¿Habrá GP Miguel Induráin el año que viene?

La clásica navarra por excelencia, organizada por el Club Ciclista Estella y que este año cuenta con un presupuesto de 190.000 euros, tendrá lugar este sábado. El presidente de la entidad, Miguel Ángel García, se muestra orgulloso ante el estreno de la carrera en la categoría UCI Pro Series y profundiza sobre el trabajo realizado para conseguir patrocinadores y el impacto económico de la competición. Pero, al mismo tiempo, teme por la edición de 2022. “Este año, conservamos los patrocinadores y eso es muy importante. El verdadero problema lo tendremos el año que viene. ¿Sabe alguien cómo va a estar la economía entonces?”, comenta.

La edición de este año cuenta con un presupuesto de 190.000 euros

El Gran Premio Miguel Induráin vuelve el próximo sábado, 3 de abril, tras suspenderse la edición del año pasado por el coronavirus. Un total de diecinueve equipos, entre ellos  Movistar Team, Caja Rural y Kern Pharma como representantes navarros, tratarán de dar brillo a esta carrera que cada vez adquiere más protagonismo en el ciclismo profesional.

Será la primera ocasión en que se dispute dentro de la categoría UCI Pro Series, la segunda división del ciclismo. De hecho, a nivel nacional solo el Gran Premio Miguel Induráin y la Clásica de Almería se engloban dentro de este escalón. Una tarjeta de presentación envidiable que sólo es superada en España por la Clásica de San Sebastián, que está un escalón por encima. Concretamente, dentro del UCI World Tour.

Para que el Gran Premio Miguel Induráin sea considerado como UCI Pro Series, la Unión Ciclista Internacional (UCI)  hace una valoración de presupuesto, trayectoria anterior, nivel organizativo, repercusión en medios de comunicación y televisión en directo.

Este ascenso es fruto del trabajo realizado por la organización y, especialmente, por el presidente del Club Ciclista EstellaMiguel Ángel García. “El año pasado fue atípico porque tuvimos que suspender la carrera por el Covid-19 y no pudimos estrenarnos en la categoría. Pero normalmente, una vez terminada la carrera, a los dos meses estamos ya trabajando en la edición del próximo año”, destaca.

PATROCINADORES

Durante los meses de agosto y septiembre, la organización se suele inscribir la carrera en la Unión Ciclista Internacional (UCI). Es en ese momento cuando comienza un trabajo importante de planificación del recorrido, pero también de búsqueda de patrocinadores. García Mitxelena asegura que “no es una tarea fácil la esponsorización de la carrera”, pero cree que “lo más importante es que a las empresas les guste el ciclismo y sean conscientes de la repercusión que va a tener su marca en los medios de comunicación”. Eso sí, “sin olvidarnos de la importante desgravación fiscal que existe en Navarra en el tema de patrocinios”.

“Lo más importante es que este año vamos a poder celebrar el Gran Premio Miguel Induráin. Suspenderlo por segundo año consecutivo hubiese sido terrible”.

Lo cierto es que la pandemia ha supuesto un frenazo inoportuno al trabajo que se venía realizando en los últimos años: “Estábamos mejorando, íbamos en una muy buena línea y esto supone un bajón importante”, que se notará principalmente en el futuro. Porque las empresas patrocinadoras de la edición suspendida en 2020 se mantienen este año. “Conservamos los patrocinadores y eso es muy importante. Esa confianza es clave para afianzarnos. El verdadero problema lo tendremos el año que viene”, comenta García Mitxelena. Es en ese punto donde el presidente del equipo estellés muestra su preocupación. Tras un largo silencio, prosigue con su argumentación: “¿Sabe alguien cómo va a estar la economía el año que viene?”

LA EDICIÓN DE ESTE AÑO

Los protocolos antiCovid-19 obligarán a presenciar una carrera atípica, con mucho menos público del habitual y manteniendo la distancia de seguridad entre espectadores. Aun así, García Mitxelena se muestra satisfecho: “Lo más importante es que vamos a poder celebrar el Gran Premio Miguel Induráin. Suspenderlo por segundo año consecutivo hubiese sido terrible. Nos adecuaremos a las normativas de Salud y la UCI, con menos gente en la salida y en la meta, pero trataremos de disfrutar al máximo”.

La carrera cuenta con un presupuesto que ronda los 190.000 euros y que no ha variado respecto a 2020. De esta cantidad, 55.000 euros proceden del Gobierno de Navarra y 47.000 del Ayuntamiento de Estella. Un dinero al que se suman los ingresos por patrocinios privados y aportaciones de ayuntamientos como los de Puente la Reina o Arróniz. En total, una veintena de patrocinadores y colaboradores, entre los que se encuentran el propio Kern Pharma o Caja Rural. “Nos gustaría que entrasen más ayuntamientos, pero no podemos pedirles más esfuerzos en una situación como esta”, recalca García Mitxelena.

“La repercusión que tiene Estella a nivel nacional e internacional, gracias a esta prueba, es muy grande. Son muchas las personas que nos visitan, que se quedan a comer o a dormir aquí”.

Antes de la pandemia, este evento suponía un espaldarazo económico importante para Estella. La imagen de los bares llenos en el paseo de la Inmaculada o la plaza de los Fueros de años anteriores contrasta hoy en día con la situación que atraviesa la hostelería. Una oportunidad perdida y que, en condiciones normales, sería una gran fuente de ingresos para los negocios locales: “La repercusión que tiene Estella a nivel nacional e internacional, gracias a esta prueba, es muy grande. Son muchas las personas que nos visitan, que se quedan a comer o a dormir aquí durante ese fin de semana. Quitando a Osasuna, es lo más importante que tiene Navarra a nivel deportivo”.

Y no solo eso. El hecho de que la competición lleve el nombre del pentacampeón del Tour, en lugar del antiguo Trofeo Comunidad Foral de Navarra, supone un plus para la marca. “Creo que la figura de Miguel Induráin se valora más fuera de Navarra que aquí, donde parece que estamos más acostumbrados a verle. Es una persona muy apreciada por todos y, como embajador, no puede ser mejor”, valora.

García Mitxelena ha sido presidente del Club Ciclista Estella en dos etapas, de 1994 a 1998 y desde 2018 hasta ahora. Tiempo suficiente para valorar la evolución en la carrera. “Todo ha cambiado muchísimo en estos años. A nivel mediático no tiene nada que ver. También internet ha revolucionado la organización y las inscripciones de los equipos”, resalta.

Repercusión mediática que, un año más, contará con la retransmisión en directo de la carrera por parte de EITB y Eurosport. “La televisión es fundamental para que la carrera llegue al aficionado y es una oportunidad única para que las marcas de los patrocinadores tengan una repercusión mundial”, remata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s