LA POLICÍA FORAL INSTRUYE 44 ATESTADOS POR DELITOS CONTRA LA SEGURIDADVIAL EN EL MES DE SEPTIEMBRE

. Tres personas fueron detenidas y 41 investigadas por diferentes delitos.

Agentes de la Policía Foral, adscritos a las diferentes comisarías territoriales, han detenido en el mes de septiembre a tres personas e investiga a otras 41 como presuntas autoras de distintos delitos contra la seguridad del tráfico. En el mismo mes del año pasado se detuvo a una persona y se investigaron a 38, lo que implica un aumento del 200% y del 7,89% respectivamente. Como en meses anteriores el mayor número de intervenciones se han realizado en localidades de la Merindad de Pamplona (26).

Ocho en la Zona Media, seis en la zona de la Ribera y cuatro en la Zona Norte. En cuanto a los tipos de infracciones, 22 fueron por alcoholemias y 11 por conducir con pérdida de vigencia en el permiso, nueve por carecer de puntos y dos por tener retirado cautelarmente el permiso por decisión judicial. En siete ocasiones fueron por conducir sin haber obtenido nunca la autorización, en tres por negativa a realizar las pruebas establecidas para la detección de alcohol y una por superando los límites de velocidad establecidos.

Un agente con un etilómetro indiciario en un control de alcoholemia (archivo) En Milagro y Egüés se investiga a dos conductores por la comisión de dos delitos cada uno. El primero por conducción con una tasa de alcohol delictiva (1,03mg/l) y por conducción temeraria y el segundo por circular con una tasa de alcohol en aire espirado superior a la legalmente establecida y hacerlo con una sentencia judicial en vigor que le privaba del derecho a conducir. Además, un vecino de Burlada de 22 años fue sorprendido dos días seguidos en Huarte y Pamplona, conduciendo con el permiso retirado por carencia de puntos y en Villatuerta un menor de edad fue sorprendido conduciendo un vehículo.

También se investiga al padre y a un amigo del menor como presuntos autores de un delito de colaboración necesaria. Finalmente, un vecino de Orkoien de 45 años, es investigado como posible autor de un delito contra la seguridad del tráfico al acudir al recinto de Refena a realizar una prueba PCR influenciado por la ingesta de alcohol. El enfermero que lo atendió en primera instancia avisó a los agentes que se encuentran diariamente en el recinto. Estos solicitaron la presencia de una patrulla de seguridad vial para realizar las pruebas, en las que arrojó una tasa de 0,95 mg/l.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s