El para bajó en Navarra el 1,5%, subió en España el 1,2 % mientras que en Estella el descenso fue del 1, 61%.

El número de personas desempleadas registradas en las agencias del Servicio Navarro de Empleo (SNE) se situó al finalizar el mes de octubre en 38.696 personas, un nivel que no se alcanzaba desde el año 2009. En concreto, respecto al mes anterior el paro ha descendido en 586 personas (el -1,5%) y en 3.300 en el último año (el -7,86%).

Cabe recordar que desde el año 2006 el paro no disminuía en un mes de octubre. “Se ha roto la tónica de la última década en la que octubre era un mes desfavorable para el empleo”, ha señalado el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra.

Si se tiene en cuenta lo sucedido en los últimos años, los datos reflejan incrementos del desempleo en este mes con respecto al anterior. Por ejemplo, en octubre de 2015, el paro aumentó en 753 personas (un 1,83%); en 2014 creció un 1,76%; en 2013, un 1,02%; y en 2012, un 2,65% (1.316 personas más en un mes).

Como se ha indicado, los niveles actuales de paro no se alcanzaban desde 2009. La cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013, cuando la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Desde entonces la reducción ha sido del -31,5%, lo que supone un descenso de 17.828 personas paradas registradas.

El vicepresidente Laparra ha calificado estos datos como “positivos”. No obstante, ha señalado que “es preciso seguir avanzando tanto en la mayor reducción de las cifras de desempleo como, desde la perspectiva del empleo, en la generación de puestos de trabajo de mayor calidad”. Para ello, ha añadido, “el Gobierno de Navarra ha puesto en marcha el desarrollo del Plan de Empleo como herramienta fundamental para la consecución de esos fines.

Afiliación y contratación

Otro elemento positivo de los datos conocidos esta mañana es el aumento de la afiliación a la Seguridad Social, indicador que refleja la creación de empleo. Así, el número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra alcanzó en el mes de octubre las 267.357, por tanto, 2.105 más que el mes anterior y 6.756 más en un año. Estos incrementos suponen en términos porcentuales un aumento del 0,79% en un mes y un crecimiento anual del 2,59%. De esta forma, se consolida la tendencia positiva de crecimiento del empleo. Por otro lado, en el conjunto del Estado el aumento mensual es del 0,57%, mientras que el incremento anual alcanza el 3,44%.

Ocultar el resto de la noticia

Cabe recordar que la cota mínima de afiliación se alcanzó en enero de 2014 con 243.505 afiliaciones. Por tanto, si se tiene en cuenta el último dato de octubre, se ha producido un aumento de 23.852 afiliaciones, un 9,8%.

Como contrapunto del “positivo descenso del desempleo y aumento de la afiliación”, el vicepresidente Laparra ha advertido el descenso de la contratación, “hecho que lamentablemente sigue siendo habitual en los últimos años en el mes de octubre”. Esta circunstancia puede parecer un tanto contradictoria -descenso del desempleo junto un decremento de los contratos-, pero hay que tener en cuenta que no todas las personas que salen del desempleo lo hacen a través de la consecución de un contrato.

En cuanto a las cifras, el número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el Servicio Navarro de Empleo durante el mes de octubre de 2016 ha sido de 32.297. Este dato supone un descenso de 3.827 contratos respecto al mes anterior, un -10,6% de decremento mensual. Sin embargo, la valoración respecto a la contratación resulta en cierta forma ambivalente ya que en términos anuales se ha dado un aumento del número de contratos del 3,6%, lo que supone 1.110 contratos más respecto a octubre de 2015.

Otro elemento a destacar de manera positiva es que precisamente con respecto a octubre de 2015, el incremento de la contratación indefinida ha sido superior a la temporal. El número de contratos indefinidos ha aumentado anualmente un 8,3% mientras que se ha dado un aumento del 3,3% en el caso de los contratos temporales.

Estas variaciones han hecho que el peso de la contratación indefinida siga situándose aproximadamente en el 5,4% de la contratación realizada. De todas formas, conviene tener en cuenta que esta circunstancia también tiene un cierto componente estacional. Resulta habitual el aumento del peso de los contratos indefinidos después del periodo estival, periodo marcado por un mayor grado de temporalidad.

