El paro crece en Navarra en 451 personas en septiembre y baja en 2.180, en un año

mayo

 

El número de personas desempleadas registradas en las Agencias del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) se ha situado al finalizar septiembre en 33.115 personas. Según este dato, se ha dado un repunte mensual del desempleo registrado de un 1,38%, lo que ha supuesto 451 personas desempleadas más. Sin embargo, en términos anuales se ha dado una reducción del desempleo del -6,18%, lo que representa un descenso de 2.180 personas desempleadas menos en un año.

Hay que tener en cuenta algunas cuestiones en relación con  el contexto en el que se producen estas variaciones. Por una parte, el mes de septiembre se suele mostrar de manera irregular respecto a la variación del desempleo. En esta ocasión, se ha dado un repunte mensual del paro, circunstancia que también se produjo en otros años como en 2016 o 2014, aunque es cierto que entonces el aumento resultó de menor intensidad. Por tanto, la valoración respecto a la evolución mensual del desempleo no resulta positiva.

De todas formas, aunque todo aumento del desempleo es sin duda negativo, no se debe tomar el dato de manera aislada sino teniendo en cuenta, tanto la evolución o tendencia desde una perspectiva temporal mayor, como el contexto en el que se produce, muy diferente al de la etapa de crisis.

BANNER-DKT-ESTELLA-N              Además, también conviene tener en cuenta que el periodo transcurrido entre después del verano, de septiembre a octubre, y principios del siguiente año no suele ser un tiempo favorable para el descenso del desempleo. Esto sucede tanto en ciclos expansivos como en periodos recesivos. Por tanto, también influye, en este caso de manera negativa, el persistente componente estacional del desempleo.

Por último, a pesar de este negativo crecimiento mensual del paro, hay que remontarse hasta finales 2008 para encontrar unas cifras de paro registrado similares.

En relación con lo apuntado, no conviene olvidar que la cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013, en ese mes la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Es decir, desde entonces la reducción del paro ha sido del -41,4%, lo que supone un descenso de 23.409 personas paradas registradas.

Por su parte, en el Estado el desempleo ha crecido un 0,64% en un mes, mientras que anualmente ha descendido un -6,1%. Por tanto, en el mes de septiembre el paro aumenta en mayor medida en Navarra, pero desciende algo más en un año.

Otro elemento que sigue resultando de especial transcendencia es el que tiene que ver con el nivel de cobertura que representa el Sistema estatal de protección por desempleo. Los últimos datos presentados vuelven a reflejar la evidente limitación del sistema estatal. Además, el nivel de cobertura ha roto su tendencia ascendente tras dos meses de aumento. La tasa de cobertura por desempleo correspondiente al mes de agosto, último dato disponible, es del 51,9%. Por tanto, tres décimas menos que la de julio pero ocho décimas más que la de hace un año.

En definitiva, según estos datos, más de la mitad de las personas desempleadas carecen de cobertura en este sistema, exactamente un 52,9%. Así, si se tiene en cuenta al conjunto de la población desempleada, el número de personas paradas sin cobertura en Navarra se cifra en 17.290 personas. De ahí la gran importancia de contar con herramientas propias de apoyo como la Renta Garantizada que sirve de amortiguación ante la insuficiencia del sistema estatal.

También conviene tener en cuenta, que un 64,2% de las personas con cobertura por desempleo tienen una prestación contributiva, pero que el 30,9% tienen un subsidio, un 4,7% una Renta Activa de Inserción (RAI) y un 0,2% se inscriben en el Programa de Activación del Empleo (PAE), con todo lo que ello supone en cuanto a nivel de ingresos.

Por su parte, en el Estado, la tasa de cobertura asciende hasta el 61%, es decir, es 9,1 puntos superior.

Desglose de datos del paro

Por agencias de empleo se produce una variación desigual, tanto en términos mensuales como anuales.

Las agencias en las que ha descendido mensualmente el desempleo han sido las siguientes: Lodosa (-5,0%), Doneztebe / Santesteban (-3,0%), Altsasu / Alsasua (-2,6%) y Tafalla (-1,0%).

