Mi ex coronavirus y yo (XXXVI), por Algarabía. “Aplausos”

5000

Desde hace días ya, el personal sanitario nos manda señales de el tipo de aplausos que quieren, muy educadamente nos dan a todas las gracias por el homenaje, pero hubiesen preferido que desde 2009 y sobre todo desde el 2014 para acá, les hubiésemos acompañado en sus protestas por las calles de sus ciudades.

La pasada semana hablando con unas amigas sanitarias y decirles que teníamos que cortar la conversación porque empezaban los aplausos, ellas me dijeron que no salían porque se había institucionalizado, un gesto de agradecimiento que espontáneamente salió de la ciudadanía.

A este agradecimiento, según ellas institucional, que agradecían profundamente a las personas que lo hacían de corazón, se unía la inmensa hipocresía de las mismas instituciones de la comunidad autónoma. No olvidemos que hasta la pandemia las competencias sanitarias eran de las CCAA que habían hecho del recorte sanitario su deporte favorito, de la precariedad el modus vivendi del personal sanitario, ahora salen a sus balcones institucionales a aplaudir.

No son ni héroes ni heroínas, porque a éstos no se les recorta el salario, ni se les tiene trabajando sin protección en jornadas interminables ni se les echa a la calle el 10 de mayo como pretenden hacer en Madrid. Porque cuando esto acabe, tendrán que retomar la marcha normal, las listas de espera interminables para realizar pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas aplazadas por la pandemia, etc.

La definición de héroe por otra parte, está muy asociado a las guerras y esto no lo es. Solemos hablar mucho de la proeza de David contra Goliat, pero nunca hablamos de la cantidad de luchadores, que como David que se han quedado por el camino contra los Goliat de turno, os aseguro que son muchos más.

Justo porque esto no es un asunto bélico, ni delictivo, nunca entendí ver militares y guardias civiles en las ruedas de prensa que deben ser absolutamente técnicas y por lo tanto, celebro la decisión del gobierno de sacarles de la escena, creando un clima más acorde con lo que estamos tratando, una pandemia de dimensiones sanitarias, que requiere de investigación y técnicas.

Y no veo a las fuerzas del desorden en este asunto, porque no sé en qué medida una ametralladora, pistola, charretera, etc., puede matar al bicho. Ayer me contaba un compañero que tuvo la mala suerte de ser hospitalizado, que no sabía qué impresionaba más, si ver a la gente sin poder atender en los pasillos, o los paseos de la UME con las armas en ristre.

De verdad que a quien está esperando que le pongan oxígeno, el que un señor aunque se vista de blanco, lleve un arma en la mano no le ayuda, ni anima, no se siente más seguro, en todo caso, eso sí que ha ayudado a crear ese clima bélico innecesario. ¿No sería mejor que hubiese ejércitos de psicólogas para enseñar a gestionar a las personas lo que estaban sintiendo viéndose morir?

¿Qué pensaban hacer matar al bicho a ráfagas? Según lo escribo lo voy entendiendo, con la espada láser transformada en ametralladora de impactos ultravioleta, están camuflando los análisis clínicos para acabar con la pandemia. Por eso desde 2007 se han extraviado 256 armas reglamentarias de la guardia civil, y 159 el resto de la policía nacional o autonómicas. Cuestión que está estudiando ya la universidad de Michigan de forma apresurada.

Pero no os creáis que son pistolas solo, hay fusiles de asalto y lanzagranadas, vamos a ver, ¿Dónde y cómo se guarda un lanzagranadas y sobre todo para qué se roba eso? Además, no os lo perdáis, que no hay un presunto registro centralizado de cuantas son de cada cosa. Cada uno a lo suyo, “anda se me ha perdido un lanzagranadas”, “bueno pues ponlo como que hemos contado mal”.

Osea lo que quiere decir que aquello de Gila de “¿Es ahí el enemigo? Que se ponga, que a ¿A qué hora van a atacar? ¿Nos podéis mandar algún lanzagranadas?, que se los ha cargado el Emeterio lanzando melones”. Sinceramente me lo creo.

Lo sabían y estaban ensayando, de verdad que cerebros privilegiados, por cierto, que dicen los fabricantes de lejías que no os las bebáis ni metáis en vena que hace daño, pero a los americanos les ha llegado tarde la información, o la sangre al cerebro y ya hay más de 100 personas a las que han tenido que atender por ingerir ese preciado desinfectante, siguiendo las instrucciones de su amado líder, desoyendo lo vaticinado por Michigan University.

A ver si cunde aquí el ejemplo y a algunas sucias, miserables, ignorantes y viles mentes de las que ni pasaron por la escuela, o si pasaron fue de largo, de las que firman sin acabar la carrera, y esas nobles cosas que hacen algunas por estos lares, se les limpia el cerebro y dejan de arrojar estiércol contra ese pedazo de profesional que no nos merecemos en este país.

Simón, algunas que nunca llegaremos a tu altura, ni moral, ni intelectual, ni profesional, desde aquí te mandamos el abrazo de quienes pasando por la enfermedad, entendemos lo difícil que tiene que ser para vosotros acertar con el remedio a lo desconocido. Muchos de vosotros al igual que enfermos, familiares, personal sanitario, etc., cuando esto acabe tendréis que hacer terapia para poder olvidar tanta muerte, enfermedad y desgracias compartidas.

Si el infierno de los cristianos existe, debe ser algo parecido a lo que estáis viviendo, por eso yo quiero saltar al paraíso o al abismo cuando esto acabe, qué frase de esperanza, cuando esto acabe, cuántos planes estamos haciendo, pero me temo que después nos comerá la rutina del día a día y esto acabará dejándonos igual que estábamos cuando empezó.

Y mientras ya sabéis, un día más y uno menos, de momento yo me pasaré el día en el balcón viendo a los niños pasar de la mano con sus madres o padres, mañana no saldré a aplaudir porque me lo piden ellas, para que se oiga el silencio en contra de los recortes y por una sanidad pública y universal…….. soñemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s