Ha comenzado el campo de trabajo en el entorno de la judería estellesa

auto-ega-256x69-imagen

Hasta el próximo 30 de julio, 25 jóvenes de distintas procedencias y nacionalidades intervendrán en un espacio del patrimonio de Estella-Lizarra con el fin de acondicionarlo para su mejor promoción, y otros 25 realizarán actuaciones de restauración y mantenimiento en el Parque Natural Señorío de Bertiz.

Labores de limpieza, preparación y promoción del patrimonio judío

Los y las jóvenes voluntarias que participan este mes en el campo de Estella-Lizarra trabajarán en tres líneas: la científica (colaborando en las excavaciones arqueológicas y acondicionamiento del terreno para un posterior estudio mediante Ground-penetrating radar), la puesta en valor de la zona (limpieza en el entorno de la muralla del ghetto) y la promoción del patrimonio judío mediante visitas guiadas a este entorno de trabajo. En todo momento están acompañados por tres arqueólogos especialistas, y se alojan en el albergue juvenil Oncineda. En la organización de esta actividad colabora el ayuntamiento de la ciudad.

Estella-Lizarra posee un rico pasado judío desde su fundación en el s. XI. Aquí permanecieron los judíos hasta el año 1498. Hoy en día, los edificios que conformaron la judería no son visibles y están ocultos bajo el terreno y los cultivos. La única parte visible de la judería es la muralla que delimitaba y defendía el barrio judío, “el ghetto”, la cual se sitúa a los pies del Camino de Santiago.

Un total de 123 jóvenes de entre 15 y 30 años participarán durante los meses de julio y agosto en cinco campos de voluntariado nacional e internacional, organizados por el Instituto Navarro de Deporte y Juventud (INJD).

Además de los dos programas que se inician hoy, durante el mes de agosto serán 73 los y las jóvenes voluntarias que colaboren en otros tres campos de voluntariado: Uno con fines medioambientales en el Parque Natural de Urbasa-Andía (entre el 9 y el 23) y dos dirigidos a la recuperación de la memoria histórica en la localidad de Igal (Pirineos) y en el cementerio de las Botellas, junto al Fuerte de San Cristóbal (Ezcaba).

En estos programas, cuyo objetivo general es fomentar la movilidad juvenil y el encuentro intercultural de jóvenes en proyectos solidarios, participan jóvenes procedentes de comunidades como Andalucía, Comunidad Autónoma Vasca, La Rioja, Galicia, Murcia, Asturias, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia, Extremadura, Galicia o Madrid; y de países como Turquía, Francia, Italia, México, Alemania, Japón o Rusia.

El presupuesto total de estos campos de voluntariado asciende a 144.000 €.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s