Los pararrayos están en los campanarios, por Juan Andrés Pastor

PASTOR 2        En menos de veinticuatro horas dos situaciones me han dejado pensativo ante la pantalla del ordenador,que es donde más a menudo leo las noticias, alejado eso sí de las “fake news” o informaciones falsas que inundan numerosos medios de comunicación, y no solo en la red, con la clara intención de generar un estado de opinión que manipule, al antojo de quienes detentan el poder, la opinión y por lo tanto la voluntad de la ciudadanía, cada vez más crédula.

Otro día hablaremos de ello, porque no se trata de ningún contubernio oscuro, ya que el descaro de la mentira les ha dejado sin máscara y las vergüenzas, pocas, al aire, cada vez más viciado. (Véase sino el mamoneo de Madrid Central).

A lo que voy. El pasado domingo se celebró en Estella la otrora festividad del Corpus Christi, para lo cual se preparó con mucho mimo, en la plaza sin nombre, que se abre frente al Museo Gustavo de Maeztu y al pie de la escalinata de la Iglesia Mayor de San Pedro de la Rúa, una alfombra floral con multitud de pétalos de flores y hojas verdes. El dibujo que allí se representó era una gran cruz inclinada, amenazada por cuatro flechas que simbolizaban las agresiones  que, según explicaron los responsables del diseño, está sufriendo la iglesia. Ataques que, subrayaron, sólo generan sufrimiento y daño. Ataques que dicen van en aumento, dañando a la institución católica.

No me cabe duda de que todas las personas que participaron en la recogida de flores, en la composición de la alfombra y en el posterior desarrollo de los actos religiosos, lo hicieron desde el respeto, la solidaridad y el amor que la religión católica profesa hacia el ser humano “ Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Inmediatamente recordé las palabras del sermón de la montaña, cuando Jesús protagoniza uno de los momentos más sublimes de su breve historia al decir “Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”.

Al cabo de unas horas, aparece el siguiente titular: La Fiscalía alerta de la falta de respuesta a los abusos a menores en la Iglesia.

 El desarrollo de la noticia dice que “el ministerio público muestra su preocupación por la opacidad del clero y sugiere la creación de una comisión nacional de investigación como las de Australia y Holanda”.

Además ante la inacción de la Iglesia, la fiscalía considera que es el gobierno quien debe moverse y tomar medidas. En este informe el mismo organismo asegura que ha podido constatar las tremendas dificultades que encuentran para detectar estos casos, cuando los abusos sexuales se producen en el seno de la iglesia o de colegios religiosos, por tratarse de entornos muy opacos.

Es de desear que ante esta situación, que en Estella-Lizarra no nos es ajena, y a la vista de las numerosas denuncias por supuestos abusos, cometidos en el Colegio Diocesano de Nuestra Señora del Puy y en otros centros, que la propia iglesia navarra, con su arzobispo a la cabeza, sea capaz de convertir los, sufrimientos, amenazas, abusos sexuales, castigos corporales y psíquicos que han podido sufrir decenas de personas por el comportamiento sádico y depredador de alguno de sus sacerdotes, en justicia, perdón , honestidad y verdad.

Esos sí que han sido daños reales y no una tormenta de verano. Por eso los rayos que en la bonita, e idílica alfombra floral, se pudieron ver este domingo, no son ni ruido ni nueces, sino más bien un ejercicio de hipocresía que en nada beneficia a la propia Iglesia Católica, más preocupada en silenciar la verdad que en predicarla.

Es hora de que el Señor Arzobispo de la cara, ante una sociedad en la que se ha arraigado, lo dice la fiscalía, una preocupante alarma social al respecto, aunque algunos medios lo silencien o eviten informar convenientemente.

 “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.”

 Ya no es suficiente con colocar pararrayos en los campanarios.

Juan Andrés Pastor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s