Mi ex coronavirus y yo (XVI), por Algarabía. “Poesía de aniversario”

5000

 

Algo de lo que no estamos hablando, es la forma tan peculiar y creativa que estamos teniendo para celebrar los aniversarios y celebraciones de todo tipo, en los que las videollamadas en grupo se están convirtiendo en protagonistas, mucho más si cabe que la propia persona o evento motivo del homenaje.

En un mes de abril normal, mi familia hubiese celebrado nada menos que seis cumpleaños, tres de ellos que siempre celebramos de manera conjunta y que este año, viviremos cada uno en su casa, Eso sí, las velas las soplaremos al menos tres veces por videollamadas varias para cada cual. Ua será con la familia valenciano-malagueña-madrileña, otra con la de Madrid y otra con la familia elegida.

Por lo que estoy viendo por las redes, incluso la vecindad celebra y felicita a aquellas personas que están solas, vaya  esa felicitación con un abrazo espachurrante para todas ellas. Yo también pensaba que no podría celebrar el cumple de mi hijo con él, pero las fuerzas del universo se han confabulado para que sí lo podamos hacer.

Del niño de mis ojos ya os he hablado y por tanto, no me voy a poner pesada. Sólo quiero deciros que hoy hace los años que nació, chiquitín, rubio casi albino, con los ojos abiertos a pesar de haber sufrido lo suyo y con la cabeza levantada cual tortuga, intentando coger el racimo de uvas de mi abuela Manuela.

Creo que él está tan contento como yo de que podamos estar juntos, pero tiene prevista una quedada para cuando esto acabe con unas veinte personas, No sé dónde las va a meter, en su casa no caben, pero quiere celebrarlo a lo grande y hace bien, claro que sí, sea cuando sea.

Me gustaría poder utilizar las palabras, como le comento de vez en cuando a un amigo común vuestro y mío, con filigranas, cenefas, metáforas explícitas, aliteraciones, hipérboles y todas las figuras literarias clásicas e inventadas para poder felicitar, no sólo a mi hijo que por supuesto, sino a todas las personas que están sufriendo en soledad, incluso las fechas que para ella son importantes, señaladas o queridas.

Pero yo no sé utilizar las palabras si no es para expresar lo que vivo, lo que siento, lo que me gusta y lo hago con la prosa sencilla y desnuda que me permite permanecer en mi espacio de confort (Qué moderna). Lo siento no doy para más, me encantan los equilibrios que hacen mis amigos poetas con los sentimientos y las sílabas, pero soy incapaz de contarlas para hacer un verso.

Amo la poesía desde niña. Aún tengo un libro que me regaló mi padre “Las mil mejores poesías de la lengua castellana” que ojeo de vez en cuando. Intento escribir en verso desde entonces, pero no me gustan los números, no tengo paciencia para elegir las palabras que se ajusten a la métrica, pero, me las aprendo de memoria, me parece tan increíble esa mezcla de sueños y realidades, que no puedo por menos que intentar retenerlas en mi cabeza, para recordarlas con el corazón.

Qué envidia me dais poetas de mis entretelas, cómo me acompañáis a lo largo del camino, cómo habéis estado presentes en estos días de encierro involuntario, qué manera de iluminar mis días y mi tiempo vital. Cómo habéis entretenido mi cabeza para olvidarme de ese bicho que por desconocido, era más temido que la propia soledad a la que me ha sometido.

Creo que hablo por muchas personas, que como yo, creen también en la belleza de unos colores mezclados con el sentimiento, la poesía para mí es eso. Los colores de las palabras que mezcladas en su justa proporción, se convierten en reflejos iridiscentes que destacan en la oscuridad de los negros pensamientos. Gracias amigos, muchas gracias por saber cocinar con tan pocas letras, platos tan maravillosos.

Y ahora sí, felicidades cariño, un mundo se me hace pequeño para contener todo el amor que siento por ti, nunca cambies, bueno un poquito sí, pero poco, lo justo para ser quién tu quieres, porque seas como seas, yo siempre estaré a tu lado.

Bueno gente buena, mis mejores deseos para las personas que celebráis aniversarios o cumpleaños estos días entre cuatro paredes y ya sabéis con poesía las penas son más llevaderas. Un día más y uno menos para el resto de nuestras vidas, mientras tanto soñemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s