Quédate en casa, por Julián Ruiz Bujanda

 

julian

A algunos por diferentes motivos en la vida, mayormente por problemas de salud, nos ha tocado pasar temporadas en casa, sin poder salir. No nos pilla de nuevas. La última vez fueron tres meses, hace ya algunos años y lo superé como otros muchos. Lo que cambia en esta ocasión es el miedo.

Ese mal intangible que acobarda el espíritu y la mente. El miedo a lo que vendrá nos paraliza y nos hace vulnerables a cuantos chismorreos se van difundiendo por las redes, etc. Cuando uno está mal y sabe que lo que sucederá es mejorar, tiene un motivo de esperanza. No así cuando escuchas tantas versiones de lo que puede pasar que no sabes a quién creer y cómo comportarte.

Lo que sí es seguro que donde mejor estamos es en casa y todavía hay quien se queja, cuando ha estado toda la vida pensando en lo bien que estaría en ella en vez de en el tajo. No sé, pero me da que el miedo paraliza hasta las prioridades. Es como cuando se piensa en la muerte y no se la teme, lo que teme es el dolor y la desesperanza de no ver el futuro. En no estar aquí para disfrutar de los seres queridos. Pues bien, ahora que puedes estar con ellos aprovecha y disfruta. No te acuerdes tanto de lo bien que están los niños en la escuela y piensa que el mejor maestro eres tú. Aprovecha este tiempo en conocer más afondo a tu pareja, a la que cuando estás metido en la vorágine de la rutina ,apenas tienes tiempo de conversar sobre las cosas que realmente le importan en la vida, etc. Me temo que más de uno/a, se puede llevar una sorpresa en esta tarea impuesta por la necesidad del miedo a lo desconocido.

Por otra parte, ahora hay mucho gurú y mucho adivino que dice, a toro pasado, lo que habría que haber hecho y no se hizo. De esos los ha habido toda la vida, valientes de burladero, que torean con la boca. No sé si el gobierno lo está haciendo bien o mal, pero seguro que lo hecho, está hecho con la mejor intención. Aunque ellos mismos saben que eso no los va a libar de críticas y mentiras, faques, creo que se llama ahora.

A todos esos que piensan que ellos lo hubiesen hecho mejor, decirles que; un señor que miente en su master, un escupidor de huesos de aceituna, un descerebrado que se marcha a Milán en plena crisis y otro que organiza un mitin en Vista Alegre, no son como para tirar cohetes de inteligencia. Y si a esto le sumas que ni siquiera creen en la sanidad pública, pues ya está dicho todo.

Para terminar decir que nadie estamos libres de cometer errores y que está en nuestra mano intentar hacer posible que esto pase y con los menores costes posible. Quédate en casa y aprovecha a disfrutar de lo que tienes.

 

Julián Ruiz Bujanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s