“La ciudad viva” por Uxua Domblás

Tu publicidad aquí se ve

 

El urbanismo táctico, es aquel que con pocos recursos y de forma reversible permite probar estrategias de un urbanismo futuro. Emplear sencillos dispositivos que permitan experimentar temporalmente sobre posibles soluciones a desarrollar más adelante de forma más estable, detallada y con la ayuda de los recursos económicos necesarios.

La peatonalización de la calle San Andrés es una propuesta que lleva años sobre la mesa, de la que por cierto mucho se ha hablado, y aprovechar este momento de bajo impacto en la movilidad general de Estella-Lizarra para experimentar sobre la solución que se plantea junto con la prueba de ampliación del espacio para las personas y carril bici en el Paseo de la Inmaculada, es sin duda una fantástica noticia para la ciudad. Los propios hosteleros  y comerciantes, unos de los agentes clave de la zona en estos momentos, así lo han manifestado en los últimos días. Ojalá y más propuestas así.

Ciudades de todo el mundo han aprovechado el bajo impacto que este tipo de acciones puede suscitar entre sus vecin@s en esta crisis, para poner en práctica pequeños experimentos que puedan servir para mejorar su movilidad, espacio público y solventar otros problemas que llevan tiempo detectando. Desde San Francisco, hasta Rotterdam, Berlín o Barcelona, pero también están trabajando en esta dirección ciudades cercanas, de otra escala y con colores políticos diferentes, como Pamplona o Logroño.

No entender esta forma de trabajar sobre la ciudad demuestra un profundo desconocimiento sobre el urbanismo del siglo XXI y significa, a su vez, seguir anclado en el urbanismo de los 90, aquel fraguado a golpe de ladrillo y maletín. Véase el Caso Oncineda. Un urbanismo difícilmente reversible, en el que se inyectan millones de euros para diseñar sobre papel, en planta, sin saber si quiera si las soluciones propuestas funcionarían en la práctica: promociones millonarias que nunca llegan, plazas kilométricas de granito u hormigón y sin arbolado bajo el que cobijarse en una calurosa tarde de verano… algo nos suena, ¿cierto?.

uxuaaaa
Ejemplo de Urbanismo Táctico | Fuente: Flickr. Secretaría de Movilidad de Medellín.

Como curiosidad, de pronto, alguien se deja millones de euros en un paseo de granito para cruzar un jardín y a las pocas semanas empiezan a verse los “caminos deseados”, recorridos aleatorios creados por el paso de las personas que no utilizan ese paseo que fue dibujado sobre papel en un despacho. En vez de hacerlo así, en algunos lugares se deja crecer la vegetación y cuando las personas empiezan a caminar sobre ella y a crear sus propios recorridos (más rápidos, más seguros, más prácticos…) es el surco más notorio aquel que transforman como camino permanente.

En estos momentos es importante ser competentes para generar una ciudad resiliente, aquella capaz de rehacerse a sí misma, de reconstruirse pensando en nuevas formas de mejora; ahora más si cabe, siendo conscientes de esa necesidad de cambio sobre la que el planeta lleva tiempo avisándonos.

Una ciudad viva, es la ciudad que tenemos en común, la que nos une, la que todos y todas compartimos, es aquella pensada y trabajada desde lo peatonal, desde la accesibilidad, no aquella en la que la hegemonía del coche marca por qué 2m lineales debemos caminar. En definitiva, una ciudad, segura, amable y cuidadora, aquella en la que pequeñas acciones pueden poner sobre la mesa futuros grandes cambios.

Uxua Domblás

Arquitecta, Doctora en paisaje urbano y patrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s