Mi ex coronavirus y yo (XIX), por Algarabía. “Indignada”

5000

Hoy estoy muy indignada, mucho, y os voy a decir porqué. No es que yo piense, ni mucho menos que el gobierno lo ha hecho todo bien, seguro que desde la experiencia se puede mejorar, se ha preocupado durante todo un mes de los suyos, de los que sufren, de los que les han votado, ósea del pueblo llano, hasta hoy.

Hoy va a poner en peligro a millones de trabajadores y trabajadoras, eso es a los suyos, porque recordemos que los que van a ir hoy a trabajar, quedando al albur de sus jefes que ya sabemos el pelaje del empresariado español, son las personas que no se pueden negar, van a ser los trabajadores y trabajadoras las que van a caer como moscas.

Y no me refiero a los servicios esenciales, por supuesto, que nunca podremos agradecerles suficiente lo que están haciendo, bueno sí que podemos, considerando sus trabajos justo como lo que se ha demostrado que son “los imprescindibles” y por absolutamente necesarios, tienen que estar digna y justamente pagados.

Hasta ayer, yo he comprendido la manera de proceder de un gobierno que se está dejando los cuernos por sacarnos de la tragedia, y le seguiré apoyando como hasta ahora, pero me decepciona que haya sucumbido a las presiones de los que no se van a poner en peligro nunca.

Porque los dueños de las empresas, de los bancos, de las fábricas, los presidentes de las comunidades, los Garamendi, Florentino, Ortega, Botín, etc. no van a poner sus vidas en peligro, es más, pondrán en peligro a sus plantillas para ahorrarse unos eurillos en equipos de protección. Las que se tendrán que cuidar para que no les tengan que cuidar el personal sanitario, son las personas asalariadas, cuyos trabajos no se pueden hacer desde casa, esas y sólo esas, las de siempre, las de abajo, son las que se exponen.

Hoy no me saldrá nada simpático, lo siento. La indignación ante la codicia empresarial de este país, que hasta se permite el lujo de no acudir a las reuniones que convoca el gobierno para ver cómo acometer el futuro, me supera.

Las plantillas, con su representación sindical a la cabeza, tendrán que velar porque se cumplan las normas de prevención de la seguridad y salud, relacionadas con el covid19, porque dependerá de ello su vida o su salud, y habrá que estar muy pendiente de que se respeten todas y cada una de ellas.

Pero ¿Y dónde no hay representación sindical? Van a tener que ser los trabajadores y trabajadoras las que van a tener que enfrentarse a la empresa sin ninguna garantía. Se van a tener que jugar el puesto, además de la salud, si no se cumple con la Ley.

¿Cuántos beneficios empresariales cuesta una vida? ¿Cuántos puntos de la prima de riesgo? ¿Cuántos puntos del PIB? ¿Alguien tiene la respuesta?

Estos días esta corriendo un video en el que le preguntan a un señor, tiene pinta de obrero, si hay que dejar morir gente para que no caiga la economía del país, cual loro adiestrado por el neoliberalismo y capitalismo canalla, responde que sí. Después de un breve regateo llega a la conclusión de que 70 sería un número correcto y empiezan a llegar setenta personas, todas de su familia, la respuesta es “esa es mi familia”,  pues claro idiota y si no es la tuya será la de otro tan pobre como lo eres tú.

El capitalismo asesino que en su día dejó morir a 4000 personas en este país infectadas de Hepatitis C, porque sovaldi era muy caro, sigue poniendo precio a las vidas como si hubiera recambio.

Y lo peor de todo, es que después de la presión que la CEOE está ejerciendo para que se active la economía, cuando empiece a infectarse más gente, a saturar los hospitales y a morir más personas, sus amigos, esa gentuza canalla, utilizará nuestros muertos, no olvidemos que no son suyos, son nuestra gente, nuestras familias, amigos, vecinas, como arma arrojadiza contra un gobierno exhausto de luchar contra la pandemia.

No puedo seguir a riesgo de que me metan en la cárcel, o lo que es peor, que a algún advenedizo alentado por el odio que vomitan, no sólo desde las redes pagadas por el dinero que nos roban, sino desde la tribuna del congreso con 3 millones de votos, le de por hacer alguna tontería a alguien.

Estoy harta de oír que el covid19 no entiende de ideologías, ni de clases, ni de posición económica………me guardo el adjetivo, claro que entiende, de pobreza, de precariedad, de no poder dejar de trabajar aunque no tengas medios de protección. ¿Que no entiende de clases? Preguntad a la población afroamericana o latina de USA.

Por favor, los que podáis quedaos en casa y esperemos no tener que lamentar no hacerlo, y ya sabéis, mientras nos estén robando el mes de abril, soñemos en el 1º de Mayo, que no vamos a poder celebrar y reivindicar en las calles.

julia 13

Un comentario en “Mi ex coronavirus y yo (XIX), por Algarabía. “Indignada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s