El Circuito de Los Arcos, generó en 2020 un déficit de 1,7 millones de €

FECHA PUBLICACIÓN 14/01/2022

Descargar informe completo en archivo PDF

La Cámara de Comptos ha remitido al Parlamento un informe de fiscalización sobre los procesos de arrendamiento del Circuito de Navarra de 2014 y 2019. El trabajo responde a una petición del Parlamento de Navarra a instancias del grupo EH Bildu.

Se trata del segundo informe de la Cámara de Comptos sobre el Circuito de Navarra. En el primero, publicado en 2010, la institución fue crítica con la actuación del Gobierno de Navarra en esta operación realizada a través de la empresa pública SPRIN. Aquel informe señaló que no había ningún documento que explicara la decisión de participar en el proyecto, impulsado por un inversor privado. También constató la falta de definición del mismo, como lo prueban los cambios en la dimensión de la infraestructura.

El informe sobre el arrendamiento recuerda que el circuito se inauguró en 2010, con un coste de 55 millones. Su gestión quedó en manos de la sociedad pública Circuito de los Arcos, que en 2011 pasó a denominarse Navarra Deporte y Ocio. Actualmente el circuito pertenece a la sociedad pública NICDO.

Hasta 2013 la gestión por parte de la sociedad pública había originado un déficit de cinco millones. A la vista de esa situación, la sociedad decidió arrendar la infraestructura. Lo hizo en febrero de 2014 a la empresa Los Arcos Motosport para un periodo de cuatro años.

Se estableció una renta de 150.000 euros para el primer año, 250.000 para el segundo y 300.000 para los dos últimos. La ejecución del contrato se controló a través de dos comisiones formadas por representantes de NICDO y de la empresa arrendataria. En esa labor de control se pusieron de manifiesto incumplimientos del contrato, sobre todo en lo referido al mantenimiento de la infraestructura.

En 2018, ante el fin del contrato, las dos partes decidieron prorrogarlo un año y en 2019 se volvió a arrendar el circuito a la misma empresa para el periodo 2020-2024. El contrato exigía a la empresa 500.000 euros de fondos propios. Ante la imposibilidad de cumplir esa exigencia, en noviembre de 2019 la empresa pidió la resolución del contrato y la sociedad público la aceptó.

Los incumplimientos de pagos y de otras obligaciones por parte de la empresa, principalmente referidas a mantenimiento, hizo que NICDO ejecutara el aval que había entregado la empresa, recuperando de esa manera 720.000 euros.

Desde 2020, NICDO gestiona directamente el circuito. Ese año el gastó sumó 2,4 millones y los ingresos 680.000 euros, con una plantilla de nueve empleados. Lógicamente la pandemia ha incidido negativamente en ese resultado económico.

El informe concluye que la sociedad pública NICDO ha gestionado los procedimientos de arrendamiento del Circuito de Navarra de manera razonable, actuando en defensa del interés público a través de las comisiones de seguimiento y control, ejecutando el aval por las obligaciones desatendidas por parte de la empresa y asegurando la actividad de la infraestructura.

El informe concluye con dos recomendaciones. Por un lado, que se analice cual es la alternativa de gestión más económica y eficaz cuando se recupere el ritmo de actividad habitual del circuito. También pide que la realización de este tipo de inversiones se base siempre en análisis rigurosos y exhaustivos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s