Izarra 1–1 Vitoria- Empate ante el penúltimo

thumbnail_AUTO EGA 256x69 DWA HAGSESP18

El Izarra no acertó en los metros finales

 

Izarra; Iricibar, Eguaras, Eneko, Casado, Endika, Cisneros, Areso (57´ Chema Moreno), Hinojosa (8´Maestresalas), Laborda, Deivid, Toni (81´Sagües).

 Vitoria; Areitio, Camús, Roger, Kaiser, Malón, Atienza, Luis (67´ Kike), Txaber (46´Alain), Xesc, Obieta (75´Ríos), Jaime.

 

Goles:

0-1-12´Kaiser

1-1-25´Deivid

 

Árbitro: Dirigió el encuentro el colegiado madrileño Carralero Calvo, ayudado por Ramos García y Puerta Sánchez. Mostró cartulinas amarillas a   por el Izarra y a  Obieta y Camús   por los alaveses.

 Incidencias:

300 espectadores en Merkatondoa en una tarde, fría, lluviosa y en la que el viento también se dejó notar.

 El empate, y gracias, ante el penúltimo clasificado, deja a los de Estella con las ganas en un partido donde acumuló ocasiones y desaciertos, tantos como su rival. Por ese motivo el resultado se puede considerar justo.

 Desde el pitido inicial el Izarra dejó bien a las claras cuáles eran sus intenciones; ir a por el partido y dar primero. En el minuto 1 el debutante Toni García consigue burlar a su marcador y coloca en el segundo palo un centro medido que Hinojosa remata fuera por muy poco. En tarea defensiva únicamente Laborda quedaba por delante del balón, aplicándose el resto de efectivos tanto en la presión como en la recuperación. Los vitorianos buscaron entonces la banda, sobre todo la del costado izquierdo, por donde a los cinco minutos el lateral Roger, se internó hasta la línea de fondo, pero su centro no halló rematador. En el inicio de la primera mitad, en esa banda encontraron los visitantes la manera de inquietar a Iricibar, quien se tuvo que aplicar poco después para blocar el disparo lejano de Jaime. Esas dos ocasiones consecutivas parecieron convencer a los visitantes de que iban a poder arrancar un buen resultado de su visita a Estella, y decidieron adelantar la línea de presión, por lo que los próximos minutos se jugaron en campo local. Fue entonces cuando llegó el primero gol de la tarde. Una falta en el lateral del área, sacada por Roger, no pudo ser despejada y el central solo tiene que empujar el balón a la red. El gol de Kaiser espoleó entonces a un Izarra que dio un paso adelante y comenzó a buscar a Laborda como referente ofensivo. Dos minutos después del gol, una jugada trabada en la que participan Toni y Deivid es rematada por este último, sin peligro para Areitio. A renglón seguido el disparo de Luis, por parte de los “verdillos”, sale muy desviado de la portería estellesa. El Vitoria, seguía leyendo mucho mejor que su rival el partido, y se encargaba de marcar el ritmo que más le convenía, a la espera de cerrar el partido confiando en su contraataque.

 Mientras tanto el jugador más entonado en el ataque izarrista, seguía siendo el debutante Toni García, imparable en su banda izquierda. Una falta sobre el extremo andaluz propició el tanto del empate, al rematar Deivid de cabeza y de manera imparable, el servicio de Eguaras.

 Ambos equipos conseguían anotar en su primer lanzamiento entre los tres palos, y ambos lo hacían después de sendas faltas laterales. El encuentro entraba en el último cuarto de hora de la primera mitad con todo por decidir, las fuerzas muy igualadas y las ambiciones de uno y otro intactas, sabedores de la importancia que estos tres puntos podían tener para el desenlace final de la temporada.

 El encuentro entró entonces en un toma y daca en el que ninguno consiguió imponer su propuesta. A la salida de un saque de esquina los vitorianos insistieron en su poderoso juego aéreo, otra vez por medio de Kaiser, para que inmediatamente después el Izarra imprimiera velocidad a un contraataque que estuvo a punto de dejar solo a Areso frente al meta contrario. Otro robo de balón, permitió a Toni, el mejor de la primera mitad, colocar un centro perfecto sobre la llegada de Laborda, pero el disparo cruzado del delantero salió lamiendo el poste.

Hasta el minuto 41 no llegó el primer córner favorable al Izarra, el centro de Eguaras no tuvo consecuencias.

Sí que pudieron los locales adelantarse en el último suspiro de la primera mitad, si Hinojosa hubiera dirigido mejor el remate de un rechace dentro del área pequeña, pero cuando ya se cantaba gol, el balón se estrellaba en el lateral de la red. A continuación el colegiado señaló el final del primer acto.

 La reanudación introdujo pocas novedades, la lucha en el centro del campo seguía sin tener un dominador claro, por lo que el juego se trabó en la medular con pocas aproximaciones a las áreas. El primero que entendió que el recurso del lanzamiento lejano era una opción a tener en cuenta fueron los visitantes. En el minuto 52 Obieta lanzaba un obús, desde treinta metros que salía desviado por muy poco. Hasta el minuto 59 no llegó la primera jugada de peligro blanquiazul; de nuevo Toni por su extremo es capaz de colocar un centro medido para que Laborda, después de controlar pueda ceder a Chema, pero su violento disparo salía desviado. Poco después otro servicio de Toni era rematado fuera por Laborda.  Mientras el Izarra apostaba por llevar el peligro por las bandas, los vitorianos continuaban buscando el disparo lejano ante la dificultad de superar a la pareja de centrales que conformaban Casado y Endika.

Cumplidos los primeros veinte minutos de esta mitad, otra falta lateral, botada por Deivid estuvo a punto de convertirse en gol, pero esta vez el cabezazo de Hinojosa encontró la respuesta magnífica del portero.

Lejos de amilanarse los jugadores de Fagoaga insistieron en buscar la espalda de la defensa navarra,y a la salida de un corner a punto estuvo de anotar Jaime. La respuesta llegaba con un lanzamiento al palo por parte del capitán Hinojosa, quien continuaba acumulando tantas ocasiones como mala suerte. Al partido le quedaban veinte minutos y el gol seguía rondando una y otra portería. El primero que pudo marcar fue el conjunto verde, pero Jaime tras haber hecho lo más difícil, y ya dentro del área, no acertó ni a centrar ni a rematar en una oportunidad clarísima.

Fue entonces cuando Rodrigo Hernando dio entrada a Maestresalas y Sagües por Hinojosa y Toni, buscando con el primero más fortaleza en la medular y con el segundo más frescura por la banda zurda. Aunque los últimos minutos se convirtieron en una sucesión de faltas y saques de esquina favorables al Izarra, el marcador ya no se movió, por lo que los de Estella siguen coqueteando con los puestos de peligro y los vitorianos suman un punto que dieron por bueno, ante la delicada situación que atraviesan, como penúltimo clasificado.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s