El Gobierno de Navarra y la CHE se reúnen con ayuntamientos afectados para analizar los últimos episodios de inundaciones

El Ejecutivo foral anuncia un millón de euros de ayudas para infraestructuras locales; la CHE prevé invertir 10 millones en obras de emergencia

El Gobierno de Navarra y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han mantenido una reunión en Burlada con alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados por las últimas inundaciones, con el objetivo de analizar el último episodio de avenidas del pasado mes de diciembre, sus consecuencias, los daños registrados y las iniciativas y medidas puestas en marcha para la recuperación de las zonas afectadas.

Este encuentro ha servido también para reforzar vías de colaboración interinstitucional, entre el ejecutivo foral, CHE y entidades locales, en el ámbito de sus respectivas competencias.

En representación del Ejecutivo foral han participado el vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; y la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez. Por parte de la CHE ha acudido su presidenta, María Dolores Pascual, acompañada de su equipo técnico.

En cuanto a las entidades locales, estaban invitados representantes de 114 municipios afectados por las inundaciones de diciembre correspondientes a la cuenca del Ebro, además del Presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), Juan Carlos Castillo.

El vicepresidente Remírez ha valorado de manera positiva el encuentro, “convencidos de que va a ser una reunión propositiva, constructiva, de reflexiones compartidas con el objetivo de ahondar en la coordinación que ya existe entre Administraciones”. Además, el consejero ha recalcado “el trabajo preventivo a través de los planes previos de inundaciones de autoprotección, y también un trabajo reactivo, para que cuando se produzcan estas situaciones la respuesta sea lo más inmediata posible”.

Por su parte, la presidenta de la CHE, María Dolores Pascual ha señalado igualmente que “este tipo de reuniones nos dan la posibilidad de acercarnos a los problemas de las Administraciones locales, así como de forma recíproca obtener el reporte de las actuaciones, después de los episodios, creo que este tipo de reuniones que fomentan la coordinación entre las Administraciones son obligadas”.

La presidenta Pascual ha hecho referencia a la gestión colaborativa para hacer frente a este fenómeno, “la única forma de prevenir los daños y recuperarnos lo más pronto posible es trabajar de forma coordinada”, ha concluido.

Primer paquete de ayudas por 1 millón de euros

En el transcurso de la reunión, el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza ha anunciado el primer paquete de ayudas de más de un millón de euros para paliar los desperfectos ocasionados por el episodio de fuertes lluvias e inundaciones del pasado mes de diciembre.

Estas se gestionan a través del departamento de Cohesión Territorial, el cual dispuso un procedimiento de emergencia para reponer de modo inmediato, infraestructuras y dotaciones urbanas a causa de acontecimientos catastróficos dentro del Plan de Inversiones Locales (PIL). 
En concreto, se van a financiar un total de 52 actuaciones a través de esta línea de emergencias del PIL 2017-2019, cuya inversión por parte del Ejecutivo foral asciende a un total de 1.084.797,15 euros.

De esta cuantía, cabe destacar que el 70% se destinará a reparar caminos a núcleos permanentemente habitados y otro 17% a actuaciones en materia de abastecimiento de agua en alta. El resto de la suma se va a destinar a pavimentaciones con y sin redes, y para la reparación de redes locales de abastecimiento, saneamiento y pluviales.

Como obras más destacadas por cuantía, cabe señalar la reposición de la conducción en el enlace trenbide en Lesaka (109.000 euros) y el camino Oharriz – Arrazkazan en Lekaroz (107.000 euros); la restitución al Caserío de Zeruneta en Igantzi (59.000 euros), y el corte del abastecimiento principal a su paso por el río Irati en Oroz-Betelu (59.000 euros); y la reparación del muro de sostenimiento de calle del Frontón de Olaldea en Oroz-Betelu (55.000 euros).

Además, se llevará a cabo por una inversión de 44.000 euros la obra del desplome de muro en calle Patxi Arrazola en Leitza; y por una inversión de 41.000 euros cada una de ellas, la contención del talud en camino Aritzeder Auzoa en Sunbilla, y la reparación de daños en camino Laztaia en Urroz, y la reparación de daños por desprendimiento en camino vecinal de frain en Lesaka.

Por otro lado, desde la dirección general de Obras Públicas e Infraestructuras se han cuantificado los daños producidos en 110 puntos de la red de carreteras navarras por una valoración estimada de 3.500.000 euros, de los cuales 2.500.000 corresponden a las carreteras pertenecientes a la cuenca de la vertiente del Ebro.

