Los jóvenes del Gaztetxe dicen que no se fían ni del Gobierno, ni del Ayuntamiento de Estella y anuncian que seguirán ocupando el Hospital Viejo

mayo

 

A través de este comunicado explicamos los movimientos acontecidos los últimos días en torno al Gaztetxe Sugarra de Estella-Lizarra y transmitimos nuestra valoración al respecto: El jueves 11 de octubre se iba a celebrar un juicio contra tres personas por un delito de usurpación y en ese proceso penal el juez podía dar la orden de desalojo del edificio (y había altas probabilidades de que lo hiciera).

En este contexto y para evitar el pleito, llevamos a cabo una campaña para pedir al Gobierno de Navarra una mediación. Una semana antes de la citación, se nos comunicó que el Gobierno foral quería hablar con el Gaztetxe y acordamos con ellos una reunión que se dio el martes, dos días antes del juicio. En esa reunión estuvieron presentes un representante del Gobierno de Navarra, el jefe de Nasuvinsa, el alcalde de Estella-Lizarra, un representante vecinal (propuesto por nosotras) y el Gaztetxe de Estella-Lizarra.

Nasuvinsa nos explicó el proyecto que quería desarrollar en el edificio del Gaztetxe y desde el Gobierno de Navarra se nos dijo que tenían el objetivo de dialogar con nosotros y llegar a un acuerdo. Nuestro planteamiento fue claro: mientras haya un juicio contra nosotras no habrá ningún tipo de negociación. El Gobierno de Navarra quería lavar su imagen diciendo que quería diálogo, pero al mismo tiempo mantenía un proceso penal en nuestra contra: intolerable.

En esa reunión, por un lado, el Gobierno de Navarra decía que no podía anular el proceso penal por la responsabilidad que tiene con su patrimonio; por otro lado, en ese mismo encuentro, nos decía que anularían el proceso penal si abandonábamos el inmueble. Al final, dijeron que para comenzar la mediación, y en consecuencia anular el juicio, teníamos que firmar un documento desde el Gaztetxe que ratificase nuestro compromiso y convicción para sacar adelante su proyecto. Es decir, el Gobierno foral estaba dispuesto a mediar siempre y cuando nosotras garantizásemos que de esa mediación saldría adelante su proyecto; todo esto 2 días antes del juicio, cuando han pasado 3 meses desde que se ocupara el Gaztetxe.

Ese mismo día nos reunimos en asamblea para tomar una decisión, para aceptar o no esa mediación condicionada, y decidimos mantener nuestra posición inicial: mientras siguiera adelante el juicio no habría diálogo por nuestra parte y no aceptaríamos en esa mediación garantizar el proyecto del Gobierno de Navarra; al fin y al cabo, eso no es una mediación; no es una negociación real.

El Gobierno de Navarra hizo uso del chantaje para decir que seguiría adelante con el pleito al no haber mostrado un compromiso con su proyecto, pero nosotros mantuvimos nuestro planteamiento. El jueves, día del juicio, el Gobierno de Navarra se echó atrás en el último momento, minutos antes de comenzar la sesión, y aceptó la mediación. Es destacable mencionar que el proceso penal se está desarrollando alrededor de un montaje policial, ya que se ha imputado a tres personas que no tienen nada que ver con la asamblea que gestiona el Gaztetxe hoy en día, con la colaboración de Policía Foral y Municipal.

El proyecto de Gobierno de Navarra y Nasuvinsa en el lugar que hoy es el Gaztetxe, se trata de realizar viviendas para jóvenes y dos viviendas para situaciones de emergencia. Así, han puesto en marcha de repente un proyecto que llevaba muchos años paralizado. Según dicen, hasta ahora no había dinero para ejecutarlo pero parece que ahora sí que lo hay. Nasuvinsa también quiso hacer el año pasado un proyecto de viviendas de alquiler social, en unos bloques vacíos llamados Camineros. Dicen que sale muy caro y que es necesario derribar los bloques para volver a construir las casas; por eso se descartó en su día. Ahora dicen que tienen el dinero, pero no quieren desarrollar el proyecto en Camineros; ahora quieren ejecutar la inversión en el Gaztetxe.

tu-anuncio-aquc3ad-por-3-e282ac

Su propuesta es ceder una parte del edificio al Ayuntamiento para que el Ayuntamiento haga luego un convenio con el Gaztetxe. Es remarcable que el Gobierno foral no es propietario de todo el inmueble; una parte es del Ayuntamiento. El planteamiento es quitar al Gaztetxe una parte de propiedad del Gobierno de Navarra para hacer viviendas y en la otra parte hacer firmar al Gaztetxe un convenio. En este contexto comenzará la mediación entre el Gaztetxe Sugarra de Estella-Lizarra y el Gobierno de Navarra, y la postura de la asamblea que gestiona el Gaztetxe es la siguiente:

1 – Es necesario un espacio donde podamos llevar a cabo nuestros objetivos a medio plazo y proyectos, nuestra idea era comenzar a trabajar una parte del edificio e ir utilizando más sitio según las necesidades. Por nuestra parte, aseguraremos el espacio necesario para satisfacer las necesidades que hemos visto. En la mediación no aceptaremos que el proyecto de Nasuvinsa condicione el nuestro, pero hay espacio físico para ambos proyectos.

