Sé de los charcos, por Andrea Uña

El rincón de la poesía.

rapsoda-3

De niña me gustaba salir del área de confort que me daba el asfalto para meterme en los charcos y saltar con libertad.

Si algo quieres en la vida y dejar huella, nada mejor que meterte en los charcos, ellos se encargan de hacer el resto y así lo ha entendido mi amigo Juan Andrés Pastor y se ha metido de lleno en ellos, tanto que ha dejado parte de su alma y sus emociones en la creación de un poemario con el llamativo y atrevido titulo “SÉ DE LOS CHARCOS”.

Si nos metemos en el campo semántico, “ meterse en los charcos” es jugársela sin que merezca la pena hacerlo  o exponerse a un riesgo o un desastre potencial completamente evitable o para seguir con el mismo campo, simplemente se ha arriesgado hasta mancharse, como a el le gusta hacer y el resultado no ha podido ser mas brillante.

Juan Andrés ha sabido recoger en este por ahora su primer poemario los momentos robados a la luz, al rio Ega compañero de juegos en la infancia y en momentos actuales, a la luz de su ciudad, a esos amaneceres sin dios”, a la soledad que viene preñada de silencios, a la amistad en forma de tirabuzones y de amor sincero, de esos que aunque intenten derribar nunca lo van a conseguir porque los cimientos son fuertes como robles.

Caminamos de la mano de los versos y nos lleva  la  a casa de sus padres  que está entre Almansa y Estella,  “ese hogar que cobijó 430 km y 70 años en línea recta”.

Juan Andrés puede explicarte como se reparten las horas, o los minutos, descubrir como te hablan las puertas con sus siglos a la espalda, es capaz de llevarte a pasear un domingo y “ comer con las manos alegrías”,  te gustará cumplir años y decir tu edad aunque eso fuera el mayor secreto de tu vida. Con la magia de sus letras vuelas  y sueñas, ríes y lloras,  te ovillas en ti mismo o te sueltas con risa loca que llena la estancia.  Juan Andrés es el tejedor de sueños en forma de poemas que todas y todos quisiéramos ser.

La Memoria Histórica está presente como no podía ser menos. Vamos juntos y seguimos pisando charcos, para su recuperación y todos los abriles con su 14 “condenaran el color del lirio y de la sangre” y todos los 14 de abril “ saldrá el sol redondo como una verdad amanecida”.

Y termina el poemario con un amanecer en Estella que nos lleva al rio de la vida paralelo al de las estrellas y nos deja con sabor a más.

Yo, me enorgullezco de haber sido la persona que lo animara a recoger todos sus pensamientos, toda su lucha, toda su verdad en un poemario, cuando se escribe desde las tripas verdad y se tiene la capacidad de saber expresarlo  en forma de poesía hay que darlo a conocer y  poder disfrutar de lo bien dicho, de lo bien hecho.

Termino con las palabras de la contraportada del libro escritas por el poeta y pintor Gabriel Viñals   “No existe en la palabra poética mayor beneficio que el temblor” y tú Juan Andrés, tienes la capacidad de hacer temblar con tu poesía.

Andrea Uña

Un comentario en “Sé de los charcos, por Andrea Uña

  1. Cada. Dia me gusta mas la poesia que habita dentro de lls charcos… gracias Juan Andres Pastor por permitirme disfrutar saltando charcos.

    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s