Controlar desde detrás, por José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández

 

FOTO MONTEJURRA SOLO             Se puede pensar que la frase ha pasado de moda sepultada por acontecimientos más recientes, pero no, no pierde actualidad porque siempre hay alguien dispuesto a ello. Me refiero al wasap de Cosidó a sus colegas senatoriales del PP en el que se jactaba de que controlarían, a través del juez amigo propuesto para presidir el CGPJ, la Sala Segunda del Tribunal Supremo “desde detrás”.

Toda una declaración de intenciones de manipulación de la Justicia. Si la frase hubiera sido lanzada por raperos o payasos, si hubiera ocurrido en cualquier otro escenario en clave de humor, el responsable habría sido llamado a declarar. Si, por ejemplo, Mari Carmen, la ventrílocua, en el papel de Cosidó, con doña Rogelia en el papel de Marchena, hubieran representado este gag, estarían encausados.

                                                                                                                                                                  Pero lo del wasap no ofende a una derecha tan hipersensible para según qué cosas, lo que quiere decir que lo que se toma a broma son el Senado y la Justicia. El Supremo está en horas bajas, demasiado hipotecado por el asunto de las hipotecas. El CGPJ está en entredicho. Se necesita una reforma urgente y profunda del Poder Judicial, de la Justicia.

La imagen de Juan Carlos I saludando al sospechosísimo príncipe heredero saudí es, cuando menos, inoportuna y con suficiente importancia como para añadirla al nutrido álbum de fotografías borbónicas comprometedoras. El rey emérito, que lo es por méritos atribuidos, va sumando deméritos por ver si consigue, por méritos propios, que España mañana sea republicana.  Los republicanos le agradecemos su esfuerzo.

Lo peor, o casi, ha venido después. Ya sufríamos al pimpollo Casado, el hijo en diferido de los Reyes Católicos, que se inventa la Historia y resuelve sus intríngulis haciendo telequinesia de hechos tras un máster no presencial en Cuarto Milenio. También soportábamos al pimpollo Rivera buscándose a sí mismo e intentando que sus ocurrencias parecieran ideas. No era suficiente con la derechización de las derechas y aparece Abascal, don Pelayo redivivo, que ha llegado a caballo dispuesto a reconquistar España. Y yo con estos pelos.

No voy a valorar las posibles variadas causas de la irrupción de Vox, que ya hay muchos politólogos para tal menester, me quedo  con que en buena parte puede ser la respuesta de los cabreados, de los partidarios de odiar en tiempos revueltos; también el refugio del miedo inducido. Su programa es una reedición de los Principios Fundamentales del Movimiento pasados por el flequillo de Trump y el capote de Fran Rivera. Esta es la nueva España nacional-taurina.

Entretanto, Torra deja un día de desayunar y se le cuela por las tripas vacías la vía eslovena como solución al problema catalán. Para que luego digan que no es importante un buen desayuno. Llamarle irresponsable resulta demasiado benévolo.

Y aquí estamos, entre dos hipérboles nacionalistas, entre dos lecturas épicas (y falsas) de la Historia, tan espesas que no dejan huecos para que penetre la cordura. La militancia del “contigo o contra mí” impide la aceptación de los matices, tan necesarios.

Los senadores de Cosidó quieren maniobrar desde detrás, los machotes que vienen a poner orden se han colado por detrás para darnos por todos lados. Parece ser que Aznar maneja desde detrás al tridente derechón, aunque subido en lo alto de su ego (dudo si este personaje se cree el elegido de dios o su sustituto).

Hay que defender la democracia y el diálogo es fundamental en ella; las bravuconadas, no. ¿Y la izquierda somnolienta? Desde las izquierdas habrá que presentar lucha ideológica. A ver si resurgen los patriotas de la Agenda Social y, superando a los agitadores de banderas y odios, se colocan por delante de ellos para liderar el final de tanto despropósito.

José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s