CUENTOS DE NAVIDAD por José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández.

foto-montejurra-solo

En estas fechas se celebra el nacimiento de algún dios (varias culturas lo han hecho a lo largo de la historia) al abrigo, es un decir, del solsticio de invierno. En mi casa, recogiendo el variado sentir de sus habituales moradores y ascendientes, cohabitan un belén, un árbol de Navidad o del Universo, algunas otras supersticiones y mi sonrisa descreída.

Actualmente, el pistoletazo de salida de las fiestas lo da el Black Friday, que le ha arrebatado el honor a El Corte Inglés, aunque con similar devoción consumista. En unos años me veo celebrando el Día de Acción de Gracias. Comenzamos con tanta algarabía de compras, viandas y alcohol que incluso Olentzaro llega bebido a su fiesta. “Olentzaro begi-gorri, non arrapatu duk arrai ori? (Olentzaro de ojos rojos, ¿dónde has cogido esa borrachera?). Otros personajes similares, como Papá Noel o Santa Claus, supongo que acabarán de igual manera. Y así, jornada tras jornada sin parar hasta los Reyes Magos (por cierto, en algunas zonas de Navarra, incluida Estella, hasta el siglo XV se celebraba ese día El Rey de la Faba, en el que se nombraba rey por un día a un niño de entre los más necesitados. Hoy se ha recuperado tal fiesta).

Mientras compramos y rezamos, Siria sufre un Holocausto, el Mediterráneo es el nuevo muro de la vergüenza, los fanáticos descargan sus cerebros huecos en forma de balas, los mediocres detentan el poder y los hombres y mujeres de buena voluntad miramos hacia otro lado. En realidad, festejamos el triunfo de Consumo, el alma navideña del dios actual, el dios Mercado. Cantamos hipocresía.

Para mitigar, quizá, mi propio escepticismo, o para acrecentarlo, permitidme acabar con un poema que escribí para un encuentro Por la paz en el mundo, en 2014. De cualquier manera, desde cualquier ideología tolerante, desde cualquier religión o desde ninguna, vaya hoy un brindis por la paz.

CANCIÓN DE PAZ

Conocí religiones devotas del odio,

dioses enemistados por un matiz,

razas refractarias a la policromía.

Me topé con fronteras, cárceles a ambos lados,

barrotes que aíslan al hombre del hombre.

Descubrí chabolas míseras envidiando rascacielos

donde habitaba la opulencia a pocos pasos

a millones de años-luz.

De muchos ojos emanaba la mirada triste del hambre.

Habité en patrias de banderas que había que defender

de fantasmas inventados,

naciones de himnos huecos que debíamos cantar

para henchir los pechos de un orgullo falso,

tierras gobernadas por sátrapas, mercaderes y sables.

Sorprendí a un cobarde que maltrataba a una mujer.

Vi los rostros de los fabricantes del miedo:

las bombas y los agravios no venían de monstruos

sino de seres humanos.

Patrullas de muerte.

Violencia con innúmeras caras. Guerras grandes y pequeñas.

Tristes guerras,  Miguel Hernández,

triste humanidad que se habitúa a vivir en ellas,

incluso a vivir de ellas, de la muerte. Paradojas.

Supe de todo aquello…,

pero ahora “Pido la paz y la palabra” con Blas de Otero,

porque es el tiempo de ambas, y me animo a disparar versos

porque “La poesía es un arma cargada de futuro”

—gracias, Celaya—.

Supe también de un mayo en el que quedó prohibido prohibir

mientras una playa radiante crecía bajo los lastimeros adoquines,

disfruté de un abril en el que florecieron claveles rojos

en la boca negra de los fusiles

y las balas se evaporaron tornadas en polen de libertad.

Dulce Chacón soñó que Sherezade convertía las bombas en cuentos

y los lanzaba sobre Bagdad durante mil y una noches.

Metáforas.

Los portavoces del cinismo no le gastarán las palabras a Benedetti,

la muralla será abierta al corazón del amigo por Guillén.

Poetas. Palabras contra el ruido de las balas,

palabras contra el silencio de los perdedores

de todas las batallas.

Poesía,

metáfora de la paz.

José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández

Un comentario en “CUENTOS DE NAVIDAD por José Félix Sánchez-Satrústegui Fernández.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s