Ocupaciones o desocupaciones, por Juan Andrés Pastor

IMG_-v3z1k9

 El 23 de junio, jóvenes de Estella-Lizarra ocuparon el Hospital Viejo para convertirlo en un Gaztetxe en sustitución del que desde hace años existía en un chalet de Santa Bárbara. Los integrantes de la Gazte Asanblada informaron, a través de un comunicado, que necesitaban un nuevo espacio ya que el anterior no satisfacía sus necesidades.

Los “ocupas” se pusieron inmediatamente manos a la obra y la primera tarea fue la de proceder a la limpieza de un edificio propiedad del Gobierno de Navarra. Nunca sabremos los kilos y kilos de basura que se amontonaban en ese inmueble. Tampoco sabemos los motivos por los que el Hospital Viejo permanecía cerrado a cal y canto, siendo un ejemplo de la desidia del Gobierno Foral, pero en este caso nadie ha pedido cuentas. Ahora sí.

Hace pocos años el ejecutivo navarro, habilitó una esquina de la planta baja , en la C/ La Imprenta para ubicar una oficina de  Servicios Sociales y nada hicieron en el resto de dependencias que siguieron sufriendo numerosos episodios de vandalismo.

El Hospital Viejo, en la década de los 90 del pasado siglo, cubrió una demanda social ofreciendo pisos de acogida, mientras que en la capilla ensayaban distintos colectivos como la Banda de Música, el Taller de Teatro Kilkarrak o la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. En uno de los pisos, se registró un incendio que, afortunadamente, no tuvo más consecuencias que las materiales. Ni el ayuntamiento ni el gobierno hicieron nada por recomponer la estética del inmueble. Cerraron la puerta a cal y canto, y ojos que no ven…

Poco después a algún lumbreras se le ocurrió que allí se iba a ubicar una residencia para enfermos mentales y se clausuró todo tipo de actividad. El gobierno echó la llave y se olvidó de todo y de todos.  Hasta ahora.

Una vez que se ha procedido a la ocupación, algunas personas se echan las manos a la cabeza y exigen el cumplimiento de la legalidad y el inmediato desalojo de los jóvenes. Estos, siguen con su plan, que no es otro que convertir el espacio en un centro cívico autogestionado. Hasta la fecha ya se han reunido, en dos ocasiones y en convocatoria abierta, con los vecinos a quienes han informado de sus planes.  Quieren poner el espacio a disposición de la ciudadanía, habilitar una biblioteca, organizar charlas y actividades culturales dirigidas a todo tipo de público y ser muy respetuosos con el vecindario. Por tal motivo se comprometen a cesar toda actividad a las 23 h. En fiestas de Estella solo van a realizar dos actividades y en horario diurno. En ambos casos el Gaztetxe (yo lo veo más como centro cívico) será salida y meta de una kalejira el viernes de gigantes y de una manifestación el lunes. Y punto.

Una vecina trasladó su preocupación por el consumo de drogas y alcohol y la respuesta que dio una joven no dejó lugar a dudas:

-“Para fumar porros, beber alcohol y jugar a la Play ya están los chabisques. Nosotros queremos hacer otro tipo de cosas, más creativas y constructivas.

Los “ocupas” quieren dotar al casco viejo de un nuevo dinamismo que permita que la ciudad se sienta viva, ofreciendo espacios de colaboración, organizando actividades que mejoren la convivencia en el barrio, que permitan la comunicación entre distintos colectivos y diferentes generaciones.

El hecho de que nuestros jóvenes quieran llevar a cabo este tipo de iniciativas, al margen de la tutela de la administración, debe de ser motivo de alegría para todos. Esa iniciativa les permite expresarse, contribuir a mejorar la sociedad, se comprometen, elaboran, crecen, y lo hacen en el marco de la convivencia y el respeto.

¿Acaso no merecen recibir, por lo menos, aquello que están ofreciendo?

Es decir comprensión, colaboración, confianza y solidaridad¨.

Para el final, y trascendiendo el aspecto legal, creo que es mucho más censurable que la ocupación de espacios públicos, la desocupación que Estella-Lizarra ha sufrido en las últimas décadas. No es de recibo que los distintos gobiernos forales, ayuntamientos  y organismos varios, hayan desocupado, no solo el Hospital Viejo, las casas de los camineros, la guardería Izarra, el antiguo ayuntamiento (ahora, por fin resuelto), la estación de autobuses, la antigua sede de la Mancomunidad de Montejurra, etc, etc.

Sinceramente, prefiero ocupaciones como la del Hospital Viejo que desocupaciones como las citadas.

Ánimo chavales.

Juan Andrés Pastor

Un comentario en “Ocupaciones o desocupaciones, por Juan Andrés Pastor

  1. Personalmente me parece que hacen falta mas iniciativas sociales como ésta; la cual no busca lucrarse y por el contrario solo pretende dinamizar y crear tejido a nivel social y cultural.
    Mucho ánimo y apoyo al Gaztetxe de Estella-Lizarra!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s