Seis décadas velando por el Camino de Santiago desde Estella

Seis décadas velando por el Camino de Santiago desde Estella

Nació de forma pionera para impulsar el Camino de Santiago. Lleva décadas volcada en los estudios jacobeos y en la conexión del Camino con la sociedad. Y se mantiene fiel a uno de los principios claves de su fundación: garantizar y cuidar la acogida al peregrino.

Hablamos de la asociación de Los Amigos del Camino de Santiago de Estella-Lizarra, la entidad pionera del asociacionismo jacobeo, que el próximo mes de marzo celebra sus 60 años de vida.

Para celebrarlo charlamos con su presidente Maxi Ruiz de Larramendi Ripa, un enamorado del Camino de Santiago que accedió a la presidencia tras 40 años como parte de su junta directiva. Con él recorremos estas seis décadas de la asociación de Estella-Lizarra, conversamos sobre su evolución y desvelamos algunas de las claves de su futuro.

Pionera del asociacionismo jacobeo

La Asociación de Estella-Lizarra es pionera en el mundo del asociacionismo jacobeo a nivel europeo. Se constituyó formalmente el 27 de marzo de 1962, aunque para conocer el inicio de su historia debemos remontarnos a la tarde del 29 de diciembre de 1961, cuando un grupo de amigos de Estella promovieron la asociación ‘Los Amigos del Camino de Santiago. Centro de Estudios Jacobeos’.

Constitución de la asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella-Lizarra

Fue pionera pero no fue la primera. Ese título lo ostenta la Société des Amis de Saint-Jacques de Compostelle de París. Pero, tal y como nos explica Maxi Ruiz, en su origen su función no era propiamente la de una Asociación de Amigos del Camino. Se trataba más bien de un grupo de historiadores que se dedicaban al estudio de todo lo relacionado no ya con el Camino de Santiago, sino con Santiago en sí.

“Nosotros siempre nos hemos dedicado al Camino de Santiago, a la atención al peregrino y al estudio de la cultura jacobea. Y el asociacionismo era clave para poder recuperar y fortalecer el Camino”, añade Maxi.

Recordemos que estamos hablando de inicios de los 60, una década en la que el Camino de Santiago, tras siglos de esplendor, era prácticamente un desconocido.

“El primer trabajo que hizo la Asociación fue el Plan Trienal del Camino de Santiago. Fue un trabajo enorme de documentación que se entregó al Ministerio: indicar qué era el Camino de Santiago, condiciones en las que estaba, trazado, estado de cada tramo…”, recuerda Maxi.

“Tenemos que destacar, sin lugar a dudas, que los primeros 20 años estábamos solos. El esfuerzo para hacernos escuchar fue durísimo. A partir de los años 80 empezaron a surgir más asociaciones. La unión hace la fuerza y así fue más fácil comunicar el mensaje”, añade.

Investigación y acogida al peregrino

Junto al asociacionismo, la asociación de Estella destacó por sus esfuerzos en la investigación a través del Centro de Estudios Jacobeos y la acogida al peregrino.

“Para esta Asociación era importantísimo no solo el conocer el Camino de Santiago, sino también recuperarlo y estudiarlo. Conocer la historia, los valores, el significado del Camino”, explica Maxi.

Con esta filosofía nació el Centro de Estudios Jacobeos, que a día de hoy sigue ocupando un papel destacado en la recuperación y divulgación del Camino y de la cultura que lo rodea. De hecho, todas las primeras Semanas de Estudios Medievales se dedicaron solo y exclusivamente al Camino de Santiago y en el año 63 se acuñó la frase ‘Camino de Santiago, Camino de Europa’.

A lo largo de estas décadas se han tocado diversos temas, desde la historia de Estella hasta la cultura sefardí, pero siempre con el Camino de Santiago presente. De hecho, este año se celebrará la 48 Semana de Estudios Medievales en la que se hablará de las órdenes militares en el medievo.

Acogida al peregrino en Estella-Lizarra

Pero si hay algo que tienen claro en Estella es que sin peregrinos no habría Camino de Santiago. Y por eso llevan desde los años 60 dando acogida. “Llevamos 25 años con el albergue nuevo pero a lo largo de nuestra historia hemos atendido a los peregrinos en distintos espacios: desde nuestras casas a distintos locales que nos ha ido cediendo el ayuntamiento. En alguna ocasión que no teníamos espacio los llevábamos a la policía y dormían en el calabozo, con los municipales de albergueros”, recuerda entre risas. “Lo importante era atenderlos”, concluye.

