Hace un año votamos, por Jorge Crespo

cropped-tu-publicidad-aquc3ad-se-ve.png

Hace un año votamos, me presenté candidato a la alcaldía por el PSOE, el que fue durante muchos años mi partido, al que defendí a capa y espada frente a todo, no compartiendo todas las ideas como siempre reconocí, pero sí creyendo firmemente que era la herramienta y el medio, para poder cambiar y mejorar la sociedad.

En esas y para esas elecciones trabaje mucho, no me regalaron nada, tuve que pelearlo todo y no me nombró ninguna mano invisible, ni ningún aparato porque le riera las gracias o fuera un palmero, más bien tuvieron que “tragar” con que me ganaría el respaldo de mis compañeros y fuera elegido por unanimidad. Logré el apoyo mis compañeros no solo porque trabaje mucho sino porque fui absolutamente claro y transparente desde el principio, me presentaba para trabajar por Estella-Lizarra y para poner en marcha un proyecto socialista, si Pamplona ponía penas me iba a dar igual, lo importante era e iba a ser mejorar la ciudad. Lo dije cuando fui elegido Secretario General con el 89% de los votos, y cuando fui elegido candidato volví a repetir las mismas palabras y añadí “No os voy a fallar, cumpliré mi palabra”.

9 meses después así hice. Cumplí mi palabra y antepuse ese compromiso, ese proyecto que todos acordamos, apoyamos y defendimos frente al interés partidista. El resultado es que hoy tenemos un gobierno progresista en Estella que en su programa recoge ampliamente ese proyecto con el que nos presentamos el 26 de Mayo. Personalmente tuvo un coste, me echaron “fulminantemente” del partido, ni proceso garantista como marcan los estatutos y la ley ni nada, expulsión e imposición de gestora.

Cometí errores, no los niego ni oculto. Tal vez debimos explicar mejor públicamente la deriva que se estaba produciendo en el Ayuntamiento (el incumplimiento sistemático de acuerdos, la ocultación de información, el engaño reiterado, el puenteo descarado…). Allí se estaba viendo y dentro de la agrupación también, pero es verdad que no lo explicábamos tanto a prensa. Si a ello sumamos que el Gobierno de Navarra como todos sabemos no ha caído del cielo sino que ha sido fruto del acuerdo entre diferentes pocas más dudas puede haber.

2 meses después de mi expulsión por pactar con EH Bildu, se hace publico un nuevo pacto entre el PSOE y EH Bildu a nivel nacional. Un buen acuerdo y que deberían defender sin miedo y sin complejos. Pactar no supone asumir los principios del “otro”, ni debe entenderse como renuncias, sino como acercar posturas para un fin mejor para todas y todos. Ese acuerdo con EH Bildu supone mayor capacidad de actuación para Navarra, País Vasco, Ayuntamientos y la derogación integral de reforma laboral del PP que vino a crear trabajadores pobres. No supone, o debería suponer cesión ideológica alguna, sino cumplir los valores que el PSOE defiende: el municipalismo, el federalismo y la mejora de las condiciones socioeconómicas de la clase trabajadora.

Así que mi enhorabuena porque en Madrid, vayan asumiendo lo mismo que dijimos aquí. La sociedad es diversa, todos tenemos amigos, familiares, parejas, que tienen otras ideas, otras creencias, otras formas de ver el mundo y ahí están, no les despreciamos, no les ignoramos, nos respetamos y convivimos.

Rectificar es de sabios. Siempre se puede restituir a la Comisión Ejecutiva Legitima de Estella por hacer exactamente lo mismo, reconocer que el acuerdo en la ciudad está siendo bueno y emprender el mismo camino en otras muchas localidades. Nunca es tarde si la dicha es buena, y esta lo merece.

 

Jorge Crespo 

Ex Secretario General de la Agrupación Socialista de Estella-Lizarra

Un comentario en “Hace un año votamos, por Jorge Crespo

  1. Al margen de que no termino de comprender cómo pretende usted poner en marcha un proyecto socialista, que por definición se basa en la colectivización estatal de los medios de producción y distribución, en una ciudad de 13.000 habitantes cuyas competencias se reducen principalmente a la seguridad y la gestión urbana:

    Su experiencia vivida en los recientes meses demuestra la oligarquía existente en este país, en el que los partidos políticos son empresas pagadas por el Estado con un líder absoluto que toma las decisiones. ¿Qué cree que sucedería si un diputado, que pretende representar libremente a los ciudadanos, votara en contra de su partido en el congreso? Lo peor es que buena parte de la población vería positivamente ese despido, en base a la sectaria lealtad al partido y al líder. Esto ha provocado que los 350 diputados sean actualmente totalmente prescindibles porque son simples aplaudidores sentados en butacas por su buena publicidad o su relación con el jefe.

    En una democracia auténtica, con mandato imperativo, hoy prohibido por la constitución, los electores de un distrito elegirían a su diputado y este legislaría estrictamente en favor de lo que ha sido votado, y no de las órdenes del jefe del partido. Recomiendo ver la siguiente entrevista a, ojo, José Bono, en la que inocentemente destapa los fallos de nuestro sistema oligarca:

    https://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-en-24-horas/bono/5449795/

    Respecto a sus felicitación por el acuerdo con EH Bildu a nivel nacional, me entristece notificarle que es papel mojado. Ministros del PSOE ya comunicaron la pasada semana la insensatez que supondría eliminar la ley laboral, y en el día de hoy se ha rectificado el acordado trato de favor a las finanzas vasconavarras:

    https://www.elmundo.es/economia/2020/05/26/5ecc0b7dfc6c831e7a8b4598.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s