Se tratan, en su mayoría, de daños de tipología de desbordamientos, deslizamientos de tierra, desprendimientos, hundimientos, aterramientos de obras de fábrica y drenajes, y daños en el firme, cuya reparación el Gobierno de Navarra llevará a cabo en los próximos meses.

Cultura de la autoprotección

Por su parte, el vicepresidente Remírez ha trasladado el trabajo que el Gobierno de Navarra ha realizado en la presente legislatura por impulsar la cultura de la autoprotección, trabajando en 30 planes municipales, elevando la cifra anterior de 13 a 43 en la actualidad.

A día de hoy, según el Plan Especial de Emergencias ante el riesgo de inundaciones de la Comunidad Foral de Navarra, 45 municipios deben contar con uno de estos planes municipales de inundación y 43 ya lo han implementado o se están a punto de homologar por parte de la comisión de Protección Civil de Navarra.

Asimismo, la consejera de Desarrollo y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha destacado el trabajo efectuado en el marco del LIFE Nadapta por el cual se han diseñado y puesto en marcha, a través de la Sociedad Pública GAN-NIK, los planes de emergencia ante el riesgo de inundación de 16 localidades navarras.

También, ha valorado positivamente el trabajo en el marco del proyecto LIFE Ebro Resilience, según el cual, está previsto empezar las obras este año en el meandro de El Señorío, en Castejón.

Por último, la consejera ha citado también el proyecto que el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha impulsado para actuaciones de defensa frente a las avenidas del río en Falces y con un presupuesto de 1 millón de euros financiado por los fondos REACT, Next Generation.

La CHE ejecuta acciones a través de 5 líneas de intervención

Asimismo, durante el encuentro, la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual ha explicado todas las líneas de intervención previstas en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la demarcación del Ebro (PGRI-Ebro) que buscan reducir los daños derivados de las inundaciones, así como la coordinación de todas las Administraciones.

Estas líneas se concretan en:
– Las actuaciones de emergencia más urgentes de la FASE-1 con 10 millones de euros para todas las zonas afectadas, a la que después se sumará una segunda fase de intervenciones entre otras cuestiones, de consolidación, en cerca de 500 puntos de actuación. En el caso de Navarra, se han concluido ya 21 intervenciones en los términos municipales de Buñuel, Falces, Funes, Milagro, Fustiñana, Ribaforada, Valtierra. Además, se está trabajando en los municipios de Cabanillas y Valtierra y está previsto el comienzo inminente de obras en Tudela y Arguedas.

– La estrategia Ebro Resilience para la reducción del riesgo de inundación incluida en el PGRIEbro, en las que ya se están invirtiendo en Navarra 5,4 millones de euros en actuaciones coordinadas que fomenten la protección de los núcleos urbanos, faciliten la adaptación ante el fenómeno inevitable de la inundación y mejoren el estado de las masas de agua en el tramo medio del Ebro.

– El proyecto de recuperación y reducción del riesgo de inundación en el río Arga en Funes, donde actualmente se está ejecutando la tercera y última fase y que en total supone una inversión de 12,2 millones de euros del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

– La mejora de los sistemas de previsión hidrológica a través del desarrollo de nuevos modelos probabilísticos como con los que trabaja la AEMET, así como la mejora de la red hidrológica a través de la financiación de los Fondos de Recuperación y Resiliencia de la UE con una inversión prevista de 9 millones de euros. 

– Y por último, la mejora de las herramientas para la prevención y preparación a través de la ordenación del territorio, donde se destaca la actualización de los mapas de peligrosidad y riesgo que la CHE ha desarrollado.

Participantes del encuentro

En representación del Gobierno de Navarra, han estado presentes además de los consejeros y consejera, la directora general de Interior, Amparo López; el director general de Administración Local, Jesús María Rodríguez, el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; el director general de Medio Ambiente, Pablo Muñoz; el director del Servicio de Protección Civil y Emergencias José Javier Boulandier. Además del Presidente de Gestión Ambiental de Navarra, Luis Sanz.

Por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro, han acompañado a la presidenta el Comisario de Aguas de la CHE, Carlos Arrazola y el Jefe de Área de Gestión Medioambiental, Lorenzo Polanco. Así como el presidente de la FNMC, Juan Carlos Castillo y representantes de los Ayuntamientos afectados por las inundaciones de la vertiente del Ebro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s