Desglose de datos del paro

Por agencias de empleo, y en términos mensuales, el paro ha disminuido el mes pasado en las de Santesteban (-3,80%), en las de Pamplona -Ensanche (-3,68%), Yamaguchi (-3,26%) y Rochapea (-2,72%)-, en la de Estella (-1,61%), Alsasua (-1,25%) y Aoiz (-0,26%). Mientras que aumenta en Lodosa (5,56%), Tudela (2,68%) y Tafalla (1,34%).

Respecto a la variación anual, en todas las oficinas se produce un descenso del paro. En Alsasua (-13,65%), en Aoiz (-13%), en Tafalla (-12,27%), en Santesteban (-10,88%), en Tudela (-9,81%), en Estella (-9,75%), en todas las de Pamplona -Yamaguchi (-9,06%), Ensanche (-6,47%) y Rochapea (-4,34%)-. Por último, en la agencia de Lodosa el desempleo desciende en un año un -3,46%.

Por sexo, el paro registrado se sitúa en 21.989 mujeres, con un descenso mensual del -2,43% (547 mujeres menos) y en 16.707 hombres, con un descenso del -0,23% (39 hombres menos). Por tanto, llama la atención el mayor descenso del número de mujeres registradas como desempleadas.

Sin embargo, si se analiza la variación anual desde la perspectiva de género se comprueba cómo efectivamente se está afianzando, tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar, una distribución más desequilibrada del desempleo: el número de hombres desempleados desciende anualmente en un -9,8%, mientras que el descenso para las mujeres es menor, un -6,3%. Actualmente, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es del 56,8% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%.

Por grupos de edad, se produce un descenso mensual de 137 jóvenes desempleados y desempleadas lo que supone un -3,37%. A su vez, las personas desempleadas de 25 a 44 años descienden en un mes un -1,63% mientras que los desempleados y desempleadas mayores de 44 años descienden un -0,93%.

De esta forma, el número de jóvenes desempleados y desempleadas son 3.925 (un 10,14% del total), las personas desempleadas de 25 a 44 años representan el 44,23% del total del desempleo (17.117) mientras que los parados y paradas de más de 44 años suponen el 45,62% (17.654).

En cuanto a la variación anual, los y las jóvenes desempleadas descienden un -2,85%, el grupo intermedio (25-44 años) es el que experimenta un mayor descenso, un -10,62%, mientras que las personas desempleadas de 45 y más años presentan un descenso anual del -6,12%.

Por nivel de estudios, siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de Secundaria; suponen el 69,9% del total (27.068), mientras que el desempleo de las personas con formación universitaria es del 10,3% del total (3.995 personas). En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios conviene significar que siete de cada diez son mujeres (un 71,2%).

Por último, por sectores económicos, es destacable que el paro haya disminuido en el último año en todos los sectores. Porcentualmente, destaca el descenso del -20,77% en Construcción (673 personas menos), seguido de Agricultura (-12,50%, 306 personas desempleadas menos en un año), Industria (-10,66% y 638 personas menos) y Servicios (-6,61% y 1.787 personas menos). Sin embargo, en un año ha aumentado el paro para quien no tenía un empleo (104 personas más, un 3,15%). Este descenso sectorial general resulta especialmente positivo ya que refuerza la tendencia observada en meses pasados en los que la disminución no sólo se circunscribe al sector de Servicios, que aglutina el 65,2% del paro.

Por subsectores económicos destacan en términos absolutos con respecto a octubre de 2015 los siguientes: En el sector primario, la agricultura y ganadería experimenta un descenso anual de 254 personas desempleadas. Dentro del sector industrial, destacan la industria de la alimentación con 154 personas desempleadas menos y la rama de fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria (115 menos). En el sector de la construcción sobresalen, la construcción especializada con un descenso anual de 365 personas desempleadas y la construcción de edificios con 279 personas desempleadas menos en un año. Por último, en el sector servicios destacan los descensos anuales en el comercio al por menor (316 personas desempleadas menos), las actividades relacionadas con la restauración (comidas y bebidas) con 250 desempleados/as menos, los servicios de alojamiento (143 menos), los servicios a edificios y jardinería (123 menos), las actividades relacionadas con el empleo (107 menos) y las actividades sanitarias (106 menos).

En contraposición, destaca el aumento del paro anual en los siguientes subsectores: fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques (66 personas desempleadas más en un año), fabricación de material y equipo eléctrico (51) y Administración Pública (45 más).

obreros.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s