Detenidos por falsificar partes de bajas laborales

Salud confirma la imposibilidad de que los documentos manipulados puedan llegar a ser validados en algún momento de la tramitación.

La Policía Foral ha detenido recientemente a dos personas, y está investigando a otras diez, por un delito de falsificación de documento público cometido sobre bajas laborales. Las pesquisas, realizadas por agentes de la Brigada de Judicial Norte, han contado con la colaboración del ISPLN (Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra), que detectó en el proceso ordinario de emisión y gestión de bajas la posible presencia de documentos falsificados y comunicó los hechos a la Policía Foral, al ser constitutivos de infracción penal. En el último año, han sido más de 25 los partes de baja potencialmente fraudulentos detectados.

Por lo que al procedimiento habitual de tramitación se refiere, las bajas y altas de las personas trabajadoras son comunicadas de forma telemática desde el ISPLN al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social). Esta gestión permite a las empresas agilizar los trámites administrativos con el INSS cuando una persona de su plantilla se encuentra de baja laboral. Este trámite de comunicación previa de las bajas por parte el ISPLN, impide, además, que la posterior presentación de documentos falsos pueda llegar a ser validada en algún momento de la tramitación.

En el caso de los últimos partes médicos de baja falsificados detectados, el fraude comenzó cuando dos trabajadores presentaron los partes en sus respectivas empresas, que los tramitaron a la Seguridad Social para gestionar el pago de la baja y las correspondientes cotizaciones. Sin embargo, al no haberse recibido en el INSS la comunicación previa por parte del ISPLN, se alertó al Departamento de Salud por posible falsedad de las bajas, confirmándose que dichos partes no habían sido emitidos por su personal facultativo.

Las investigaciones continuaron cuando policías forales tomaron manifestación a un médico de un centro de salud de Pamplona para corroborar si había emitido o no las bajas laborales de esos dos trabajadores en concreto. Tras negarlo, se procedió a peritar un documento en formato pdf que en su análisis pudo sospecharse que estaba manipulado mediante edición informática. Los agentes adscritos a policía judicial también contactaron con responsables de la empresa implicada para informarles de los hechos y ofrecerles la posibilidad de emprender acciones legales contra sus trabajadores.

A partir de ahí se identificó y detuvo a los autores, instruyéndose el correspondiente atestado policial para remisión al juzgado de guardia y fiscalía. La investigación continúa abierta, ya que el ISPLN ha detectado al menos otros 25 casos con bajas falsificadas de personas que también van a ser imputadas. Se recuerda finalmente que el artículo 392.1 del Código Penal establece que “el particular que cometiere en documento público, oficial o mercantil, alguna de las falsedades descritas (…) será castigado con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s