Por el contrario, se ha dado un aumento mensual del desempleo en la agencia de Yamaguchi-Pamplona / Iruña (0,4%), Estella-Lizarra (1,0%), Rochapea-Pamplona / Iruña (1,6%), Ensanche-Pamplona / Iruña (1,7%), Tudela (4,5%) y Aoiz / Agoitz (6,2%).

Respecto a la variación anual, se ha dado un descenso del desempleo generalizado, es decir, se ha producido una reducción  en todas las agencias, aunque, de nuevo, se ha dado de manera divergente.

Dichos descensos anuales han sido los siguientes: en la agencia de Aoiz (-13,1%), Yamaguchi-Pamplona (-10,3%),  Santesteban (-9,8%), Alsasua (-6,7%), Rochapea-Pamplona  (-6,3%), Ensanche-Pamplona (-5,8%), Tafalla (-5,4%), Lodosa (-5,4%), Tudela (-3,5%) y Estella  (-2,7%).

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, el paro registrado se sitúa en 19.778 mujeres, produciéndose un aumento de 116 desempleadas en un mes, un 0,59%, y en 13.337 hombres, con un incremento del 2,6% (335 parados más con respecto al mes anterior). Por tanto, el aumento mensual del paro ha resultado mayor en el caso de los desempleados.

Sin embargo, conviene reseñar que si se analiza la variación anual desde la perspectiva de género, se confirma que tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar (se produjo una “igualdad a la baja”), se ha vuelto a una distribución más desequilibrada del desempleo. Así, el número de desempleados desciende anualmente en un -8,4%, mientras que el descenso para las mujeres resulta menor, un -4,6%. De esta forma, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 59,7% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%, es decir, algo más de diez puntos por encima.

Por grupos de edad, en el único intervalo en el que se produce un ligero descenso mensual del desempleo es en el de 25-34 años. Dicho descenso es del -2,4% (152 personas desempleadas menos).

En cuanto al resto de intervalos, se dan aumentos de diversa intensidad. El número de personas desempleadas menores de 25 años aumenta respecto a agosto un 7,9% (243 más), las personas desempleadas de 35 a 44 años se incrementan un 2,4% (191 más). Por su parte, el desempleo entre las personas de 45 a 54 crece en un mes un 2% (151 más). Por último, el colectivo de personas desempleadas mayores de 55 años se incrementa únicamente en 18 personas (un 1,4%).

De esta forma, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.321 (un 10% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 18,9% del total del desempleo (6.268), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 24,1% (7.992),  las personas desempleadas de entre 45 y 54 representan el 23,5% (7.768 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 años o más supone también el 23,5%, 7.766 personas.

En cuanto a la variación anual, se produce un descenso generalizado del paro registrado aunque también con diferente intensidad, siendo los descensos más homogéneos en términos relativos a partir de los 35 años. De esta forma, las personas jóvenes desempleadas menores de 25 años descienden un -9,8% (361 menos), el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -3,6% (236 menos), el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44 es del -6,3% (540 menos). Por su parte, las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -6,4% (535 menos), mientras que el descenso de aquellas de más de 55 años lo hace un -6,1% (508 menos).

Por nivel de estudios, casi siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de secundaria, y suponen el 69,5% del total (23.003). Por su parte, el desempleo de las personas con formación universitaria es del 10,7% del total (3.540 personas). Según los datos analizados parece estar reduciéndose en mayor medida el desempleo entre las personas con estudios superiores. En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios, conviene significar que siete de cada diez siguen siendo mujeres (un 70,8%).

Por otra parte, según la nacionalidad, el 18,8% de las personas desempleadas en septiembre tiene nacionalidad extranjera, se trata de 6.222 personas. En cuanto a las variaciones mensuales y anuales, se ha dado un aumento del 3,7% del desempleo de la población extranjera respecto a agosto, mientras que el desempleo de las personas con nacionalidad española se ha incrementado mensualmente en menor medida, un 0,9%. En términos anuales, el desempleo de la población extranjera ha descendido también en menor medida, un -1,3% frente a un descenso del -7,2% del desempleo de personas con nacionalidad española.