2 – Somos conscientes de que la mediación y el convenio son movimientos contrarrevolucionarios llevados a cabo por las instituciones para constreñir las formas políticas propias de la clase trabajadora en los parámetros de la clase dominante, adaptándolo a su marco jurídico. Que prefieren empezar un proyecto que hasta ahora tenían bloqueado y acometer unas inversiones económicas enormes antes que dejar que nosotras gestionemos el edificio con total autonomía, por el potencial revolucionario que esto supone. Consideramos además que los intereses electorales juegan un importante papel en los movimientos de los partidos políticos, teniendo en cuenta que el año que viene se celebran elecciones.

3 – Aunque vayamos a empezar un proceso de mediación para lograr un convenio, esto no quiere decir que dejemos de lado la herramienta de la ocupación. La ocupación es una herramienta propia de las desposeídas y gracias a ella se ha conseguido hacer presión y apropiarse de un espacio en el centro de Estella-Lizarra que puede tener muchas posibilidades. Tenemos claro que sin haber realizado la ocupación el Gobierno de Navarra no estaría dispuesto a perder un espacio para el proyecto del Gaztetxe, y ni Gobierno de Navarra ni Nasuvinsa hubieran incorporado de nuevo a su agenda la grave situación que padece la ciudad con la problemática de la vivienda, a modo de contraproyecto frente al Gaztetxe.

4 – Ligado a esto último, nos parece vergonzoso que se instrumentalice la grave problemática habitacional para poner a la opinión pública a favor de su proyecto y pisotear así el proyecto del Gaztetxe. En Estella-Lizarra hay más edificios de titularidad pública, como Camineros, para hacer frente al problema, pero han decidido desarrollarlo en el Gaztetxe. De este modo, creemos que se puede querer extender la idea de que el Gaztetxe obstaculiza la creación de viviendas sociales y para emergencias. A pesar de ello, estamos dispuestos a ceder una parte del inmueble a Nasuvinsa, conscientes de la problemática de la vivienda en la ciudad, siempre y cuando se respete nuestro proyecto.

5 – Decir que estamos abiertos a un acuerdo y a mediar no quiere decir que aceptaremos cualquier cosa. De ninguna manera nos fiamos del Gobierno de Navarra, Nasuvinsa ni del Ayuntamiento. Tenemos muy presentes las experiencias sucedidas en Iruñea: el desalojo de Maravillas impulsado por el Gobierno de Navarra; las palabras de Nasuvinsa diciendo que haría viviendas sociales para luego no hacer nada; el hecho de que el Ayuntamiento de Iruñea cediese un Gaztetxe para desalojarlo meses después. Estaremos muy alerta durante las negociaciones para que este tipo de cosas no se repitan en Estella-Lizarra, teniendo muy presente estos peligros y comenzando el proceso de mediación y acuerdo partiendo de la desconfianza. Si percibimos la posibilidad de que se cumplan estos riesgos nos levantaremos de la mesa de negociación y pasaremos a la autodefensa del espacio ante un intento de desalojo.

6 – Continuaremos con nuestra labor con total normalidad. No dejaremos que el pesado, largo y burocrático proceso de mediación, diálogo y convenio condicionen nuestra actividad política. Seguiremos como hasta ahora, organizando actos y dando forma a nuestros proyectos.

7 – Si el Gobierno de Navarra pone de nuevo en marcha el desalojo del Gaztetxe Maravillas, lo tendremos en cuenta en la mediación. Los Gaztetxes que puede haber en distintos sitios no son proyectos aislados; como decían las compañeras de Maravillas, son otro modo de entender el mundo. Como el ataque a cualquier Gaztetxe es también un ataque a nosotras, si se vuelve a dar otro intento de desalojo en Maravillas no podremos hacer oídos sordos y actuar como si nada frente al Gobierno de Navarra. Relacionado con esto está también el juicio que se celebrará el 31 de octubre contra el Gaztetxe de Rotxapea y, si se ejecuta un intento de desalojo, desde Estella-Lizarra también participaremos en la autodefensa de este espacio autogestionado.

 

GAZTETXE SUGARRA de ESTELLA-LIZARRA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s