnes porque si alguna CA se ha merecido un 155 en el último siglo, es la de Madrid, así que al ver como nuestro querido presidente le daba oxigeno como para inflar un globo aerostático, mientras ella le daba con la mano abierta del derecho y del revés, pues qué queréis que os diga, he pensado que vamos a por la sexta extinción.

Estoy hasta mis maduras glándulas mamarias, de escuchar que IDA está demente, que es verdad, pero no leo tanto que toda la actuación del PP en esta Comunidad, lugar de los ensayos clínicos del ultraliberalismo, en esta época de pandemia también, se corresponde con una estrategia muy bien diseñada por sus patrocinadores de CEOE y CEIM para acabar con el sistema de servicios públicos.

A algunas no se nos escapa, que si no se contrata personal sanitario, maestros, rastreadores, si además se privatizan las pruebas serológicas, se hacen hospitales innecesarios a los que se paga a millón lo que la sanidad pública hace por cuatro perras, habiendo hospitales en los que se han

cerrado cientos de camas, etc. y ya van dos, es porque el fin en sí mismo es denostar los servicios públicos.

No está loca, está teledirigida, es verdad que las ocurrencias probablemente se las haya explicado en sus inicios de carrera política “Pecas”, pero el diseño de lo que hace es de los instigadores de la Gürtel, Púnica y las otras casi cien o más tramas de corrupción de este maravilloso partido, apoyado por el no menos notable ultraliberal Ciudadanos y por los innombrables, o sea, por los verdaderos dueños del poder que nunca se presentan a elecciones.

La jugada es perfecta, se privatizan los servicios públicos, se acusa a la clase obrera y a los inmigrantes de los rebrotes, y se pide ayuda al gobierno para acorralar los guettos, de tal forma que, el gobierno de medio izquierdas con sus fuerzas del desorden a disposición de Payuso, se enfrenta con la ciudadanía que les vota. Genial, tres pájaros de un tiro.

Esas maravillosas fuerzas del desorden público con JUSAPOL a la cabeza, pertrechos en Vallecas como los de juego de tronos en el capítulo de “La batalla de los bastardos” enseñando los dientes a la ciudadanía vallecana, mientras en el barrio de Salamanca, no llevaban ni casco y hablaban dulcemente con las cayetanas y sus cocodrilos.

Y volviendo a los barrios y pueblos confinados, ¿Alguien en su sano juicio no entiende que esta medida es de sesgo ideológico? ¿Alguien que sepa leer no sabe que confinan Parla o Getafe y no Torrejón de Ardoz con más contagios por el color de su gobierno municipal?

¿Alguien se cree que confinar Villaverde y no Ventas con mayor concentración de contagios, es por casualidad, que confinar Vallecas o Carabanchel no es un aviso a navegantes?

Las personas confinadas para el ocio, porque para el resto de cosas si pueden salir del guetto, atraviesan Madrid a diario en un transporte público abarrotado, sin distancia de seguridad, sin medidas de higiene, sin nada, sólo para servir las comidas en los restaurantes o bares de las zonas no confinadas, para limpiar las casas de los habitantes de las zonas no confinadas, para cuidar a personas dependientes de las zonas no confinadas, pero cuando acaban, tienen que meterse en su casa para no contagiar.

Y lo mejor es cuando oyes a los optimistas decir que, “lo vista como lo vista Ayuso, hay intervención del Estado en la reunión de hoy”. Llevo meses contándoos que en Madrid tenemos una concentración de tarados por metro cuadrado mayor que la de contagios y cada día de este año, me ratifico más en mi reflexión, porque de otra manera no se entendería que esta ciudadanía votase lo que vota.

Por cierto, os acordáis que os comentaba que si éramos nosotros los que nos concentrábamos, nos iban a llover piedras como granizo, como dice la canción, pues dicho y hecho, no hay más que ver las imágenes de Núñez de Balboa y las de ayer en Vallecas.

En fin que espero que Sánchez aplique el 155, el 14 y todos los artículos de la Constitución que cuiden a las personas, porque la foto de hoy hace temblar las canillas y me hace pensar en que si es verdad, como pensamos muchas que dios no existe, la extinción de la humanidad empieza en Madrid.

Pilar García Torres

Un comentario en ““Matemos al Covid con banderas”, por Pilar García Torres

  1. Si, podríamos hablar de EPIS, RESPIRADORES Y MASCARILLAS , también de ERTEs, esa figura que ha salvado el empleo de cientos de miles de trabajadores y de los que no han cobrado, porque los servicios públicos que los tienen que tramitar, el PP ha dejado tan mermados que no han dado abasto, o de aviones fantasmas llenos de mascarillas que llegaron un mes después, o del regalo de IFEMA a Florentino, o del regalo a Ribera Salud del señor Güemes, podemos hablar de muchas cosas y en ninguna saldría bien parado el PP, ni el la Comunidad de Madrid, ni en España, esa España mía, esa España nuestra que utilizan como arma arrojadiza contra los que llevamos este hermoso país en la cabeza y en el corazón, no en un trapo, o en un cuero en la muñeca o la mascarilla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s