!Atención! El robo del “abrazo” ya está en Estella.

cropped-crossoverkia.jpg

Esta mañana se ha producido en Estella un robo a una persona mayor mediante el conocido método del abrazo. Dos personas con acento extranjero, un hombre y una mujer que viajaban en un coche pequeño de color blanco, se han acercado al anciano con la intención de preguntarle por una dirección y tras mantener una breve conversación le han agradecido su amabilidad con un abrazo. En ese momento le han sustraído una cadena de oro que llevaba colgada del cuello con dos anillos que pendían de ella.

Los autores de estos hechos son hombres y mujeres de 24 a 50 años, procedentes de países del este de Europa, integrantes de un grupo criminal perfectamente organizado que trabaja en células, lo que les permite realizar sus acciones simultáneamente en varios lugares a la vez, consiguiendo de esta manera que su identificación resulte más dificultosa.

Siempre actúan con habilidad consiguiendo que el robo pase desapercibido por parte de la víctima, sobre todo en los primeros momentos, hasta que abandona el lugar.

Las víctimas por lo general son personas mayores.. Las suelen abordar cuando pasean solas por la calle .

El “modus operandi” de este tipo de delincuentes busca siempre el contacto físico con la víctima mediante un  abrazo, besos o caricias, para sustraerle con habilidad las joyas que lleva, cadena, reloj, pulsera, anillos, etc.

Suelen actuar en grupos de dos y cuatro personas, siempre de ambos sexos, normalmente por la mañana, abordando a las personas mayores que caminan solas por la vía pública para:

Suelen preguntar por farmacias o centros de salud a sus víctimas a quienes luego agradecen su atención con  un abrazo, o bien intentan colocarles en el cuello o muñeca baratijas de color dorado, momento en el que aprovechan para sustraer las joyas auténticas.

También suelen solicitar firmas y ayuda económica, para colaborar en la construcción de centros para personas sordomudas o con alguna discapacidad. Si la víctima accede se lo agradecen efusivamente con besos y abrazos, consiguiendo con ello sustraerle la cartera o las joyas que porta.

En el caso que la víctima no firme, ni aporte ayuda alguna para la falsa causa, es abrazada igualmente, aludiendo por ejemplo, al parecido físico con un familiar del delincuente o cualquier otra excusa.

Los hombres mayores suelen ser abordados por mujeres que les preguntan por algún lugar de interés, iglesias, monumentos o sitios turísticos. Una vez les facilitan la información comienzan los abrazos, besos o incluso la proposición de mantener relaciones sexuales, esta actitud genera confusión en la víctima que no se percata que la están robando.

Por todo lo anterior es aconsejable  no hacer ostentación de joyas u otros efectos de valor en la vía pública,  no hablar  con desconocidos y desconfiar de las personas que muestren un repentino interés afectivo.

abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s