El amor no sale del corazón, Félix Goikotxeta

 

f.g.v

Todo el mundo, o casi todo el mundo, asociamos el corazón con el amor. Y el corazón es un músculo, y como tal, no entiende de sentimientos, solo entiende de bombear sangre para regar el cuerpo. Sin más.

El amor es un sentimiento y como tal es personal e intransferible. Nadie me puede decir a mí si yo estoy enamorado, o solo me gusta esa persona. Solo yo sé mis sentimientos y la intensidad de ellos.

Por eso y porque el ser humano desde que tiene capacidad de pensar y de sentir, supo que el amor no tiene nada que ver con el corazón, si no, como sentimiento que es, el amor lo sentimos en las tripas. Suena mal verdad, pero así es.

Poneros a pensar y llegareis a la conclusión que cuando estamos enamorados o enamoradas, donde sentimos es en  las tripas. Cuando estamos cerca de la persona a la que amamos, sentimos un hormigueo en la barriga, aunque eso no quiere decir que los que tenemos barriga amemos más que los flacos o delgadas, pero que el sentimiento sale de ahí es cierto y hasta verdad.

Entonces ¿por qué se representa el amor con un corazón?, pues muy sencillo, por pereza. Así de sencillo, por pereza, y porque es más fácil dibujar un corazón que el aparato digestivo.

Imaginaros dibujar en una pared las tripas y el nombre de tu enamorada o enamorado. Pues sería lo correcto, por ejemplo (Félix-tripas-Kontxi) y dejar el corazón para otras cosas.

Claro que si utilizas las tripas para escribir una poesía no nos quedaría igual. : “Cuando te siento cerca siento vibrar mi corazón”, pero si lo pones correctamente sería: “Cuando te siento cerca siento mis tripas vibrar”, y ahí es donde se puede producir un equívoco.

-¿Que pasa que te provoco diarrea?

– No cariño, quiero decir que te amo.

-Pues vaya amor de mierda.

A mí nunca me ha convencido eso de dibujar un corazón en una pared, las paredes están para hacer pintadas reivindicativas, ni mucho menos dibujarlo o grabarlo en un árbol,

 ¡Ojo con la gente que lleva una navaja en el bolsillo para declarar su amor!

Porque hay personas que confunden el amor con la posesión. Y el amor puede que no sea correspondido, o que se acabe. Que tú ames pero no seas amado o amada. Y entonces una gran prueba de amor es apartarte y no molestar. Llevar tu dolor y movimiento de tripas a otro sitio, y comprender que la otra persona es libre para sentir, o no sentir, o sentir por otra persona que no eres tú.

El amor es libertad, no posesión, el amor es personal e intransferible, como ya he dicho antes, y por eso no podemos transferir a la otra persona nuestro amor para que esa persona nos corresponda.

Los poetas hablan del amor y todos mueren por amor, matan por amor, se desafían por amor. ¡Pues no! Y encima nos dais la chapa con eso del corazón, que si palpita que si vibra, que si mi corazón muere de amor. ¡Que no cojones! El amor sale de las tripas, como todos los sentimientos.

¿O cuando sentís angustia, la sentís en el corazón? No. ¿O cuando sentís alegría la sentís en el corazón? Pues no, sentís un cosquilleo en la barriga que sube por la garganta y acaba en una sonrisa o en lágrimas de alegría. O de tristeza.

Pero es que nosotros mismos nos llevamos la contraria.

-Tengo un nudo en el estómago

-¿Y eso?

-Es que estoy muy triste.

Lo veis ahora, veis que todo lo sensible, la alegría, la angustia, la emoción, la tristeza el amor…todo sale de las tripas.

Así que poetas y “grafiteros”, aplicaros y hablar y pintar más aparatos digestivos y no vayáis a lo fácil. Y menos, tal y como están los tiempos, nada de muero por amor o mato por amor. Eso no es bien.

Y como os he hablado de sentimiento, un sentimiento es el odio, que dicen que es contrario al amor, y como tal es personal y no se puede medir. Solamente la misma persona que odia puede saber, más o menos, la cantidad de odio que destila.

Así que juezas y jueces de la audiencia nacional, eliminar el delito de odio a los chavales de Altsasu, que no tenéis ni pajorera idea de lo que odian o a quién. Y liberarlos de una jodida vez.

Y los y las demás, recordar que la mayor prueba de amor es respetar a la otra persona, y a los hombres también recordarles que con una navaja no se declara el amor a nadie. Y a las mujeres que nadie te ama a golpes, que al primer amago, denunciar, porque hay amores que matan….aunque en realidad mata el hombre, no el amor.

Yo tengo la suerte de amar, desde txiki, y además de amar a la mujer más maravillosa del mundo. Para ti mis tripas Kontxi, bueno….mejor mi corazón.

FÉLIX GOIKOTXETA VEGA

  1. ALSASUKOAK ASKE, más de 800 días secuestrados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s