Sin embargo, es preciso seguir teniendo en consideración uno de los problemas más graves derivados de la crisis por todo lo que conlleva, el desempleo de larga duración. Los datos correspondientes al mes de septiembre indican que del total de las personas registradas como desempleadas, el 37,4% son desempleadas de larga duración, es decir, casi cuatro de cada diez. Se trata exactamente de 12.386 personas, de las cuales, un 64,3% son mayores de 45 años (7.962) y un 39,1% son mayores de 55 años (4.843 personas). Cabe añadir que un 65,7% de las personas que llevan en desempleo continuado más de un año, son mujeres. De esta forma, el cruce de ambas variables (sexo y edad) refleja que del total del desempleo de larga duración, una cuarta parte (un 25%) son mujeres de más de 54 años.

Por otra parte, a pesar de que se trata de un porcentaje elevado a tener en cuenta por todo lo que ello conlleva, también es cierto que el peso del desempleo de larga duración ha disminuido, llegó a alcanzar el 43% en la primavera de 2015, es decir, 5,6 puntos por encima de su proporción actual. Cabe añadir además, como aspecto positivo, que se ha dado un mayor descenso, tanto mensual como anual, del paro de larga duración, un -0,2% mensual frente al mencionado aumento del 1,4% total. Por su parte, en términos anuales ha descendido un -9,7%, mientras que el total del desempleo lo ha hecho el señalado -6,2%.

Por último, por sectores económicos, el desempleo ha crecido en términos mensuales en el sector primario, industria y servicios, mientras que en el sector de la construcción se ha mantenido prácticamente igual. Así, respecto al mes anterior, en el sector primario el aumento del paro ha sido del 6% (103 personas desempleadas más). Por su parte, en la industria el incremento ha sido del 2,1% (93 personas paradas más), aunque en el sector servicios el aumento ha sido del 0,9% (191 personas desempleadas más procedentes de dicho sector). Por su parte, en la construcción se ha dado un mínimo descenso mensual del desempleo del -0,06%.

En términos anuales, resulta positivo que el paro haya disminuido en todos los sectores aunque destaca el descenso anual producido en el sector de la construcción, un significativo -20,6% (435 personas desempleadas menos en un año). Los descensos en el resto de sectores han sido los siguientes: En el sector primario se ha dado un descenso del -1,4% (25 personas paradas menos); en el sector industrial la reducción ha sido del -1,5% (72 personas desempleadas menos) y en el sector de los servicios el descenso anual se sitúa en el -6,2%, lo que supone 1.461 personas desempleadas menos.

Hay que añadir que el paro del sector de Servicios sigue representando aproximadamente un 66% del desempleo registrado mientras que el desempleo procedente de la industria es del 13,9%, siendo del 5,1% el derivado de la construcción y del 5,5% el del sector primario. En cuanto al desempleo de las personas sin empleo anterior, también ha descendido anualmente, en este caso un -5,7 % (187 personas menos); este colectivo representa el 9,3% del total del desempleo.

Del análisis de la evolución del desempleo por subsectores económicos, hay que destacar que en esta ocasión el habitual descenso del paro de la rama educativa (561 personas desempleadas menos en un mes), circunstancia relacionada con el comienzo del curso académico, no ha sido suficiente para que el balance sea positivo.

De esta forma, el principal foco del aumento mensual del desempleo ha sido el de las actividades sanitarias con un incremento de 253 personas desempleadas más en un mes. Algunas otras ramas que también han favorecido el aumento total del desempleo, aunque alejadas de la actividad sanitaria, han sido: los servicios a edificios y actividades de jardinería (105 personas desempleadas más en un mes), la agricultura, ganadería, servicios relacionados con las mismas (102 más), la fabricación de vehículos de motor (96 más), la fabricación de material y equipo eléctrico (86 más) y el comercio al por menor (70 más).

Respecto a la variación anual del desempleo, se ha producido un descenso anual del paro en gran parte de las ramas de actividad, como son: Administración Pública y Seguridad Social (262 personas desempleadas menos en un año), las actividades de construcción especializada (220 menos), los servicios de comidas y bebidas (211 menos), la construcción de edificios (177 menos), el comercio al por menor (166 menos), el comercio al por mayor e intermediarios del comercio (127 menos), y las ramas educativas (101 menos).

En contraposición, de las actividades en las que aumenta el desempleo cabe destacar el incremento del paro en las actividades relacionadas con el empleo (143 personas desempleadas más en un año), la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques (141 más) y las de fabricación de material y equipo eléctrico (94 más).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s