Ahora con la celebración del Año Santo Compostelano, en Estella creen que la peregrinación a Santiago volverá a números iguales o superiores a antes de la pandemia. Por eso, están trabajando en mejorar el albergue municipal (situado en la calle de La Rúa), haciéndolo más accesible y reduciendo camas para darle una mayor comodidad al peregrino.

La juventud, el futuro del Camino de Santiago

En seis décadas, la situación del Camino de Santiago ha ido cambiando notablemente. Sobre todo desde la popularización de la Ruta y su utilización como un reclamo turístico más.

Desde la asociación tratan de adaptarse. Maxi Ruiz lo explica así: “Estamos intentando explicar al mundo político que el Camino no solo es un producto turístico sino que también tiene una parte importantísima de espiritualidad y de religión”.

De hecho, una de las mayores preocupaciones que existen en la asociación de Estella-Lizarra es la proliferación de Caminos. “Sabemos que todo el mundo iba a Santiago desde su casa. Pero el único documentado desde el medievo, el único del que se han cambiado trazados y creado ciudades para que el peregrino tuviese una ruta segura es el Camino Francés”, indica.

“Esta asociación está muy involucrada en la acogida al peregrino. Para nosotros es muy importante que el peregrino que pase por Estella se vaya muy contento de cómo se le ha tratado en esta ciudad. Por eso es necesario que los políticos se paren a pensar y vean que el Camino no es solo turismo, sino algo más”, añade.

Pero si algo tienen claro en Estella es que el futuro del Camino de Santiago está en la juventud. Y por eso desde hace 17 años se trata de involucrar a los más pequeños en el Camino. De hecho, una de sus actividades más destacadas es recorrer un tramo del Camino junto a escolares, que se empapan de la Ruta pero también de su historia y su cultura a través de las explicaciones que les proporcionan los miembros de la asociación.

Programa de actividades por el 60º aniversario

Sesenta años de vida merece una celebración especial. Y por eso desde la Asociación de Estella están preparando una programación más extensa de lo habitual, con actividades todos los meses.

Salidas al Camino de Santiago de la asociación de Estella

Además de las salidas habituales al Camino de Santiago, el próximo mes de marzo conmemorarán este 60º aniversario, animando a la sociedad de Estella a vivir el Camino. Así, durante toda la semana, se realizarán marchas explicativas con niños de Primaria, institutos, jubilados y todo el que así lo desee y habrá sesiones de cine.

En el mes de mayo se celebrarán las Jornadas sobre el Camino de Santiago y en julio la ya mencionada Semana Internacional de Estudios Medievales, que este año celebra su 48ª edición.

Tras el verano, la programación seguirá siendo intensa con la celebración en septiembre de la 53ª Semana de Música Antigua, en octubre las 20 jornadas del Patrimonio y en noviembre la 29ª Semana de Estudios Sefardíes.

Para finalizar el año, la intención de la asociación es presentar el libro Una Asociación Pionera 1962-2022 y la revista Ruta Jacobea.

Maxi Ruiz, el último presidente de la asociación

Maxi Ruiz es el actual presidente de la asociación de Estella-Lizarra. Accedió al cargo en 2020 tras cuarenta años involucrado en su junta directiva.

Recibe el legado de grandes nombres que estuvieron al frente de la asociación como Francisco Beruete, que se mantuvo 31 años en el cargo, desde su fundación hasta el 93.

Su fascinación por el Camino empezó de muy joven, allá por los 70. “Desde siempre me llamó la atención los pocos peregrinos que pasaban por Estella. Me parecía increíble que vinieran de tan lejos para ir a la tumba de Santiago, así que me empecé a interesar por ello”, nos explica.

Después, Beruete le metió el gusanillo de atender a los peregrinos y, desde el año 1980, con tan solo 24 años entró en la asociación. “Desde entonces atiendo a los peregrinos y participé en las diferentes juntas directivas: con Francisco Beruete hasta el 93, con Antonio Roa del 93 al 99 y con Javier Caamaño del 99 al 2020.

Confiesa que para él es un “orgullo” poder ser presidente de la Asociación del Camino más antigua de España y la segunda del mundo y tiene muy claro cómo le gustaría que le recordasen: “Que nos recuerden por el trabajo que durante tantos años hemos hecho por la atención al peregrino y al Camino de Santiago”. Que así sea.

https://www.elcaminoconcorreos.com/es/blog/seis-decadas-velando-por-el-camino-de-santiago-desde-estella

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s